LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El 55% de los españoles rechaza las bajadas de impuestos si suponen menos gasto público o más deuda

Empleo

PSOE e Izquierda Plural cuestionan la legalidad del mecanismo de denuncias anónimas

Fátima Báñez, atendiendo a los medios el pasado 29 de julio en las cercanías de Avilés (Asturias).

INFOLIBRE

El PSOE e Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) han cuestionado la legalidad del buzón habilitado por el Ministerio de Empleo para recibir denuncias anónimas sobre casos de fraude laboral. Este miércoles, ambos grupos han asegurado que es un mecanismo "propio de dictaduras" y han pedido un sistema similar para que los ciudadanos puedan denunciar a quienes "dan dinero ilegal al PP".

En este sentido, la portavoz socialista de Empleo en el Congreso de los Diputados, Concha Gutiérrez, ha criticado la iniciativa y ha pedido que el PP de explicaciones sobre el expediente abierto por la Inspección de Trabajo en referencia a la "simulación del contrato" del extesorero de la organización, Luis Bárcenas.

Por su parte, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha reprochado en Twitter a la titular de Empleo, Fátima Báñez, que "aliente las delaciones anónimas" contra el fraude laboral, cuando lo que debería hacer –ha añadido– es "hacer lo mismo con los que dan dinero ilegal al PP".

Más allá de las críticas al buzón activado, los socialistas han puesto en duda el encaje legal de la medida, igual que ha hecho la Asociación Nacional para la Defensa Efectiva del Trabajador (Andet), que ha presentado ya una denuncia a la Fiscalía General del Estado. Gutiérrez ha afirmado que la legislación vigente "no permite la tramitación de denunciar anónimas relativas a fraude laboral" y ha criticado que el Ejecutivo pretenda "criminalizar a las víctimas de la reforma laboral, cuando lo más importante es que se denuncie el fraude en las cotizaciones empresariales".

Diferencia entre denuncias "anónimas" y "confidenciales"

Los países que Rehn pone como ejemplo destruyen empleo a pesar de su devaluación interna

Los países que Rehn pone como ejemplo destruyen empleo a pesar de su devaluación interna

No obstante, el Ministerio de Empleo asegura que el sistema puesto en marcha no permite denuncias "anónimas", sino "confidenciales", y subraya que el objetivo del buzón es "mejorar la actividad planificada y la eficacia" de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social "en favor de los trabajadores y las empresas". De hecho, el departamento que dirige Báñez recuerda que la denuncia es una de las formas de iniciación de la actividad inspectora, "pero no la única ni la más importante, dado que la actividad planificada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social es muy superior a la realizada mediante denuncia pública", y asegura que este nuevo mecanismo no perturbará en absoluto el método de trabajo de los inspectores laborales.

En respuesta a las críticas, desde las filas del PP se ha defendido el mecanismo de denuncia anónima. La portavoz de Empleo de los conservadores en el Congreso, Carmen Álvarez-Arenas, ha subrayado que la propuesta de Empleo permitirá iniciar investigaciones y que es similar a otros cauces que ya existen con organismos como la Policía. Además, ha subrayado que las denuncias seguirán estando sujetas a los principios de "identificación y confidencialidad".

Álvarez también ha acusado a la oposición de querer "manipular y crear titulares para tapar la mayor corrupción que ha habido en este país", en referencia al caso de los ERE. "La nueva herramienta mejorará la eficacia de la Inspección en beneficio de los trabajadores y las empresas que están dentro de la legalidad", ha insistido.

Más sobre este tema
stats