LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ábalos complica a Sánchez la gestión política del 'caso Koldo' al aferrarse al escaño en el Grupo Mixto

Plan Nacional de Reformas

Rajoy: “No existe mejor política de empleo”

Doce días después de que el Consejo de Ministros aprobara el nuevo escenario macroeconómico y el Plan Nacional de Reformas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, compareció este miércoles en el Congreso de los Diputados para informar a la Cámara.

Durante su primera intervención, Rajoy recuperó retales de sus discursos de los días anteriores e insistió en dos ideas principales: que las previsiones son conservadoras, que él es el primer interesado en que no se cumplan y que no piensa cambiar el rumbo de sus políticas económicas. "Que nadie espere bandazos", solemnizó. Ni siquiera, en materia de empleo. Pese a los más de seis millones de parados que refleja la última Encuesta de Población Activa (EPA). Y es que, a juicio del líder del Ejecutivo, su Gobierno está "realizando la mejor política de empleo posible, la que elimina los escollos, la que despeja nuestra economía de todo lo que ha contribuido a destruir empleos y mantiene bloqueda la creación de nuevos puestos de trabajo".

Insistiendo en la misma idea, Rajoy consideró que "no existe mejor política de empleo". Y que "todo lo demás es una caricatura". "No necesitamos buscar atajos quiméricos ni improvisar medidas erráticas, sino para perseverar las reformas y dar tiempo para que produzcan su efecto las que ya están en curso", añadió.

El presidente del Gobierno se comprometió a "corregir" los datos del desempleo. Y a "impedir que España, cada vez que asoma una crisis en el horizonte, vuelva a su vieja costumbre de generar desempleo masivo".

Pese a estas palabras, las previsiones del Gobierno remitidas a la Comisión Europea apuntan a que en 2015 habrá más paro que cuando el PP llegó a la Moncloa. En 2010, Rajoy concedió una entrevista al diario El Mundo, en la que, fotografiado en la cola de una oficina de empleo, aseguraba que cuando él gobernase se crearía empleo.

En las últimas semanas, incluso desde dentro del PP, el Gobierno ha recibido críticas por la forma en la que presentó el nuevo escenario macroeconómico. Consciente de que en algún momento se trasladó la impresión de que el Ejecutivo había tirado la toalla, el presidente sostuvo que la situación actual es mejor que en 2012. "¡Hace un año estábamos al borde de la quiebra, señorías! ¡Hace un año vivíamos en constante riesgo de ser intervenidos!", exclamó.

¿Por qué ya no me lo pregunta nadie?

Activistas de la PAH claman ante Rajoy y ponen fin a los escraches... por ahora

Activistas de la PAH protestan ante Rajoy y ponen fin a los escraches... por ahora

Además, como ya hizo la semana pasada en un acto organizado por la Asociación de Empresa Familiar, sacó pecho por el hecho de que ya "nadie" le pregunte si España va a ser intervenida.

De su discurso, muy insistente en que sus políticas no van a cambiar de rumbo, se deduce el escaso margen del Gobierno para sentarse a hablar con el resto de fuerzas políticas sobre un pacto de Estado. El Ejecutivo considera que si los partidos tienen voluntad de acuerdo pueden ponerla en práctica dando luz verde a temas como la reforma de las pensiones o la local.

Sobre los más de 1.000 millones de recortes en Dependencia, Rajoy no ha dicho ni una palabra.

Más sobre este tema
stats