PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

Los abusos de la banca

Rato dio tres contratos a Lazard en el mes anterior a su salida de Bankia

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, adjudicó en abril de 2012, apenas un mes antes de su dimisión el 7 de mayo del mismo año, tres contratos al banco Lazard, presidido por su "amigo", socio y exjefe Jaime Castellanos, según la documentación a la que ha tenido acceso infoLibre.

Y lo hizo cuando Bankia ya había recibido del Fondo de Reestructuración Ordenado Bancario (FROB) 4.465 millones para su fusión, y poco antes de que el sucesor de Rato, José Ignacio Goirigolzarri, solicitara más de 18.000 millones para evitar la quiebra de la entidad bancaria. En total, Bankia ha necesitado, según los datos aportados por el Tribunal de Cuentas, más de 22.400 millones de euros de dinero público.

Fondo Monetario Internacional

De hecho, el 24 de abril de ese mismo año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo, que dos años antes había dirigido Rato,  público un duro informe en el que sin dar el nombre de Bankia apuntaba la existencia de "bolsas de vulnerabilidad" en el sistema financiero español, que según los funcionarios del Banco de España que declararon como testigos ante el juez Fernando Andreu se refería claramente a la entidad presidida por Rato.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, llegó a asegurar en su declaración como testigo en el caso Bankia que ya desde el 25 de enero de 2012 la sucesora de Rato en el FMI, Christine Lagarde, le puso de manifiesto su preocupación por el sistema financiero español. Y el 15 de febrero le resaltaron "la existencia de graves problemas en el Grupo BFA-Bankia, donde estimaban importantes necesidades de capital".

Asimismo, el propio Rato presentó días antes de su salida de Bankia un plan de recapitalización en el que solicitaba al Banco de España 7.000 millones de euros. Además, el presidente del BBVA, Francisco González, dijo Rato actuaba con respecto a la crisis que vivía la entidad como si no se enterara o no se quisiera enterar.

Tanto el juez Fernando Andreu como el fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón investigan, tal y como adelantó infoLibre, el cobro de 6 millones de euros de Rato procedentes del banco de inversiones de Lazard, a la que adjudicó contratos por más de 16,8 millones de euros.

"Conflicto de intereses"

El expresidente de Bankia ocultó en su primera declaración como imputado en la Audiencia Nacional, en diciembre de 2012, que no existía ningún "conflicto de intereses" en la decisión de la entidad que presidía de contratar a la banca Lazard para que asesorara a Bankia en su salida a Bolsa, en julio de 2011.

Rato ya se vio obligado a rectificar su primera comparecencia como imputado, pues en la mismo dijo inicialmente que no había sido socio de Castellanos. El 10 de enero registró en la Audiencia Nacional un escrito en el que reconocía que sí tenía negocios con su "amigo", en concreto la propiedad de un local comercial. Otro de los socios en la empresa Paracuga era Pedro Pasquín, que es el encargado de firmar por parte de Lazard todos los contratos de asesoría a Bankia.

Los acuerdos de abril de 2012, que están incorporados al sumario del caso Bankia que investiga en la Audiencia Nacional el magistrado Fernando Andreu, muestran que la entidad financiera fruto de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas de ahorros de menor tamaño incorporó en los citados acuerdos un presupuesto de 12,17 millones de euros. Una cantidad de la realmente Castellanos cobró 673.000 euros, pues el firmado el 11 de abril de 2010, con un presupuesto máximo de 10,6 millones, no se llegó a ejecutar.

Director de compras

El primero de estos contratos fue suscrito el 3 de abril de 2012, y firmado en nombre de Bankia por el director de compras, Juan Antonio Arribas. En el contrato se acuerda que Lazard asesorara a la entidad financiera presidida por Rato en la desinversión de fondos de capital riesgo. El presupuesto máximo era de 1,19 millones, de los que se abonaron efectivamente 363.840 euros en función de los honorarios y gastos pactados.

El segundo de los contratos mencionados que han beneficiado al socio de Rato se firmó el 11 de abril. El presupuesto máximo era de 10,6 millones, que iban dirigidos a "identificar oportunidades que encajen en los objetivos de la compañía". Entre los objetivos se encontraban las posibles fusiones con otras entidades financieras.

Bankia se comprometía a abonar al banco de inversiones presidido en España por Castellanos cantidades que iban desde los 2 a los 10,6 millones en función de los "activos del candidato"  con el que se fusionara la entidad dirigida por Rato. Como Lazard no logró ninguna fusión, el contrato no se llegó a hacer efectivo.

Prima de riesgo

El tercero de los contratos de abril se rubricó el 26 de abril de 2006, dos días después de hacerse público el informe del FMI, en el que señalaba a Bankia como el principal foco de inestabilidad financiera en España, que estaba inmersa en una escalada de la prima de riesgo, que según Guindos "sufrió un marcado deterioro sobre todo a partir de marzo, superando los 400 puntos básicos en mayo".

En este último acuerdo, Lazard recibe el encargo de analizar el impacto financiero de "las nuevas exigencias de capital y la elaboración de estrategias y estructuras apropiadas para determinar una estructura de capital apropiada para el cliente". En febrero de ese año el Ministerio de Economía aprobó un plan en el que aumentaba las exigencias de solvencia.

Otros de los encargos contenidos en este contrato, firmado apenas dos semanas antes de la salida de Rato, se centraban en la "ejecución de una o varias operaciones de mercado de capitales", así como "la coordinación de los procesos de emisión de uno o varios instrumentos financieros y la estructuración de tal operación". Lazard recibió por este último trabajo 363.000 euros, según consta en una factura de octubre de 2012, con Rato ya fuera de Bankia.

Más sobre este tema
stats