LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

seguridad ferroviaria

El PSOE achaca a decisiones técnicas que la curva no tuviese frenado automático

Accidente ferroviario en Santiago.

Esta vez, el portavoz del PSOE, Rafael Simancas, no se limitó a ignorar las referencias a las decisiones tomadas por la administración socialista en 2011 y que tuvieron como resultado la eliminación del sistema previsto de frenado automático de la curva de A Grandeira. Simancas admitió la decisión, pero reprochó a la ministra no contar todos los hechos.

“No es todo lo cierto que se puede decir de este asunto, no es toda la verdad. La verdad es algo más amplia”. Las modificaciones, enfatizó, se llevaron a cabo "a propuesta de los técnicos, los mismos que tiene ahora [la ministra]”. Y se decidieron por “razones operativas, para mejorar el servicio. Nadie alegó contra este modificado “porque “las nuevas condiciones cumplían todas las condiciones de seguridad”. Y “no supusieron ganar tiempo para la puesta en servicio”, subrayó, frente a las voces que insinúan que el Gobierno socialista trastaba de ganar tiempo para no retrasar la inauguración.

Simancas trató también de dejar claro que, si hubiera responsabilidad, sería compartida, porque desde entonces Fomento no ha cambiado el sistema ASFA instalado en los ocho últimos kilómetros de la línea desde la modificación del proyecto. Sin contar, subrayó, con que si ese tramo tuviese ERTMS, como estaba inicialmente previsto, tampoco hubiese evitado el accidente porque el tren circulaba sin este sistema. “Esta es la verdad más completa”, concluyó.

Pastor anuncia ahora la instalación de frenado automático en los puntos más peligrosos de la red

Pastor anuncia ahora la instalación de sistemas de frenado automático en los puntos más peligrosos de la red

Con todo, el portavoz socialista fue un poco más crítico que la víspera, y aunque insistió en que la red ferroviaria es segura, admitió que “no se entiende que un ferrocarril ultramoderno dependa de un solo hombre”. “Seamos valientes y reconozcamos deficiencias”, pidió. “Unas tienen que ver con este periodo y otras con periodos anteriores, o de siempre, pero tenemos que reconocerlas”.

El portavoz del PP, Andrés Ayala, confesó que la intervención del portavoz socialista había hecho crecer en él la tentación de reprochar al PSOE la modificación del proyecto que determinó que el tramo donde ocurrió el accidente careciese de de frenado automático. “Más le valdría haberlo obviado”, le reprochó a Simancas. “No es día hoy de entrar a justificar esas modificaciones”.

Claro que eso no le impidió atribuir el “error” que según él causó el accidente a decisiones tomadas por el Gobierno anterior. Decisiones que, subrayó, el Ejecutivo actual ya ha corregido. “Se han adoptado medidas inmediatas, pero ¿por qué?”, se preguntó. Porque “lo proyectado, lo construido, lo instalado y lo autorizado en su momento por quien correspondía, ha tenido un fallo. Un error” que “todos nos preguntamos si se podía haber evitado”.

Más sobre este tema
stats