Primarias del PSOE

Pedro Sánchez critica que "compañeros" del PSOE usen el "discurso del miedo" y pide una primarias "limpias"

infoLibre

El candidato a la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, criticó que "algunos compañeros" utilicen "el discurso del miedo", que es "el discurso de la derecha", y pidió unas primarias "limpias, libres de descalificaciones y difamaciones", según Europa Press.

"Algo no va bien en esta organización cuando el que cumple la palabra dada tiene que dimitir, y quien difama se aferra al cargo", dijo Pedro Sánchez entre aplausos en el acto que protagonizó este sábado en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria en Santander, donde estuvo arropado por cerca de un millar de personas.

Pedro Sánchez dijo que "no le extraña que la derecha utilice el discurso del miedo", lo que le "preocupa" es que lo utilicen "algunos compañeros del PSOE", algo que a su entender hacen cuando le achacan que va a "romper el partido". Frente a ese "discurso del miedo", Sánchez dijo que su candidatura representa el discurso de "la ilusión y la coherencia".

El exsecretario general reiteró que su candidatura es la de la militancia porque reivindica un PSOE "a la izquierda, coherente y participativo" en el que el voto de cada afiliado valga lo mismo y en el que sea la militancia quien ponga o quite al secretario general. Además, aseguró que si gana las primarias del 21 de mayo, impondrá la consulta obligatoria a los militantes de los acuerdos postelectorales.

"Después del 21 de mayo, de mí solo vais a escuchar una palabra, lealtad con el resultado", dijo Pedro Sánchez después de confiar en que las primarias supongan "un cambio al futuro y no un ejercicio de nostalgia", y que sean "el kilómetro cero del cambio social y económico que España necesita".

Pedro Sánchez añadió que el PSOE "se juega mucho" en estas primarias. "Tenemos la enorme responsabilidad de decidir en una encrucijada en la que solo hay dos opciones; la nuestra, la de un PSOE de izquierda, coherente, creíble y autónomo que cumple la palabra dada, y aquel que defendió la abstención a Mariano Rajoy".

Aunque haya más candidatos, a su entender solo hay dos opciones, "elegir entre el PSOE del siglo XXI o el que fue en el siglo XX; el que de verdad sea la alternativa a Mariano Rajoy o el PSOE de la abstención". Al respecto, Pedro Sánchez garantizó que si cuenta con el respaldo mayoritario en las primarias, el PSOE no estará "ni al lado, ni debajo" sino "en frente" del PP.

"El PSOE volverá a ser un partido ganador cuando sea un partido unido" a sus militantes y a su ideario, "unidos al PP no seremos un partido ganador", insistió. Añadió que el día después de las primarias, "lo que va a ocurrir es lo que tiene que ocurrir, todos detrás del secretario general para derrotar a la derecha y superar sus políticas".

Con motivo del desarme definitivo de ETA, Pedro Sánchez dijo que es importante revindicar que "la democracia derrotó al terror, y con ello cumplimos con el deber de que las generaciones futuras tengan un país en paz y libertad".

Por otro lado, Pedro Sánchez apostó por incorporar nuevos ideales al discurso del PSOE, y citó el feminismo, el federalismo y el ecologismo. También reivindicó la defensa de un estado laico, un debate "serio" sobre la eutanasia, poner fin a la guerra civil en seria y cumplir los compromisos europeos de acogida de refugiados.

Además, dijo que el PSOE tiene que volver a ser una organización referente para los jóvenes, y tiene que apostar por regenerar la vida democrática, abrir las instituciones y acabar con las puertas giratorias. "Nunca habrá regeneración democrática mientras siga gobernando el partido de la corrupción eterna, el partido de Rajoy, el amigo de Bárcenas", dijo.

Valdecilla 

Asimismo, se comprometió a reformar la Constitución para que la sanidad sea un derecho fundamental y reivindicó "las partidas necesarias" para el Hospital Marqués de Valdecilla, tras su eliminación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017.

Esta fue una de las pocas alusiones a Cantabria en un discurso de algo más de media hora de duración, en el que Pedro Sánchez estuvo precedido por el secretario general del PSOE en Santander y coordinador de su campaña en Cantabria, Pedro Casares.

Previamente tomaron la palabra una estudiante de Juventudes Socialistas, una profesora de la Universidad de Cantabria, una concejala de Laredo y Libertad, una mujer de 80 años que sufrió la Guerra Civil, tuvo que exiliarse y a los 72 años obtuvo el título de Secundaria Obligatoria. Militantes socialistas las cuatro, todas ellas criticaron la decisión del PSOE de dejar gobernar al PP.

"Gracias por no haberme engañado y por devolverme la ilusión", dijo Libertad a Pedro Sánchez, añadiendo que "ha sido un invierno muy duro, oscuro y frío, pero los inviernos se acaban y a mis 80 años sigo creyendo en la primavera". "A partir de mayo nuestro partido volverá a ser nuestro, porque somos más, muchos más, y además somos mejores", dijo.

Al acto acudieron la secretaria general del PSOE y vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, los alcaldes de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero; Camargo, Esther Bolado; Colindres, Javier Incera; y Santa Cruz de Bezana, Pablo Zuloaga, entre otros, así como varios directores generales del área socialista del Gobierno.

Sánchez sostiene que el PSOE se juega volver a ser la primera fuerza o convertirse en la tercera con Susana Díaz

Más sobre este tema
stats