LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El divorcio de las derechas reconfigura el tablero y pone a prueba las políticas del PP

Exhumaciones

Punto y final a 17 años de debates sobre la exhumación de Franco en el Congreso

José Luis Rodríguez Zapatero y María Teresa Fernández de la Vega en el debate de la Ley de Memoria Histórica en el Congreso.

El paso más directo hacia el proceso que se completó este jueves, la exhumación de los restos de Francisco Franco, se dio el 13 de septiembre de 2018 en el Congreso de los Diputados, cuando la Cámara aprobaba, sin ningún voto en contra –PP y Cs se abstuvieron–, el real decreto para la salida del dictador del Valle de los Caídos. Pero el registro de iniciativas del Congreso de los Diputados da muestra de la batalla de los partidos de la izquierda para dar un nuevo significado al Valle de los Caídos alejando al dictador de sus víctimas.

La iniciativa más antigua encontrada por infoLibre en relación con el mausoleo franquista data de noviembre de 2002, cuando ERC presentó una proposición no de ley (PNL) sobre la transformación del Valle de los Caídos "en un centro de homenaje a todas las víctimas de la contienda civil y, especialmente, a las de la dictadura". Esa iniciativa caducó en febrero de 2004, al convocarse las elecciones generales, sin llegar a debatirse.

Una vez que el dictador está ya enterrado en el cementerio de Mingorrubio (El Pardo), los partidos defensores de la memoria histórica dirigirán el foco hacia el sentido que debe darse al Valle de los Caídos y hacia la exhumación de las víctimas del franquismo.

infoLibre repasa las principales iniciativas legislativas debatidas en el Congreso de los Diputados en los últimos 17 años relacionadas con el dictador y su presencia en el Valle de los Caídos. Un listado en el que destaca una fecha clave: la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, en octubre de 2007, por el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

  XII Legislatura (2016-2019)

En febrero de 2017, con Mariano Rajoy (Partido Popular) en el Gobierno, el Partido Socialista presentó una proposición no de ley para "la efectiva aplicación y desarrollo de la Ley de Memoria Histórica". Lo hizo por partida doble: para el debate en el Pleno de la Cámara Baja y para su debate en la Comisión Constitucional. En ambos órganos parlamentarios salió adelante, logrando en el Pleno 198 votos a favor y 140 abstenciones, la de los diputados del PP y de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que había condicionado su apoyo a que se aceptaran sus enmiendas.

Las proposiciones no de ley son una fórmula legislativa que insta al Ejecutivo a alguna acción concreta o intentan medir el clima parlamentario sobre las iniciativas a debate. Pero no obligan. Suelen ser la fórmula a la que los diferentes partidos recurren para que sus rivales políticos se retraten sobre determinados asuntos de actualidad y, en ocasiones, sirven como base para otro tipo de proyectos que comprometan más.

En uno de los párrafos de esa PNL, los socialistas abogaban por "afrontar, de forma decidida y urgente", las recomendaciones del informe de expertos sobre el futuro del Valle de los Caídos entregado al Ministerio de la Presidencia el 29 de noviembre de 2011. "Con ello debemos proceder a resignificar la función del Valle de los Caídos para que deje ser un lugar de memoria franquista y nacional-católica y reconvertirlo en espacio para la cultura de la reconciliación, de la memoria colectiva democrática, y de dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura".

El texto veía como prioritario "dar cumplimiento preferente a la exhumación de los restos de Francisco Franco y su traslado fuera del Valle de los Caídos, así como a la exhumación de los restos de José Antonio Primo de Rivera para su reubicación —en su caso— en un sitio no preeminente del edificio, tal como se recoge en la recomendación 31 del mencionado informe".

En el mes de marzo de 2018, el Boletín Oficial de las Cortes Generales publicaba una pregunta al Gobierno de la diputada Eva García Sempere (Unidas Podemos) para su respuesta por escrito. Estaba centrada en las "repatriaciones de miembros de la División Azul y exhumaciones de fosas de víctimas del franquismo, así como previsiones acerca del traslado de los restos mortales de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera del mausoleo del Valle de los Caídos".

En la respuesta, con fecha del 11 de mayo de 2018, el Ejecutivo de Rajoy, a punto de caer en la moción de censura que le planteó Pedro Sánchez, sostenía sobre la cuestión relacionada con los restos mortales del dictador y de Primo de Rivera que requería, "además de amplios acuerdos parlamentarios, el máximo consenso político y social entre los distintos sectores concernidos" y que ello "excede los normales acuerdos políticos, por lo que, hasta que ese consenso se produzca, no debería adoptarse ninguna resolución al respecto".

El acuerdo parlamentario se busca poco después, ya con un Gobierno socialista en la Moncloa. El 13 de septiembre de 2018, el Congreso de los Diputados aprobaba el real decreto ley por el que se modificaba una iniciativa de 2007 y por la que "se reconocen y amplían los derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura".

Salió adelante con 176 votos a favor y 165 abstenciones. Dos diputados del PP votaron en contra. Aseguraron que fue por error. Las abstenciones fueron de PP y Ciudadanos. En el texto quedó reflejado que se declaraba de "urgente y excepcional interés público, así como de utilidad pública e interés social, la inmediata exhumación y el traslado de los restos mortales" del dictador. "La decisión de exhumación y traslado será adoptada por Acuerdo de Consejo de Ministros", reflejaba, tal y como ocurrió hace un par de semanas.

En este mismo periodo legislativo, los grupos registraron otras iniciativas relacionadas con Francisco Franco y su permanencia en el Valle de los Caídos. Algunas de ellas no fueron trasladadas al Pleno o a las comisiones correspondientes y caducaron con la disolución de las Cortes para la convocatoria de las elecciones generales del 28 de abril. Es, por ejemplo, el caso de lo que le ocurrió a la proposición no de ley registrada por ERC "sobre el cumplimiento de las recomendaciones del Grupo de Expertos para el futuro del Valle de los Caídos".

  X Legislatura (2011-2016)

Fue la legislatura de la mayoría absoluta del Partido Popular con Mariano Rajoy al frente. Y no es ningún secreto que los conservadores son contrarios a la Ley de Memoria Histórica, hasta el punto de que su actual líder, Pablo Casado, quiere sustituirla por lo que él denomina Ley de Concordia.

El 17 de diciembre de 2014, la Comisión de Cultura del Congreso debatió una PNL del PSOE sobre la defensa de la cultura de la convivencia, la concordia, la reconciliación y la cultura de paz en relación con el significado del Valle de los Caídos. Fue rechazada por 13 votos a favor frente a 24 en contra. 

En el debate, el diputado socialista Odón Elorza aseguraba que no se explicaba "lo que hay escondido detrás de unas paredes que son las criptas en cuyos columbarios reposan en muchos casos de una forma mezclada e indigna una parte de los restos de los 33.847 hombres y mujeres que están allí".

"Es algo inexplicable, vergonzoso. En una palabra: una ignominia a la dignidad de la democracia, cuando el Valle de los Caídos debería ser todo lo contrario", añadía.

Mientras, por parte del PP, la diputada Rocío López González consideraba que "el Valle de los Caídos es un lugar pacífico y por tanto no conflictivo". "Precisamente fue concebido como un lugar de encuentro para los que murieron en la guerra, de ambos bandos, a los que se quiso dar un lugar común de reposo", sostuvo.

Iniciativas similares caducaron con el fin de la X Legistalatura, como otra proposición no de ley relativa a la ejecución de un plan para resignificar la función del Valle de los Caídos, para su debate en la Comisión Constitucional, también del PSOE. O una de la Izquierda Plural, también para debatirse en la Comisión Constitucional, sobre el Valle de los Caídos. En uno de los puntos de esta última iniciativa, se pedía "exhumar los cuerpos de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera para ser entregados a sus familiares". Y "proceder a la identificación de los miles de cuerpos enterrados en el lugar para la entrega a sus familiares y en el caso de no encontrarlos darles una digna sepultura".

  IX LEgislatura (2008-2011)

La segunda legislatura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero se aprobó una Proposición no de Ley del Grupo Parlamentario de ERC-IU-ICV "sobre la devolución a sus familiares de los restos mortales de los republicanos que se encuentran enterrados en la fosa común de Cuelgamuros, en el Valle de los Caídos". Se debatió en Comisión Constitucional y el texto original sufrió algunas modificaciones antes de recibir luz verde de los miembros de la comisión en septiembre de 2009.

Un año antes, en julio de 2008, el diputado Joan Herrera preguntaba por escrito al Ejecutivo sobre las "previsiones acerca de facilitar a los familiares la recuperación de los restos de los republicanos muertos en defensa de la legalidad vigente depositados en el Valle de los Caídos". El Ejecutivo remitía al diputado el contenido de una respuesta del presidente del Gobierno a otra pregunta sobre el mismo asunto en una sesión plenaria del Congreso del 26 de noviembre de 2008. Zapatero le recordó que había una ley para reconocer los derechos de las víctimas del franquismo que aún se estaba desarrollando reglamentariamente. Pero que "la voluntad" era su cumplimiento.

A varias iniciactivas caducadas en las que se proponía trasladar los restos de Franco y Primo de Rivera a "los panteones familiares", se suma una moción consecuencia de interpelación urgente sobre el 80 aniversario de la proclamación de la II República Española. Se aprobó con algunas modificaciones, pero el punto 10 del texto original, del Grupo ER-IU-ICV se mantuvo intacto: pedía "la retirada del Valle de los Caídos de los restos del dictador Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, y su devolución a sus respectivos familiares, para que ese espacio memorial sea acorde con los principios democráticos y con un enfoque científico de la historia".

  VIII Legislatura (2004-2008)

El 31 de octubre de 2007 se producía un punto de inflexión legislativa que culminó este jueves con la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco y su traslado al cementerio de Mingorrubio (El Pardo). Recibía luz verde la Ley de Memoria Histórica, uno de los principales legados del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

El proyecto de ley –iniciativa, pues, del Ejecutivo– recibió el apoyo de todos los grupos, salvo PP y ERC. A pesar de su oposición, los conservadores votaron a favor de siete preceptos del dictamen, los mismos que apoyó en la Comisión Constitucional, entre ellos los referidos a la "despolitización" del Valle de los Caídos y a las ayudas a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo.

ERC se opuso a la iniciativa por motivos diferentes. La formación independentista consideraba que el texto no suponía el fin para el "sistema español de impunidad" instaurado durante la Transición.

Sobre el Valle de los Caídos, el artículo 16 refleja que "se regirá estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos" Y que "en ningún lugar del recinto podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas, o del franquismo".

Un año antes, en 2006, el Pleno de la Cámara rechazaba dos proposiciones de ley. Una del Grupo IU-ICV de promoción de la recuperación y fomento de la Memoria y Cultura Democráticas. Y otra, de ERC, sobre la memoria histórica republicana y antifascista.

En la primera se abogaba por "plantear una reordenación de funciones y usos del Valle de los Caídos, por su alto contenido simbólico franquista". "Se impulsará un proyecto de transformación como «Centro del Memorial de la Libertad», sede del Instituto de la Memoria Democrática y «Museo de la Represión», como en otros países europeos y latinoamericanos que han realizado la conversión de centros de represión y tortura, en instalaciones de fomento de la cultura y tradición democrática", proponían los ponentes. Apoyaron el texto ERC, PNV, IU-ICV y cinco diputados del Grupo Mixto. Se oposieron los socialistas, los conservadores, CiU y Colición Canaria.

Por su parte, ERC consideraba en el texto de su proposición de ley que "desde el punto de vista ético, hoy en día, constituye un escándalo y un hecho bochornoso el mausoleo del Valle de los Caídos dedicado a Francisco Franco y a José Antonio Primo de Rivera". "Su existencia debería de avergonzarnos a todos. Sin duda, éste es el mayor escarnio con que ha tenido que vivir nuestra reciente democracia. El hecho no resiste la política comparada. ¿Qué les parecería a los ciudadanos de Berlín o de Roma tener a pocos kilómetros de sus casas, un mausoleo concebido en honor de Hitler o de Mussolini?", se preguntaban. Los apoyos y rechazos fueron prácticamente los mismos que en la iniciativa de ICV.

Ambas votaciones tuvieron lugar el 21 de febrero de 2006.

  VI Legislatura (2000-2004)

En esta legislatura, en la que gobernaba José María Aznar con mayoría absoluta, se presentaron dos iniciativas relacionadas con el Valle de los Caídos. Pero no se llegaron a debatir ya que caducaron al disolverse las Cortes por la convocatoria de los comicios de marzo de 2004.

ICV presentó una proposición no de ley que pretendía el "reconocimiento a los presos políticos forzados a construir el Valle de los Caídos". Fue registrada en enero de 2003.

"¡Esto es una dictadura!": la 'denuncia' de los Franco tras ser retenidos por la Policía  por grabar la inhumación en Mingorrubio

"¡Esto es una dictadura!": la 'denuncia' de los Franco tras ser retenidos por la Policía por grabar la inhumación en Mingorrubio

La otra era de ERC y es la más antigua registrada en la web del Congreso. Se presentó en noviembre de 2002. Se trataba de una PNL sobre la transformación del Valle de los Caídos "en un centro de homenaje a todas las víctimas de la contienda civil y, especialmente, a las de la dictadura".

En el texto de la iniciativa, el diputado Joan Puigcercós instaba al Ejecutivo "a establecer los pasos necesarios para materializar la condena al régimen franquista". Y, en este sentido, a tramitar "los cambios de legislación o administrativos necesarios" para la transformación del Valle de los Caídos. "Esta transformación prestará especial atención al reconocimiento y desagravio de las personas que en régimen de presos políticos o por motivos de conciencia fueron obligadas a trabajar por la dictadura en la construcción de este monumento al franquismo", añadía.

En la presentación de la iniciativa, el parlamentario consideraba que "a pesar de la desaparición del régimen de nacional-catolicismo impuesto por Franco y de la instauración de la democracia, el Valle de los Caídos se sigue alzando soberbio e insultante con las mismas finalidades por las que fue creado". "Es más, se erige como un magnífico mausoleo para al genocida dictador Francisco Franco, cuya tumba está continuamente custodiada con el dinero de nuestros bolsillos, y donde los seguidores del fascismo conmemoran el aniversario de su muerte y ensalzan su obra como 'Caudillo'", añadía.

Más sobre este tema
stats