El debate sobre los refugiados

Orbán expone ante Rajoy su tesis contra los refugiados: “Nuestro objetivo no debe ser darles una vida europea”

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, saluda a la canciller alemana, Angela Merkel, durante el Congreso del Partido Popular Europeo.

"Tenemos que ser fuertes. Tenemos que proteger nuestras fronteras". El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, viajó este jueves a España con su discurso xenófobo bajo el brazo. Y pese a lo duro de sus palabras contra los refugiados fue aplaudido al subir y al bajar del escenario durante su turno de palabra en el congreso que el Partido Popular Europeo celebra esta semana en Madrid. Entre su auditorio estaba el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, cuyo equipo ha concebido estas jornadas como un reconocimiento a su liderazgo a menos de dos meses para las elecciones generales. El propio Orban respaldó la forma en el que el Ejecutivo ha hecho frente a este "desafío".

Nada más arrancar su discurso tras dar la enhorabuena a Rajoy y a los organizadores de este congreso, el primer ministro húngaro se mostró convencido de que "la inmigración", el debate al respecto, "afectará" al futuro de la familia política conservadora europea. Y no se anduvo por las ramas: "La crisis migratoria podrá desestabilizar gobiernos de todo el continente europeo". 

Su tesis es que el objetivo "no debe ser proporcionarles [a los inmigrantes] una vida europea", "una vida mejor". "Tenemos que enviarles de vuelta a sus países de origen", subrayó.

Contra la izquierda europea

A su juicio, los partidos de la familia política del PPE deben ser valientes, "dejar a un lado lo políticamente correcto" y debatir sobre el tema. Sobre todo, ante las presiones de la izquierda europea.

"No podemos ignorar que la izquierda europea tiene una idea muy clara: apoyan la inmigración", sostuvo acusándoles de querer "importar futuros votantes". Y continuó: "Tienen un sueño. Una sociedad sin creencias, sin fronteras, sin naciones".

"Somos el PP Europeo. Nuestro comportamiento no debe ser impuesto por la opinión de nuestro rivalesSomos un partido fuerte y grande. Cuanto mayor sea el ataque mayor debe ser el contrataque".

Antecedentes

No es la primera vez que Orbán despliega su discurso xenófobo

"La realidad es que Europa está amenazada por el flujo masivo de personas, muchas decenas de millones de personas podrían venir a Europa [...] Ahora hablamos de cientos de miles pero el año que viene hablaremos sobre millones y esto no tiene fin", advirtió a principios de septiembre, en plena crisis de los refugiados.

"De repente, veremos que somos una minoría en nuestro propio continente", auguró en declaraciones a una radio local, instando a Europa a "mostrar fuerza protegiendo nuestras fronteras".

Durante una visita a Bruselas para reunirse con los máximos responsables de la UE, Orban sostuvo que la crisis de refugiados actual es un "problema" de Alemania, puesto que la gran mayoría de los que llegan quieren ir a este país. Asimismo, recomendó a los que parten de Turquía que se queden en este país puesto que es "un país seguro".Este jueves, la canciller alemana, Angela Merkel, también estaba entre el auditorio.

Hungría se ha convertido en la principal puerta de entrada al espacio Schengen de los miles de inmigrantes y solicitantes de asilo que están llegando en las últimas semanas a Grecia tras cruzar de Turquía. Desde Grecia, cruzan Macedonia y Serbia hasta llegar a Hungría, desde donde tratan de seguir su camino hacia otros países, principalmente Alemania.

Viktor Orban, primer ministro húngaro: “A los refugiados les pediremos su solicitud en Serbia”

Viktor Orban, primer ministro húngaro: “A los refugiados les pediremos su solicitud en Serbia”

Más sobre este tema
stats