LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La reforma laboral logra reducir la temporalidad sin dañar el empleo en el año de la guerra y la inflación

Pensiones

Las pensiones millonarias del Ibex: 49 consejeros se reparten 444 millones en planes privados

El salón de operaciones de la Bolsa de Madrid.

443,5 millones de euros. Esa es la cantidad que acumulan 49 consejeros de empresas del Ibex 35 en planes de pensiones privados que podrán rescatar cuando dejen sus funciones ejecutivas. Estos sistemas de ahorro que los directivos generan a lo largo de sus carreras profesionales son independientes de otros conceptos retributivos, como los pagos en metálico o en acciones y otras retribuciones en especie.

Tradicionalmente su existencia era más habitual en el sector financiero, aunque actualmente son frecuentes también en otro tipo de compañías como las eléctricas, las constructoras o las de telecomunicaciones. Del total de 443,5 millones de euros, 38,6 millones fueron aportados por las compañías en 2017 y el resto en años anteriores, según datos recopilados por infoLibre de la documentación disponible en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

23 de las 35 que cotizan en el principal índice bursátil hacen aportaciones a los planes de pensiones a parte de sus ejecutivos. Son todas salvo Aena, ArcelorMittal, Bankia, Día, Grifols, Iberdrola, Mediaset, Meliá, Merlin, Siemens, Técnicas Reunidas y Viscofan. Estos datos adquieren, si cabe, mayor relevancia en un momento en el que el debate sobre la precarización y la sostenibilidad de las pensiones públicas está acaparando todos los focos. También es elocuente la comparación de estas cifras con la pensión media de jubilación de la Seguridad Social, que apenas llega a los 15.000 euros anuales: 1.077 euros brutos al mes.

A la cabeza del ránking

Los consejeros que más derechos de cobro acumulan son los del Banco Santander. Hasta el año pasado, cuatro miembros de su máximo órgano de gestión tenían reunidos 124,1 millones de euros, de los que el 13% habían sido aportados por la entidad en 2017 (16,5 millones de euros). 

La pensión más alta correspondió a Matías Rodríguez Inciarte, que abandonó el consejo de la entidad el pasado noviembre con un sistema de ahorro consolidado por valor de 48,2 millones de euros. Para cuando llegue su jubilación, la actual presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín, tiene asegurado, por el momento, el cobro de 45,8 millones de euros. El actual consejero delegado, José Antonio Álvarez, tiene unos derechos de cobro acumulados de 16,2 millones de euros y el vicepresidente, Rodrigo Echenique, de 14 millones de euros.

Por cuantía de fondos acumulados, la segunda empresa más relevante es Telefónica, con 78,3 millones de euros, de los que 1,2 fueron aportados en 2017. Destacan los derechos de cobro reunidos por el que fuera su presidente durante 16 años, César Alierta, que se desligó definitivamente de la operadora en mayo de 2017 al abandonar su máximo órgano de dirección, al que había pertenecido desde 1997, tras la privatización total de la compañía. Lo hizo con 62,6 millones en su plan de pensiones debajo del brazo. 

Además de Alierta, otros cuatro miembros del consejo de la multinacional cuentan con sistemas de ahorro que podrán recuperar cuando se retiren. Son el actual presidente, José María Álvarez-Pallete, que acumula 8,3 millones de euros; el consejero delegado, Ángel Vilá, con seis millones; la vocal Eva Castillo, con un millón de euros; y el vicepresidente del consejo, Julio Linares, con 352.000 euros. 

Banca y constructoras

Las tercera en el ránking es la constructora ACS, en la que hay cuatro consejeros con planes de ahorro de cara a su jubilación. El más cuantioso es el que atesora su presidente, Florentino Pérez, que ya alcanza los 41 millones de euros. Su delfín en la compañía, el actual consejero delegado Marcelino Fernández Verdes, cuenta por ahora con catorce millones aportados. Por su parte, el secretario general de la compañía, José Luis del Valle, tiene acumulados 9,5 millones y el vicepresidente, Antonio García Ferrer, cuatro millones. En total, 68,6 millones. 

La cuarta hucha para la jubilación más elevada del Ibex es la del Banco Sabadell, con un total de 36,8 millones de euros, de los que 3,6 fueron aportados durante el pasado ejercicio. La mayor cantidad de la entidad la acumula su consejero delegado, Jaime Guardiola, con 22,2 millones de euros, el 15% de ellos aportados durante 2017 (3,4 millones). Le siguen el presidente, Josep Oliu, con 8,5 millones de euros, y el director general, José Luis Negro, con seis millones.

La aseguradora Mapfre, por su parte, cuenta con cinco consejeros en activo a los que ha hecho aportaciones a sus planes de pensiones por valor de 19,4 millones de euros. Es el caso de su presidente, Antonio Huertas, que tiene 7,5 millones de euros acumulados para su jubilación; sus vicepresidentes, Antonio Nuñez e Ignacio Baeza, con 4,8 y 3,2 millones de euros respectivamente; su director general del área de Soporte a Negocio, Francisco José Marco, con 2,5 millones; y su responsable del área de Estrategia y Desarrollo, Fernando Mata, con 1,4 millones de euros. 

El sexto lugar es para el BBVA, que cuenta con dos miembros en su principal órgano de gestión con cantidades acumuladas para cuando alcancen la jubilación. Los mayores derechos de cobro corresponden al actual consejero delegado, Carlos Torres Vila, que cuenta en su hucha con 17,5 millones de euros. El consejero ejecutivo, José Manuel González-Páramo, tiene acumulados 842.000 euros. En total, 18,3 millones. La operadora de autopistas Abertis ocupa la séptima posición con los 18,1 millones del que fue su vicepresidente hasta el pasado febrero, Francisco Reynés, que abandonó la compañía para ser nombrado presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa.

La octava entidad en la que sus consejeros acumulan mayores derechos por pensiones es CaixaBank, con 17,2 millones de euros. La cantidad más cuantiosa la atesoró el que fuera vicepresidente de la entidad hasta finales del pasado diciembre, Antonio Massanell, que se jubiló con una pensión de 13,9 millones. Por su parte, el consejero delegado de la entidad catalana, Gonzalo Gortázar, tiene acumulados tres millones, y el presidente desde 2016, Jordi Gual Solé, 250.000 euros.

A la entidad finaciera le sigue la eléctrica Endesa, que ha aportado a dos miembros de su órgano de gobierno 12,8 millones de euros. Su consejero delegado, José D. Bogas, cuenta con 10,5 millones de euros y su presidente, Borja Prado, con 2,3 millones de euros. La décima compañía del selectivo en la que sus consejeros acumulan mayores derechos por pensiones es Acciona, con 12,8 millones de euros. Se reparten esta cantidad su presidente ejecutivo, José Manuel Entrecanales Domeq, que acumula 9,5 millones; y Juan Ignacio Entrecanales Franco, con 3,3 millones de euros.

El undécimo puesto es para el gigante textil Inditex, que sólo tiene a un directivo en activo al que haga aportaciones para su futura jubilación: su presidente y consejero delegado, Pablo Isla, que cuenta con un plan de ahorro por valor de ocho millones de euros. El lugar vigesimosegundo lo ocupa la constructora Ferrovial, cuyo consejero delegado, Iñigo Meirás, cuenta con 6,4 millones en un plan de pensiones, de los que 542.000 fueron aportados por la empresa en 2017.

Le sigue la tecnológica Indra, con 6,2 millones de euros. De ellos, 5,3 pertenecen a Javier Andrés, que fue consejero delegado de la compañía hasta el pasado diciembre; y 916.000 a su presidente, Fernando Abril-Martorell

Por debajo de los cinco millones 

Inferiores a los cinco millones de euros son las aportaciones realizadas por otras cuatro compañías. En Repsol, el secretario de su órgano de dirección, Luis Suárez de Lezo, tiene 2,7 millones de euros acumulados y su consejero delegado, el expresidente del PNV Josu Jon Imaz, 1,6 millones. En total, 4,3 millones de euros. En la eléctrica Gas Natural Fenosa sólo un miembro del consejo cuenta con un plan privado al que la compañía haga aportaciones: su consejero delegado, Rafael Villaseca, que cuenta con 3,6 millones de euros de los que podrá disponer cuando se retire. 

El fabricante de acero inoxidable Acerinox cuenta con un único vocal con un plan de ahorro a largo plazo activo, su consejero delegado, Bernardo Velázquez Herreros, que tiene 3,3 millones de euros. La gasística Enagás, por su parte, hay dos miembros de su principal órgano de gestión que tienen cantidades acumuladas para cuando alcancen la edad de jubilación. Son su presidente ejecutivo desde 2007, Antonio Llardén, que cuenta con 2,2 millones de euros; y su consejero delegado, Marcelino Oreja, que tiene 457.000 euros. En suma, 2,7 millones de euros. 

Por debajo del millón de euros en planes acumulados están el proveedor tecnológico Amadeus, donde su consejero delegado Luis Maroto atesora 703.000 euros; Bankinter, donde su máxima responsable Dolores Dancausa tiene 600.000 euros; la operadora de torres de telecomunicaciones Cellnex, cuyo presidente Tobías Martínez cuenta con 475.000 euros; la inmobiliaria Colonial, cuyo consejero delegado Pedro Viñolas tiene 202.000 euros y su presidente Juan José Bruguera 151.000; el grupo de aerolíneas IAG, cuyo consejero delegado Willie Walsh cuenta con 289.000 euros y su director financiero Enrique Dupuy con 31.000 euros; y la semipública Red Eléctrica de España (REE), cuyo consejero delegado, Juan Lasala, tiene en su plan de pensiones 79.834 euros. Es el único consejero de REE con un plan privado.

¿En qué consisten los planes paneuropeos de pensiones privados que impulsa la UE?

¿En qué consisten los planes paneuropeos de pensiones privados que impulsa la UE?

Más sobre este tema
stats