Los otros gamonales

Salvemos Polvoranca o cómo impedir que un espacio natural se privatice

Leganés abraza su parque para protegerlo de una posible privatización

Carmen Valenzuela

Cuando el río suena, agua lleva. Este podría haber sido el eslogan base de la plataforma Salvemos Polvoranca, la alianza de ciudadanos, organizaciones ecologistas y partidos políticos de Leganés que se ha propuesto destapar, para después frenar, lo que parece ser un proyecto encubierto de la Comunidad de Madrid para construir una instalación deportiva mecánica de cable-esquí acuático en la laguna de María Pascuala del Parque Polvoranca. Declarado como Observatorio Regional de Aves, al entorno del lago parece acompañarle un segundo plan de explotación hostelera incompatible con la protección de la fauna y flora que habita la zona. Un proyecto que ha llevado a la plataforma a convocar una abrazo simbólico al lago la mañana de este domingo.

La presumible construcción de un complejo hostelero y una estructura de esquí acuático en el parque, reconocido por la propia Comunidad de Madrid como un espacio protegido por su valor ecológico, supondría, según la plataforma, no solo la destrucción de un entorno que acoge a “miles de aves y reptiles”, sino la puesta en marcha de la privatización encubierta de un espacio hasta ahora público. Según denuncian, este entorno se encuentra en tal estado de abandono y dejadez por parte de las administraciones, que ha obligado a integrantes de la plataforma y vecinos a trabajar voluntariamente por su mantenimiento.

Aunque no existen documentos oficiales que permitan concretar los términos en los que la Comunidad de Madrid habría planteado el proyecto, la creencia de que el Gobierno autonómico prevé la instalación de un cable-esquí en la laguna de María Pascuala es algo más que un rumor generalizado. Las declaraciones al diario El País del consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola, en las que explicó el propósito de su gobierno  de desarrollar el plan, junto con las declaraciones de un empresario que, favorable al proyecto, manifestó a la plataforma sus aspiraciones de concurrir a un supuesto concurso público para obtener la gestión del lago, activaron todas la alarmas. “Este señor [el empresario] comenzó a discutir con nosotros en nuestra cuenta de Facebook. Empezó a contarnos el proyecto con pelos y señales y dijo que había estado cinco años hablando con la Comunidad de Madrid”, explicó a infoLibre uno de los portavoces de la plataforma.

El empresario, con el que infoLibre trató de ponerse en contacto sin obtener respuesta, explicó a los miembros de la plataforma las bases económicas del concurso público para la explotación de la instalación deportiva. Según aseguran desde este movimiento ciudadano, incluso concretó la cifra de 25.000 euros anuales por la que el Ayuntamiento de Leganés estaría dispuesto a ceder el espacio. Unos datos que suscitaron las inquietudes del grupo socialista y oposición y que obligaron al Gobierno municipal a realizar un desmentido en el pleno. En este sentido, este diario contactó con el consistorio de la localidad madrileña, desde donde negaron cualquier vinculación con el proyecto.

Director general de Medio Ambiente: “No hay empresa, no hay empresario”

La información publicada en El País y las conversaciones de la plataforma con el empresario motivaron la comparecencia en la Asamblea de Madrid del director general de Medio Ambiente, Ricardo Riquelme, quien reconoció la existencia del proyecto como “una idea” que habrían presentado algunas empresas a la Consejería y que estarían estudiando. “La Comunidad de Madrid […] considera que sería una oferta atractiva que haría que cada vez más gente visitara el Parque de Polvoranca”, explicó. Sin embargo, y a pesar de reconocer que estaba al tanto de las propuestas de algunas empresas, Riquelme negó la relación de la Consejería con ningún empresario. “No hay empresa, no hay empresario. Lo único que conozco de esa persona es que se llama como yo”, zanjó. Unas explicaciones que la plataforma interpreta como contradictorias y que, lejos de tranquilizarles, refuerzan sus sospechas. “Nos tememos que sí hay proyecto. Lo que denunciamos es el oscurantismo y que no nos cuenten qué quieren hacer en el parque”, insisten.

Además, las contradicciones en las que incurrió Riquelme en su comparecencia, al afirmar primero que la Comunidad de Madrid llevaría a cabo el proyecto solo si los tres ayuntamientos implicados en el Parque Polvoranda –Leganés, Alcorcón y Fuenlabrada- estuvieran de acuerdo con su ejecución, para después asegurar que “la Comunidad de Madrid es la titular de los terrenos”, y que por lo tanto no sería “condición necesaria tener el acuerdo de los ayuntamientos”, se interpretó por la plataforma como una ambigüedad calculada del Gobierno regional, que no cierra las puertas a la explotación del pulmón verde de Leganés.

Un complejo hostelero

A la instalación deportiva acompañaría además la construcción de un complejo hostelero en las inmediaciones del lago. Otro proyecto complementario que, según la plataforma, estaría promovido por la administración local y regional y se estaría gestando de “espaldas a la ciudadanía”. Un plan que, de desarrollarse, ocuparía un espacio de 3.700 metros cuadrados en la zona del embarcadero y que incluiría instalaciones auxiliares relacionadas con el cable-esquí.

“Lo que les pido es que si hay algún documento administrativo, que lo enseñen”, espetó Ricardo Riquelme a los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid para negar la existencia del proyecto en Polvoranca. Un desmentido asentado en la falta de documentación oficial y cuya aparente rotundidad hace aguas al venir precedido de la tácita admisión del proyecto por parte de la Comunidad de Madrid.

En cualquier caso, la opacidad con la que parecen estar actuando las administraciones públicas ha exacerbado los nervios de la plataforma Salvemos Polvoranca. Una alianza ciudadana que, de llevarse a cabo el supuesto plan, no descarta emplear la vía judicial contra la Comunidad de Madrid por delito medioambiental.

Los vecinos de San Blas no quieren que Botella ceda al Opus una finca pública

Los vecinos de San Blas no quieren que Botella ceda al Opus una finca pública

Más sobre este tema
stats