PORTADA MAÑANA
Ver
El 'caso Tsunami' se desmorona dentro y fuera de España

La situación en el PP

Rajoy quiere ser candidato y descarta cambios en el PP tras el 24-M

Rajoy intenta zanjar el debate interno sobre su futuro: quiere ser candidato y descarta cambios en el PP tras el 24-M

En un par de respuestas, después de hartarse de hablar, de economía, el campo en el que más cómodo se siente, el presidente del Gobierno lanzó este lunes un mensaje a todos los que desde dentro de su partido le piden un giro, una reacción ante la corrupción y ante la temida debacle electoral del 24-M. Mariano Rajoy no tiene ni una sola intención de provocar ningún cambio en el Partido Popular independientemente del resultado electoral. "Pase lo que pase", se le había preguntado. "No tengo intención de provocar ningún cambio en el partido. Con absoluta franqueza", respondió en un desayuno informativo convocado con motivo del décimo aniversario de la agencia Europa Press.

Además de acallar voces internas, el presidente del Gobierno y del PP daba respuesta al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que una semana antes, en un foro similar, dejaba la puerta abierta a cambios en el partido si los resultados el 24-M son una catástrofe.

Y si no espera, o al menos no los cuenta, cambios en el PP menos dejó entrever cambios en sus planes de futuro. Será candidato a las generales de otoño. "Sí, sí. Yo quiero ser el candidato. Y confíen en mí: les irá bien". La última parte de su frase iba dirigida a los periodistas, que fueron los que hacían las preguntas. Pero no pasó inadvertido que entre su auditorio estaba gran parte del poder político y empresarial español.

"Cositas a corto plazo"

Ligado a las generales, el presidente del Gobierno señaló una vez más que su intención no es la de adelantarlas. Serán, dijo, "hacia finales de año". No obstante, jugando al despiste y por no cerrar ninguna puerta, cuando se le preguntó sobre si las haría coincidir con las catalanas del 27 de septiembre –no convocadas, sí anunciadas– mantuvo que él no iba a descartar "absolutamente nada" pero que quienes le conocen saben que "entre sus innumerables defectos no está el de hacer cositas a corto plazo".

El presidente del Gobierno y del PP, que ha visto cómo en las últimas semanas se desataba una guerra entre el PP de Castilla-La Mancha, en manos de María Dolores de Cospedal, y el andaluz, admitió de forma categórica que su partido "está bien".

"Es un partido que ha acreditado solidaridad, coraje, entereza y aguante. Este partido es una fuerza política segura y sus militantes han acreditado siempre que son capaces de estar a las duras y a las maduras. Yo estoy muy orgulloso de mi partido y creo que es un seguro para el conjunto de los españoles", añadió.

En plena ebullición del caso Rato, Rajoy admitió que la corrupción les ha hecho daño. "Mucho daño". Pero, a su vez, presumió de haber puesto en marcha un amplio paquete de medidas de regeneración. "Otra cosa es que hayamos logrado explicarlo bien", sostuvo.

Sobre Rato, defendió la gestión que éste hizo "en su día" en el Gobierno. Pero "las cosas son como son" y "lo mejor" que se puede hacer es dejar que las instituciones actúen y que el exministro de los Gobiernos de Aznar se defienda.

Régimen de incompatibilidades

Tras los escándalos protagonizados por otros dos de sus compañeros, Federico Trillo y Vicente Martínez Pujalte, Rajoy desvió cualquier debate sobre la ampliación del régimen de incompatibilidades de los diputados al Congreso. Pero dejó entrever que no es muy partidario. "Soy diputado. Es importante no alejar demasiado a los diputados de la calle". "Pienso que hacer demagogia es bastante poco útil", subrayó.

Segundo lapsus del PP de Cospedal: ahora culpa a Rajoy de la ruina de Castilla-La Mancha

Segundo lapsus del PP de Cospedal: ahora culpa a Rajoy de la ruina de Castilla-La Mancha

La cura "gratis" del ébola

Como suele hacer en todos sus discursos, el presidente del Gobierno señaló que su Ejecutivo es garante del Estado de bienestar. Y citó, de nuevo el caso de Teresa Romero, la enfermera española contagiada de ébola. Rajoy mantuvo que mientras "a la misma hora" en Estados Unidos se atendía a un enfermo "con un talón de 500.000 dólares", en España se curó "gratis".

El jueves el Consejo de Ministros dará luz verde al Plan de Estabilidad que se remitirá a Bruselas. Según avanzó Rajoy, la previsión de crecimiento será del 2,9%.

Más sobre este tema
stats