PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

Migraciones

Sánchez y Merkel acuerdan intensificar la cooperación con Marruecos y Túnez para hacer frente a la crisis migratoria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a su homóloga alemana, Angela Merkel, en Doñana.

infoLibre

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la canciller alemana, Angela Merkel, han apostado por que la Unión Europea intensifique de forma conjunta la cooperación con los países de África para hacer frente a la crisis migratoria y, en concreto, se han comprometido a aumentar el apoyo a Marruecos y Túnez.

En una rueda de prensa conjunta tras celebrar un almuerzo de trabajo en el Palacio de los Duques de Medina Sidonia en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Sánchez y Merkel han explicado que además de hablar del control de fronteras y de la acogida humanitaria es necesario reforzar la cooperación de la UE con los países africanos.

"Si queremos hablar sobre cómo ordenar los flujos migratorios, lo tenemos que hacer desde posiciones compartidas y desde un punto de vista mucho más transversal", ha afirmado Pedro Sánchez.

"Tenemos que intensificar la cooperación con Marruecos y Túnez porque son países que necesitan ayuda y son fronterizos", ha concretado Merkel.

La canciller apostado por "una cooperación leal" con los países de África. "No solo tenemos que hablar sobre África, tenemos que hablar con África", indicó.

Sánchez ha recordado que Marruecos es uno de los principales socios de la UE "y también está sufriendo la presión migratoria", por lo que se ha mostrado a favor de reforzar la cooperación bilateral "para otorgar a Marruecos un papel clave para ordenar los flujos migratorios". Sin embargo, no ha concretado qué dinero se dedicará ni cómo se hará.

El presidente del Gobierno ha indicado además que "Europa debe rechazar el oportunismo de aquellos que proponen las soluciones fracasadas del pasado", y ha recordado que aunque solo 14 kilómetros separan las costas de España y de Europa de las del norte de África, "hay una distancia infinitamente mayor en términos de desarrollo económico, social y de derechos humanos".

Por su parte, Merkel ha resaltado que "solo de manera conjunta podremos ser fuertes para superar los retos" relacionados con la inmigración. "Ningún país puede eximirse de este desafío", ha subrayado.

La canciller también se ha mostrado a favor de respetar la dignidad humana de las personas que llegan a territorio europeo. "Las tendencias racistas que vemos, lamentablemente, en todos los Estados miembros, es algo contra lo que tenemos que luchar", ha indicado.

La canciller alemana llegó este sábado al Palacio de los Duques de Medina Sidonia –Parque Nacional de Doñana–, invitada y bienvenida por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para un fin de semana de trabajo destinado a abordar los temas clave de la agenda europea con especial atención a la migración; "un asunto en el que mantienen un enfoque conjunto", según informó el Palacio de la Moncloa. Los dos mandatarios mantuvieron un almuerzo informal de trabajo. Después comenzará la parte más privada de la visita, en la que los dos mandatarios podrán seguir debatiendo de forma más personal y directa.

Con esta invitación, Sánchez recupera algo que fue tradición en los gobiernos de Felipe González y José María Aznar. El socialista llevó a la finca Las Marismillas –donde se alojará la canciller– al entonces presidente francés, François Mitterrand, al canciller alemán Helmut Kohl o al expresidente de la ya desaparecida URSS Mijail Gorbachov. Por su parte, Aznar compartió allí jornadas con el entonces primer ministro británico, Tony Blair; el presidente de México Ernesto Zedillo y el de Colombia, Andrés Pastrana, así como con el primer ministro marroquí Abderramán Yusufi.

Sintonía europeísta ante la inmigración

Con la visita, el Gobierno socialista pretende demostrar y a la vez consolidar la sintonía europeísta entre los dos mandatarios. Así, no se espera que la reunión produzca acuerdos concretos, pero sí trabajar en "caminos comunes" e ir formando una "masa crítica" de países dispuestos a buscar soluciones europeas en asuntos como las migraciones.

En 2018, España ha superado a Italia en llegadas de inmigrantes por mar. Según la Organización Internacional de Migraciones (OIM), superan las llegadas ya las 24.000 y la provincia de Cádiz, donde Sánchez recibirá a Merkel, es una de las que está en primera línea de acogida de los inmigrantes.

Los socios de Gobierno de Merkel pierden su mayoría absoluta en Baviera: "No es un día fácil para el partido"

Elecciones en Baviera: Merkel se la juega contra Seehofer en las urnas

Acuerdo con CCAA para menores no acompañados

Al finalizar la reunión, Sánchez ha garantizado ante los medios que habrá un acuerdo entre las comunidades autónomas para repartir las labores de acogida de los menores extranjeros no acompañados (MENA).

El presidente del Ejecutivo ha apuntado que es consciente del gran reto que tiene Andalucía con los más de 3.600 MENA que acoge, después de que desde la Junta andaluza señalaran que "no parece coherente ni sostenible que se acerquen barcos a los puertos con menores a bordo y al mismo tiempo se afirme que ni hay recursos ni posibilidades de repartir la responsabilidad de éstos entre las comunidades por falta de consenso entre ellas".

Más sobre este tema
stats