Caso Bárcenas

Rajoy bromea sobre el caso

Rajoy se niega a aclarar la versión que Cospedal dio a Ruz sobre el 'caso Bárcenas'

Un día después de que se conociese la transcripción de la declaración de María Dolores de Cospedal ante el juez Ruz en la que la número dos del PP desvía a Mariano Rajoy y a Javier Arenas toda la responsabilidad sobre el tratamiento que el partido dio a Luis Bárcenas desde que este abandonó la tesorería, el presidente del Gobierno se negó a ofrecer su versión.

Preguntado en dos ocasiones sobre la versión de la secretaria general, que apuntó a que el acuerdo y las condiciones para que el extesorero se apartara de sus funciones lo conoció muchos meses después de que se pactara y que lo conoció por boca del presidente del Gobierno, éste se instaló en lo que ya mantuvo el lunes a puerta cerrada ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido. A saber: que todas las explicaciones que tenía que dar sobre el caso ya las dio a principios de agosto en el Senado. Y que no hay nada más que añadir.

"Todo lo que tenía que decir ya lo he dicho ante la representación de la soberanía nacional el 1 de agosto", respondió al primero de los periodistas que puso la pregunta sobre la mesa. "Ha acertado usted y este tema no se ha debatido. No ha despertado interés en el G-20", había bromeado segundos antes con el informador, que le había puesto en antecedente de que la pregunta que le iba a plantear había estado fuera de la agenda de la cumbre.

En la segunda de las preguntas sobre el mismo tema, "¿Es verdad lo que dice su secretaria general?", Rajoy se limitó a "la respuesta" que había dado con anterioridad.

"Yo tuve conocimiento tiempo después, pero bastante tiempo después. No sé si me atrevería a decir que por lo menos ocho meses o así pero, tiempo después", señaló Cospedal, según la transcripción de la declaración que realizó el pasado 14 de agosto en la Audiencia Nacional. Se refería la reunión que en marzo de 2010 habían mantenido Rajoy, Arenas, Bárcenas y la esposa de este último en la sede nacional del PP y en la que se pactaron las condiciones de salida del exsenador y extesorero.

En el Pleno celebrado en el Senado el pasado 1 de agosto, el presidente del Gobierno y del PP admitió que se había equivocado con Bárcenas, pero rechazó dimitir o convocar elecciones sin aportar más datos. Ahora, la oposición cree que las declaraciones ante Ruz de Cospedal y Arenas aportan nuevos datos que exigen que Rajoy vuelva a dar explicaciones. El PP, con mayoría en la Mesa del Congreso, ha bloqueado todas estas peticiones.

"A España no se le piden nuevas medidas"

En su intervención previa a la rueda de prensa, el presidente del Gobierno selló su compromiso de reducir el ratio de deuda/PIB a partir del año 2016 y a seguir con las reformas estructurales en la senda de fortalecer la recuperación económica, crecer y volver a crear empleo. "A España no se le piden nuevas medidas", mantuvo.

Nuevas preguntas sobre Bárcenas esperan a Rajoy en el Congreso

Nuevas preguntas sobre Bárcenas esperan a Rajoy en el Congreso

Más sobre este tema
stats