CRISIS DE SEGURIDAD EN EL GOBIERNO

Sánchez fuerza el relevo en el CNI, calma a ERC y permite a Robles nombrar a otra directora de su confianza

La nueva director del CNI, Esperanza Casteleiro.

Era un secreto a voces que se acabó concretando este martes. El Gobierno valoraba como "especialmente grave" que varios miembros del Ejecutivo, incluido su presidente, hubiesen sido espiados sin que los servicios de inteligencia lograsen ni impedirlo ni percatarse. Tal y como adelantó infoLibre, Pedro Sánchez ya consideraba que ese hecho justificaba por sí solo que la directora del CNI, Paz Esteban, asumiese responsabilidades en forma de cese o dimisión. Su salida contribuye además a encauzar las relaciones políticas con ERC, uno de los socios claves de la legislatura que había tomado distancias con la Moncloa a raíz del seguimiento a políticos independentistas. Aunque el cese de Esteban oficialmente se produce por otro motivo, los republicanos dan por bueno el paso dado y ya rebajan el tono de sus críticas. En breve se hará oficial la reunión que mantendrán Pedro Sánchez y Pere Aragonès, que podría ser inmediata, y que hay quien espera que sirva incluso de impulso a la aparcada mesa de diálogo.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el Gobierno oficializó la "sustitución" de la directora del CNI, en palabras de la ministra de Defensa, y también que había sido acreditado el espionaje con Pegasus al teléfono móvil del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en junio de 2021, justo en las mismas fechas que a Margarita Robles y en plena crisis diplomática con Marruecos. Robles, defensora hasta el último momento del trabajo de Paz Esteban, se esforzó por no achacarle responsabilidad alguna en los errores de la inteligencia española, aunque acabó admitiendo fallos. "Hay que aprender de los errores e intentaremos que no se vuelvan a producir. Hay cosas que son mejorables, pero es así en todos los países del mundo", aseguró.

Un gesto para ERC

Todo el mundo esperaba el paso del Gobierno como intento de desencallar la legislatura. ERC había exigido "responsabilidades políticas" en las últimas semanas después de que la propia directora del CNI confirmase que, entre los líderes independentistas espiados con autorización judicial, se encontraba Pere Aragonés. El Gobierno, obviamente, intenta desvincular el cese de Paz Esteban de este actuación legal y amparada por los tribunales, pero el trasfondo político es evidente: ha movido ficha y a los republicanos, de momento, les sirve. Aunque le piden a Pedro Sánchez ir un paso más allá y contribuir a que se desclasifique la documentación del CNI, el tono de ERC ha bajado drásticamente de decibelios.

"Estamos aquí para ayudar siempre que haya garantías de que no se repiten actuaciones de este tipo", afirmó el líder de ERC, Oriol Junqueras, en una entrevista en El País. Fuentes republicanas admiten que el paso dado por el Gobierno contribuye a rebajar el incendio generado por el caso Pegasus que, en cualquier caso, no dan por absolutamente extinguido. Sí admiten, sin embargo, que les queda claro que, por el momento, la salida del Gobierno de Margarita Robles no está sobre la mesa y, por tanto, dejarán de exigirla. Algo parecido a lo que hará a partir de ahora Podemos, que también se había mostrado muy crítico con la ministra de Defensa y había insistido en su salida.

La mano derecha de Robles

Prueba de la confianza que sigue manteniendo el presidente en su ministra de Defensa es que la nueva directora del CNI será la mano derecha de Margarita Robles. Todo un gesto de refuerzo tras semanas de crisis política que la han llevado incluso a enfrentarse con el hombre de confianza de Sánchez, el ministro Félix Bolaños. La hasta ahora secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, es la elegida como sucesora de Paz Esteban.

Casteleiro es una persona con una larga trayectoria profesional en el CNI, del que llegó a ser secretaria general. Secretaria de Estado de Defensa desde junio de 2020, es una persona de amplia confianza de Robles, con la que llegó al ministerio como directora de gabinete. Ingresó en el Centro Nacional de Inteligencia en el año 1983, ocupando hasta el año 2018 diversos puestos en unidades centrales y del despliegue exterior (en Cuba y Portugal) siempre en el ámbito de la Inteligencia.

El 28 de septiembre de 2004 fue nombrada secretaria Ggeneral del Centro Nacional de Inteligencia, cargo que desempeñó hasta junio de 2008. Desde el 2008 hasta 2014 ocupó nuevos destinos en unidades de inteligencia en el exterior y, desde el 2014 hasta su llegada al Ministerio de Defensa de la mano de Margarita Robles, ocupaba la jefatura de la Unidad de Inteligencia del CNI en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado.

El Gobierno destituye a la directora del CNI tras la crisis por Pegasus

El Gobierno destituye a la directora del CNI tras la crisis por Pegasus

Más sobre este tema
stats