Listas electorales

Pedro Sánchez intenta frenar las presiones para que Madina mejore su puesto en la lista del PSOE

Cargos del PSOE se movilizan para que Madina ocupe en las listas un puesto que garantice lograr escaño

Ibon Uría

Las listas del PSOE para las elecciones del 26 de junio siguen agitando al partido. Si este jueves renunciaron a repetir Irene Lozano –número cuatro por Madrid en diciembre– y Carme Chacón –candidata por Barcelona el 20-D–, este viernes se multiplicaron los pronunciamientos de dirigentes socialistas que reclaman un puesto de salida para el vasco Eduardo Madina o, lo que es lo mismo, que vaya en un lugar que le garantice obtener un escaño. Se complica así el plan de la dirección federal, que quería repetir las planchas electorales y hacer unicamente retoques mínimos por "circunstancias sobrevenidas".

Pese a ello Pedro Sánchez insiste: "Eduardo Madina seguirá en las listas como número siete por Madrid", afirmó este viernes a última hora en una entrevista en Antena 3, en un claro intento de poner fin a las presiones en favor de Madina. El secretario general de los socialistas argumentó que se va a "mejorar el resultado" en esa circunscripción y que, por tanto, el vasco obtendrá un escaño en la próxima legislatura. Y no sólo él, "sino también otros compañeros diputados que se quedaron a las puertas y que desgraciadamente no lo pudieron ser el 20 de diciembre", dijo el líder del PSOE. Fuentes de la dirección del partido insisten en que Madina no subirá puestos en las listas.

Madina fue de siete por Madrid en las pasadas generales y se quedó fuera del Congreso. Los socialistas se derrumbaron en esa circunscripción hasta la cuarta posición y sólo lograron seis actas, mínimo histórico del partido. Esa es la circunstancia que quieren evitar, de cara a la convocatoria junio, tanto dirigentes territoriales como sectores de la militancia, de forma que incluso se ha lanzado una campaña de recogida de firmas para pedir un mejor puesto para el político bilbaíno en la lista del PSOE.

Presiones de Andalucía

La presidenta andaluza, Susana Díaz, salió en defensa de Madina por segundo día consecutivo. Este jueves afirmó que los socialistas "no pueden prescindir del talento humano y de la capacidad" del político vasco, pues "es un lujo tenerlo entre los tuyos y una garantía", añadió. Este viernes concretó: está dispuesta a "ayudar" y "colaborar" para que no se quede fuera del Congreso. "No existen muchas personas que gocen del reconocimiento interno y externo de Eduardo", al que "se le quiere dentro del PSOE pero igual o más, fuera", sostuvo en una entrevista en radiocable.com

También el portavoz del PSOE de Andalucía en el parlamento regional, Mario Jiménez, aseguró este viernes que Madina "tiene que formar parte de las listas y que tiene que hacerlo en un puesto que garantice que su experiencia, su conocimiento, su contribución y su conciencia estén al servicio de España y del PSOE". "No es un militante del PSOE al uso, pues es símbolo de lucha contra la violencia, de compromiso personal y de un compromiso ético muy importante", añadió, de modo que su aportación desde el Congreso "puede ser muy positiva para España y PSOE".

Más apoyos

No fueron las únicas declaraciones en este sentido. Dos personas de la confianza de Pedro Sánchez también defendieron en público a Madina. Una fue Meritxell Batet, secretaria de Estudios y Programas y que este viernes confirmó que está dispuesta a ser candidata del PSC por Barcelona en junio. "Comparto con Susana Díaz que Madina es un valor pasa los socialistas por su trayectoria. Mi admiración [hacia él] es absoluta", señaló. El otro fue el portavoz en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, para quien es "razonable que se hagan todos los esfuerzos para que [Madina] esté en el Parlamento".

Aunque Sánchez mantiene que su idea es que Madina repita como siete por Madrid –es un puesto muy "digno", comentó el líder del PSOE el jueves–, en el partido dan por hecho que en las próximas horas habrá más pronunciamientos para reclamar una posición más destacada para el dirigente vasco. Entre los nombres de barones y dirigentes destacadas que se espera que den un paso al frente está el del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que apostó por Madina cuando peleó por la Secretaría General y que mantiene con él una muy buena relación, según fuentes consultadas por infoLibre.

Un encaje complicado

Pero, ¿qué alternativas tiene Eduardo Madina para lograr un puesto de salida? La primera opción pasa por repetir en la plancha por Madrid. Las listas del partido tienen formato cremallera, de modo que debe ocupar un lugar impar. El uno es Sánchez, y en diciembre los asientos tres y cinco fueron para el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando –que tiene seguro repetir en ese puesto–, y Rafael Simancas, un hombre de la máxima confianza de Sánchez en Madrid y muy implicado en su equipo de estrategia electoral. Desplazarlo a un puesto de futuro incierto, como el séptimo, podría provocar tensiones, afirman varios cargos a este diario.

Segunda opción: poner rumbo al sur y presentarse como cabeza de lista por alguna de las ocho circunscripciones andaluzas. A nadie se le escapa la buena relación que existe entre la líder andaluza Susana Díaz y Madina, que podría convertirse en cunero. Pero todas las fuentes consideran que esta vía cuenta con "muchas menos posibilidades". Un dirigente muy próximo a Díaz señala a este diario: "En Andalucía no vamos a cambiar las listas porque ganamos las elecciones". Al tiempo, admite que "en Madrid parece que el siete no va a entrar", de modo que Madina debería ocupar un puesto más avanzado.

Fuentes del partido explican a infoLibre que, desde la perspectiva de Susana Díaz, presionar para que el vasco ocupe un puesto mejor en la lista de Madrid tiene ventajas sea cual sea el desenlace. Si surten efecto sus palabras y Madina avanza al número cinco, habrá colocado a alguien con quien se entiende desde el minuto uno de la nueva legislatura en el Congreso y, quizá, habrá debilitado la relación entre Sánchez y Simancas. Y si finalmente repitiera como número siete, el secretario general deberá asumir el coste de esa decisión, que muy probablemente dejaría a una persona querida en el PSOE fuera de la Cámara baja.

La última opción sería concurrir por una circunscripción vasca. Pero esa es una opción incluso menos probable que la vía andaluza. Los motivos son varios: sus relaciones con la actual dirección del PSE son débiles, ya rechazó esa opción de cara al 20-D, cuando se barajó que podría concurrir por Araba y él se negó, y no hay más opciones, porque los cabeza de cartel por Bizkaia y Gipuzkoa serán el exlehendakari y presidente del Congreso Patxi López y el exalcalde de Donostia Odón Elorza.

Calendario orgánico

La polémica sobre el puesto de Madina se colará a buen seguro, aunque no está en el orden del día, en la reunión del Comité Federal socialista de este sábado. La dirección federal someterá al juicio del máximo órgano del PSOE entre congresos su propuesta de calendario para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno en las elecciones de junio. Toda vez que la andaluza Susana Díaz ha decidido no dar el paso adelante Sánchez tiene garantizado repetir como cabeza de cartel, pero aún así se han diseñado unas primarias exprés que, al menos en el plano teórico, dejan abierta la puerta a otros hipotéticos competidores.

En la práctica todos en el PSOE dan por hecho que sólo el secretario general logrará los casi 9.500 avales necesarios y que cualquier rival se estrellará en esa primera fase de recogida de apoyos, de modo que no llegará a haber votación y Sánchez repetirá como cabeza de cartel. Las restantes candidaturas, que la dirección quiere modificar mínimamente, tampoco se votarán este sábado: las ejecutivas autonómicas disponen aún de casi dos semanas para proponer los cambios que consideren oportunos. Después la comisión federal de listas emitirá un dictamen entre los días 13 y 15 de mayo, y el Comité Federal las ratificará ese mismo fin de semana.

Las renuncias de Chacón y Lozano obligan a Sánchez a reconstruir la candidatura socialista por Madrid

Las renuncias de Chacón y Lozano obligan a Sánchez a reconstruir la candidatura socialista por Madrid

Más sobre este tema
stats