Caso Nóos

Rajoy rompe el 'boicot' a Valencia mientras Barberá y Camps siguen en el punto de mira judicial

Rajoy rompe el 'boicot' a la Comunidad Valenciana mientras Barberá y Camps siguen en el punto de mira

Mariano Rajoy romperá este fin de semana una de las normas no escritas que inspiraban sus movimientos en los últimos años: mantenerse alejado de la Comunidad Valenciana. La última vez que acudió a un acto público a esta región en la que los escándalos de corrupción sacuden con fuerza a su partido fue en la campaña de las elecciones generales que le llevaron a la Presidencia del Gobierno.

Este sábado estará en Peñíscola (Castellón), donde clausurará la convención del PP valenciano. El contexto, no obstante, sigue siendo delicado. El caso de los trajes, que acabó con Francisco Camps, ya no está en la primeral línea de fuego. Pero sigue habiendo frentes judiciales abiertos: los casos Gürtel, Nóos, Brugal Nóosy Blasco. Un panorama que se refleja en las Corts: a día de hoy se sientan en sus escaños 9 diputados consevadores imputados.

La cita estaba ya comprometida semanas antes de que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, remitiera al Tribunal Superior de Justicia de Valencia su exposición razonada a cerca de los indicios que pesan sobre el expresidente Francisco Camps y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, relacionados con las negociaciones previas a la firma del convenio del Valencia Summit. Por este evento, el Instituto Nóos percibió alrededor de tres millones de euros públicos. 

Según esta exposición razonada, hay "indicios racionales" de que ambos políticos conservadores cometieron delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude a la administración y falsedad en documento oficial. Además, considera que ambos habrían adjudicado a dedo los contratos que firmaron Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres.

Nueva etapa

Fuentes del PP consultadas por infoLibre consideran que la visita de Rajoy se enmarca en el intento de normalizar las relaciones con el partido después de que dirigentes de esta comunidad le hayan hecho llegar mensajes en los últimos meses que insistían en una misma dirección: la necesidad de una mayor presencia de la cúpula y del Gobierno del PP. Precisamente, hace una semana, Barberá lo verbalizó en el acto central del primer aniversario de Alberto Fabra como presidente de la Generalitat: “Valencia y la Comunidad Valenciana son un activo electoral del partido que hay que cuidar”. No pasó inadvertido que entre el auditorio había dos ministros: el de Economía, Luis de Guindos, y el de Industria, José Manuel Soria.

La Comunidad Valenciana ha sido siempre uno de los principales caladeros de votos del PP y el presidente del Gobierno lo sabe. De ahí, que acuda a Peñíscola en una clara señal de respaldo a Fabra, que heredó el puesto de Camps, cuando el expresidente decidió dar un paso atrás por las diferentes presiones recibidas a cuenta de su imputación por cohecho pasivo impropio en el caso de los trajes.

Listas vacías de imputados

"Mariano y el Gobierno van a volcarse más en la región a partir de ahora. Fabra tiene que empezar a liderar una nueva etapa en el PP valenciano y el partido es consciente de ello, de que necesita sentirse arropado", valora un miembro de la dirección del PP de la Comunitat Valenciana. La misma fuente insiste en que la intención del presidente es que vuelva a repetirse la situación que vive el Grupo Parlamentario en la cámara regional, con nuevo imputados. "Esto hace la situación ingobernable", define.

La seña de identidad de esa nueva etapa pasa por presentar unas listas a las elecciones limpias de imputados, algo que la dirección nacional del PP no consiguió –y consintió– en 2011. Cuando la dirección regional del partido remitió las listas al Comité Electoral Nacional para que fuesen ratificadas nadie se atrevió a frenarlas. Camps, imputado por aquellas fechas, era el cabeza de lista y al elaborar la candidatura la condición de imputado no fue, por tanto, un impedimento.

El juez ve indicios de que la intervención de Barberá y Camps fue “decisiva” para Nóos

El juez ve indicios de que la intervención de Barberá y Camps fue “decisiva” para Nóos

Más sobre este tema
stats