Comunidades autónomas

¿Está perjudicando la falta de Gobierno a las comunidades autónomas?

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, junto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el titular de Economía, Luis de Guindos, en la prestación de los Presupuestos de 2015.

La falta de Gobierno central "ya ha comenzado a perjudicar seriamente a las comunidades autónomas". Así lo denunció el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, el mes pasado. No ha sido el único, ya que otros mandatarios autonómicos y locales se han unido a estas quejas, el último de ellos el canario Fernando Clavijo, quien aseguró que en su comunidad se había notado "un parón de las inversiones".

Las protestas de estos presidentes regionales se circunscriben, fundamentalmente, al ámbito económico, y su discurso coincide con el del PP y el Gobierno en funciones, que desde las elecciones ha insistido en que no formar un Ejecutivo con competencias plenas supone un riesgo para la economía. Ni Vara ni Clavijo han sido especialmente concretos en sus denuncias, aunque el primero ha apostado por promover la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica y el segundo ha pedido que el Gobierno se ponga en marcha para reanudar la licitación de nuevas obras públicas.

Y es que ese es, según los dirigentes autonómicos consultados por infoLibre, el gran problema del que se quejan las comunidades autónomas: sin Gobierno central, el Estado está parcialmente manco para conceder permisos y licitaciones o para promover inversiones en las regiones a través de los Presupuestos del Estado. Según la Ley del Gobierno, el Ejecutivo en funciones no está facultado para presentar y aprobar el proyecto de ley de Presupuestos. Desde el 1 de octubre, se consideran prorrogados automáticamente para 2017 las cuentas de este año.

No obstante, pese a que España no se quedará sin Presupuestos, la situación actual implica una serie de desventajas para las comunidades. Así lo denuncia Pilar Blanco-Morales, consejera de Hacienda de la Junta de Extremadura, quien asegura que la "gestión ordinaria" de los asuntos económicos se está viendo comprometida por la "prolongación inusitada del Gobierno en funciones" y critica que el Ejecutivo no ha proporcionado a las comunidades los datos que les hacen falta para que éstas elaboren sus propias cuentas para el año que viene.

"En julio, Hacienda debería habernos dado el anticipo de los datos del sistema de financiación autonómica para que hiciéramos nuestros presupuestos", denuncia Blanco-Morales, que añade que Extremadura ha solicitado sin éxito estos datos al ministerio dirigido por Cristóbal Montoro. Con esas cifras, explica la consejera, la comunidad autónoma tendría una estimación de los ingresos totales con los que contará el año que viene, pero al no tenerlas, el Gobierno extremeño se ha visto obligado a hacer su propia estimación para enviarla a los grupos políticos y comenzar a preparar los presupuestos autonómicos de 2017.

"Hemos mandado a los grupos unas previsiones de ingresos prudentes, pero el problema es que es el Gobierno el que tendría que habernos dado los datos", denuncia la consejera, quien señala que el Ejecutivo central "se escuda en que no puede hacerlo porque eso formaría parte, de alguna manera, de la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado". "Pero yo estoy convencida de que se puede hacer legalmente", sostiene Blanco-Morales, quien recuerda que el propio Rajoy afirmó hace unos días que remitiría a las comunidades los datos necesarios.

Infraestructuras

"A las comunidades nos están utilizando para presionar" para la formación de Gobierno a nivel estatal, argumenta la consejera extremeña, que pone ejemplos concretos de partidas que están paralizadas a la espera de que haya Gobierno central. "Fundamentalmente, afecta a obras o infraestructuras", señala Blanco-Morales, que pone como ejemplo la "construcción de una carretera nacional que atraviesa una ciudad" y que, para que se inicien sus obras, necesita "un convenio entre la administración local, la autonómica y la nacional".

"Como está en funciones, el Gobierno no puede llevar esa obra a los Presupuestos, y no se puede empezar", explica la consejera, que se refiere también a la mejora de la comunicación de Extremadura por ferrocarril, una de las grandes quejas del Ejecutivo autonómico. "El ferrocarril extremeño es muy antiguo y muy lento, y ya no hablamos de la alta velocidad", asegura la responsable de Hacienda, quien afirma que "Extremadura es una isla" y lamenta que no se vaya a invertir para solucionar esa situación porque "al final, el transporte ferroviario es competencia del Estado".

Las quejas relativas a la paralización de la mejora de las infraestructuras son compartidas por Iago Negueruela, consejero de Trabajo, Comercio e Industria de las Islas Baleares, que afirma que "Hacienda podría firmar y dar luz verde a algunas inversiones, pero no lo está haciendo". Pero el dirigente centra sus denuncias en la aprobación del techo de gasto y también en la actualización del objetivo de déficit para las comunidades autónomas, que el Gobierno no ha aprobado todavía y que es clave para que éstas tengan un respiro en la elaboración de sus cuentas para el año que viene.

Este mismo jueves, el Gobierno anunció que llevará al Congreso el día 20 la elevación del objetivo de déficit de las comunidades para el año que viene de un 0,3% a un 0,7%, como acordó con las propias autonomías hace unos meses, tras recibir un balón de oxígeno de Bruselas con la nueva senda de reducción del déficit. Este aumento permitirá a las administraciones autonómicas contar con mayor margen presupuestario, algo de lo que se han felicitado públicamente dirigentes de comunidades como Andalucía, que llevan meses solictando que se convalide el nuevo objetivo.

Fuentes de la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, también se quejan de que la parálisis en el Gobierno central repercute a la hora de que las comunidades autónomas elaboren sus cuentas para 2017. "Todos estamos trabajando con un objetivo del 0,7% de déficit, pero claro, eso lo tiene que aprobar el Congreso", señalan estas fuentes, que recuerdan que Rajoy afirmó que estaba "trabajando" en las previsiones de ingresos de las comunidades para 2017. "Pero tienen que enviárnosla, no nos la podemos inventar", critican.

De forma similar se pronunció este viernes la presidenta de la comunidad, Cristina Cifuentes, quien aseguró que no piensa "hacer unos Presupuestos ficticios que sean papel mojado" antes de tener las previsiones de ingresos para el año que viene y también antes de que el Congreso apruebe la nueva senda de reducción del déficit. De no hacerlo, sostuvo la dirigente, para la Comunidad de Madrid "supondría la pérdida de 800 millones de euros" quedarse con el objetivo de déficit anterior.

La Comisión Europea no sancionará a España por la falta de un nuevo Presupuesto el 15 de octubre

La Comisión Europea no sancionará a España por la falta de un nuevo Presupuesto el 15 de octubre

Más sobre este tema
stats