PORTADA DE MAÑANA
Ver
Rita Maestre: "Almeida es vasallo y pelota con la Casa Real, sus 50 genuflexiones fueron patéticas"

Caso Gürtel

Rajoy detalló a los medios los gastos de la campaña de 2000 que ahora dice desconocer "en absoluto"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se enfrenta este miércoles en un pleno extraordinario en el Congreso de los Diputados a las preguntas de los grupos parlamentarios sobre la financiación ilegal del PP, en una comparecencia impulsada por el PSOE y Podemos tras las dudas que dejó su comparecencia como testigo del caso Gürtel en la Audiencia Nacional el pasado 26 de julio. 

Durante su declaración en sede judicial, Rajoy insistió en que desconocía la gestión económica del PP. Reiteró esta afirmación en varias ocasiones incluso cuando fue preguntado de forma expresa por las cuatro campañas electorales del PP que dirigió entre 1994 y 2000. Aseguró que ese puesto era de carácter estrictamente político y que entre sus cometidos estaba elaborar el programa, realizar las listas electorales, preparar los debates y fijar la estrategia de campaña. 

Rajoy dijo desconocer "en absoluto" todo lo relativo a la parte económica de esas campañas. "El presupuesto se elabora por los servicios económicos y cuando se termina la campaña dan cuentas al Comité Ejecutivo [la dirección ampliada del partido]. El director de campaña se dedica única y exclusivamente a la política", respondió a preguntas del abogado José Mariano Benítez de Lugo, de la asociación Adade. 

Sin embargo, ese desconocimiento del que Rajoy hizo gala en sede judicial no concuerda con las declaraciones ante los medios [ver vídeo] que el hoy presidente del Gobierno hizo el 21 de febrero de 2000, cuando presentó la campaña de su partido para las elecciones que se celebraron tres semanas después, el 12 de marzo. Dijo que, en total, el partido gastaría 2.800 millones de pesetas (16,8 millones de euros), de los que el 30% provenía del adelanto electoral previsto en la ley y el resto de diversos créditos bancarios. 

Mariano Rajoy explicó que los 2.800 millones de pesetas se repartirían de la siguiente manera: 1.900 millones de pesetas para publicidad y organización de actos –entre los que citó 500 millones para publicidad exterior, 355 para presa radio y revistas, 33 para cines y 80 para actos públicos–, y otros 900 millones en concepto de mailing (envío por correo de papeletas y publicidad). Los 1.900 millones dedicados a publicidad y actos se quedaron sólo cincuenta millones de pesetas por debajo del límite legal, fijado en 1.950. El diario El País dio cuenta de estos datos en una información publicada en la edición del 22 de febrero de 2000. Otros periódicos ofrecieron informaciones similares.

En su comparecencia como testigo en la Audiencia Nacional, el abogado Benítez de Lugo también preguntó a Rajoy por las imágenes en televisión en las que aparecía presentando los presupuestos de esa campaña. "Pues mire, francamente no me acuerdo de declarar sobre unos gráficos que reflejaban los resultados de la campaña electoral en el año 2000, algo que ocurrió hace 17 años, y que por otra parte me parece absolutamente inocuo", le respondió Rajoy. 

Más sobre este tema
stats