Podemos

Podemos plantea “garantizar el derecho al crédito” a través de la banca pública y subir los salarios

Podemos plantea "garantizar el derecho al crédito" a través de la banca pública

El primer "documento base" con las propuestas económicas de Podemos ya está negro sobre blanco. El secretario general del partido, Pablo Iglesias, lo ha presentado este jueves junto a la secretaria de Análisis Político de la formación, Carolina Bescansa, y sus dos autores: el politólogo Vicenç Navarro y el economista Juan Torres, que han centrado su explicación en denunciar el aumento de la desigualdad como el origen de los problemas actuales.

La presentación se ha llevado a cabo en el espacio Lubeck 99, en pleno centro de Madrid, y ha servido para despejar algunas de las incógnitas que, especialmente en las últimas semanas, se han generado en torno a las iniciativas propuestas por Podemos sobre temas como el pago de la deuda, la reforma fiscal o la polémica renta básica universal. Y, pese a que el documento no está en absoluto cerrado –a partir de ahora se iniciará un "diálogo" con diferentes colectivos para ampliarlo–, sí que destacan algunas iniciativas concretas, como la creación de un sistema de banca pública que sirva para garantizar el crédito a familias y pymes.

"En aquellos países en los que existe más desigualdad es donde hay menos democracia", ha denunciado Navarro justo antes de recordar que España es el segundo país de la UE en este ránking. Para corregir este problema, el catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) ha señalado que las políticas económicas deben centrarse en dos aspectos: el aumento de los salarios y el del crédito para que familias y empresas tengan dinero con el que echar a andar la economía.

Una banca pública fuerte

Por ello, el documento de Podemos propone que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) reciba préstamos directamente del Banco Central Europeo (BCE), como los bancos privados, y que sea este organismo público el que "garantice el derecho" de la ciudadanía de tener acceso al crédito. "Después de que se hayan rescatado con dinero público los bancos de este país aún no hay crédito. Eso es un escándalo", ha denunciado Navarro, que ha señalado que con sus propuestas –que también incluyen, por ejemplo, el potenciamiento de las cooperativas de crédito– se conseguiría reducir el "maridaje entre el poder económico y el político".

También se ha hablado del pago de la deuda. Y ambos expertos han sido muy claros: hay que tomar medidas para que España no caiga en un impago o en una reestructuración "desordenada", si bien no han descartado en ningún caso alcanzar acuerdos con los acreedores para una eventual quita o una reestructuración ordenada. En este sentido, Torres ha señalado que este tipo de decisiones no se toman normalmente de manera "unilateral", y ha hecho hincapié en que la clave para que un proceso de estas características fuera beneficioso para el país está en la "correlación de fuerzas" que exista entre el Estado y los acreedores. Por ello, se mantiene la propuesta de auditar la deuda.

La renta básica se desinfla

No obstante, la iniciativa de la renta básica universal queda mucho más descafeinada que en el programa electoral que se presentó a las elecciones europeas. Mientras en aquel documento se planteaba el "derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo", Torres y Navarro, ante preguntas de los periodistas, han matizado que su propuesta es limitar esta renta a "aquellas personas que, por razones ajenas a su voluntad, no tienen ingresos". "Es distinto al salario ciudadano, que se reparte a toda la ciudadanía", ha insistido Navarro.

A nivel laboral, el catedrático de la UPF ha defendido una "mejor redistribución del trabajo", para lo cual el documento presentado incluye la propuesta de reducir la jornada laboral de las 40 horas semanales actuales a sólo 35 al tiempo que se busca "fortalecer" a los sindicatos –sin más detalles– para que estos tengan mayor poder para negociar subidas salariales con las empresas y así conseguir reactivar el consumo. La inversión pública también juega un papel importante en este aspecto: los expertos proponen "aumentar el gasto, sobre todo en infraestructura social", ya que supone una "fuente de empleo", y que el dinero del Estado sirva también para garantizar la integración de la mujer en el mercado laboral, lo que mejoraría los ingresos. "El estado del bienestar es una inversion", ha remachado Navarro.

La edad de jubilación propuesta por el documento, según han explicado sus autores, es de 65 años –frente a los 60 que se defendían en el programa para las europeas–, si bien Navarro ha matizado que ésta debe ser "flexible" tanto para aquellas personas que no deseen retirarse como para aquellos que quieran hacerlo antes. Y, en este sentido, el catedrático ha cuestionado "que el aumento de las pensiones sea inviable" ya que, a su juicio, el problema para su sostenibilidad no estriba en que cada vez haya menos jóvenes y más ancianos, sino en que España "exporta" a su juventud, que si se queda debe trabajar con contratos precarios o verse abocada al paro.

No obstante, Navarro ha esquivado la pregunta que se le ha realizado sobre el salario mínimo, y ha afirmado que "habrá que estudiar" si se plantea o no una subida, ya que "es muy posible que no todo aumento del salario mínimo tenga efectos positivos, sobre todo sobre determinadas franjas de desempleo juvenil".

Una reforma fiscal clave aunque poco definida

El dinero para adoptar estas medidas deberá salir, según han enunciado ambos expertos , tanto del aumento de los ingresos derivado de la mejora de la economía como de una reforma fiscal, dado que en palabras de Torres "es imposible volver a 2007, cuando había un modelo insostenible cargado de endeudamiento". El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla (US), no obstante, ha querido ser cauto y ha alertado de que las políticas actuales están agravando "una situación de globalización muy escorada hacia los grandes capitales", algo que se suma a que España se encuentra "en el marco de una unión monetaria diseñada a favor de Alemania y de las corporaciones financieras".

Esto supone, para Torres, que exista "muy poco resquicio para hacer el tipo de políticas que podrían permitir que nuestro país saliese de la crisis con más bienestar". "Y para colmo, estamos padeciendo problemas económicos en un entorno de desmantelamiento material de las democracias", ha denunciado el economista, que ha ido más allá al señalar que la democracia en España "no ha entrado en los asuntos económicos". "A pesar de todo, hay alternativas", ha asegurado. Entre otras, "crear nuevas figuras impositivas sobre las transacciones financieras" o seguir las propuestas de los técnicos de Hacienda –que no ha detallado– a nivel fiscal, algo que a su juicio podría "generar ingresos para reactivar la economía sin necesidad de sobrecargar a empresas y consumidores".

Navarro sí ha mencionado varios impuestos concretos para ilustrar el dinero que, a su juicio, se ha perdido con algunas decisiones tomadas por los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, si bien no ha especificado si entre sus propuestas económicas se plantea reinsertarlos. En este sentido, el politólogo ha señalado que la eliminación del impuesto de patrimonio por parte de Zapatero supuso perder 2.100 millones de euros, mientras que la bajada del impuesto de sociedades a las grandes empresas –Rajoy anunció en mayo que rebajaría el tipo del 30% al 25%– conlleva dejar de ingresar 5.200 millones

Pero el agujero más grande, según los datos que ha dado Navarro, está en el fraude fiscal: si el 71% de este problema, el correspondiente a grandes empresas y grandes fortunas, se corrigiera –y el Estado "tiene los instrumentos", asegura el politólogo–, se recaudarían 44.000 millones más. A todo esto se unirían, según el esbozo planteado por Navarro y Torres, iniciativas a escala europea que persigan, entre otras cosas, "la mancomunación de la deuda [los llamados eurobonos] y la supervisión efectiva del sistema financiero".

Podemos no hará "populismo"

Iglesias ha calificado el borrador de "realista" y "pragmático", y ha asegurado que las propuestas de los dos expertos permitirán "salvar buena parte de las conquistas sociales que se han conseguido durante los últimos 30 años y que por desgracia están destruyendo". "Al contrario de lo que hicieron PP y PSOE, pensamos que nuestra sociedad no se merece más embaucadores ni vendedores de humo que sacan conejos de la chistera", ha afirmado vehentemente el secretario general de Podemos, en referencia al programa de los socialistas de 2008, que prometía el pleno empleo, y al de los conservadores de 2011, que pometió 3,5 millones de puestos de trabajo. Según Iglesias, Podemos no caerá en ese "populismo".

El líder de la formación, igualmente, se ha mostrado confiado en que sus propuestas no espantarán a la patronal. "Estoy seguro de que cuando los empresarios lean nuestras propuestas estarán encantados de reunirse con nosotros", ha manifestado. Y ha insistido en que su partido ha "planteado un documento de diálogo que implica convocar a los diferentes sectores sociales. En esto no se puede hacer populismo como ha hecho el PP y el PSOE vendiendo humo sin consultar a los sectores afectados".

El PSOE ve poco serio que Podemos cambie su programa económico “cada tres semanas”

El PSOE ve poco serio que Podemos cambie su programa económico “cada tres semanas”

Más sobre este tema
stats