LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

moción de censura

Sánchez propone a los independentistas buscar un “territorio para dialogar”

Promesas y de diálogo y agradecimiento. Así respondió el candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez, a la confirmación del voto positivo a la moción de censura por parte del PNV, el PDeCAT y Esquerra.

“Somos muy conscientes de la complejidad de la situación que vamos a manejar”, admitió Sánchez. Un escenario en el que buscará en el PNV “un socio preferente para los eventuales cambios legislativos que se puedan realizar”.

El líder socialista reiteró su promesa de respetar los acuerdos presupuestarios alcanzados por el PNV con el PP y se comprometió también a dialogar con el Gobierno vasco para construir “un nuevo tiempo político que creo que será bueno para España y también para Euskadi”.

El secretario general del PSOE aseguró al portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, que existe un “territorio para dialogar” en torno a diferentes propuestas competenciales y acerca de muchas de las leyes catalanas que fueron impugnadas por el Gobierno del PP ante el Tribunal Constitucional.  

Pero el candidato a la Presidencia pidió también “responsabilidad” a la antigua Convergència  para “cerrar las fracturas en la sociedad catalana”. “En ese propósito esté seguro de que encontrarán al PSC. Ha habido dolor e indignación”, admitió, y por eso “tenemos que responder con futuro y esperanza. Y en ese camino le puedo asegurar que me va a encontrar a mí y al PSOE”.

Sánchez reveló que ha hablado en varias ocasiones con dirigentes del PDeCAT, entre ellos su coordinadora, Marta Pascal, con quien dijo compartir “la necesidad de regenerar la vida democrática”. Uno de los objetivos "en el cortísimo plazo” es “desterrar del debate político” la polarización que ha desatado la crisis catalana.

Soluciones políticas

Hacen falta, repitió, “soluciones políticas a una crisis política. Y la Constitución nos da las herramientas: explorémoslas con el conjunto de la Cámara. Le agradezco y mucho”, señaló a Campuzano, “que también desde Cataluña se dé la oportunidad a un nuevo tiempo”.

Sánchez tuvo que hilar mucho más fino para responder al portavoz de Esquerra, Joan Tardà. Y aunque se vio obligado a defender la independencia del Poder Judicial, a negar la existencia de presos políticos y defender el marco constitucional, también encontró la manera de apostar por el dialogo.

“La clave para solucionar la crisis [catalana] es superar la política de bloques y recuperar los espacios de diálogo y de consenso, como son el Estatuto que votaron los catalanes y la Constitución”. Dentro de ese marco, propuso, es donde hay que “encontrar los puntos en común que permitan sentar las bases para un diálogo y convivir en un proyecto común que es España”.

No es la primera vez que PSOE y Esquerra “se entienden en muchísimas políticas sociales y medioambientales, como partidos de izquierdas. Y ahí podemos encontrar puntos de unión”. “Yo me comprometo a explorar con el consenso de la Cámara ese diálogo para intentar encontrar una solución política a la crisis catalana más pronto que tarde”, destacó.

“Vamos a empezar ese camino”, añadió, pero “también entre catalanes, es importante que el Govern lo abra con todas las fuerzas política catalanas”. 

Más sobre este tema
stats