PORTADA DE MAÑANA
Ver
No sólo Cataluña es singular: del 'dumping fiscal' de Madrid al criterio de dispersión en Galicia

El ático de González

El SUP pide otra rogatoria para averiguar quiénes son los dueños de la empresa opaca que le vendió el ático

Alicia Gutiérrez / Tono Calleja

El Sindicato Unificado de Policía (SUP), cuya denuncia originó la investigación sobre la compra del ático de Estepona finalmente adquirido por el presidente de Madrid, Ignacio González, ha pedido a la juez del caso que envíe una nueva rogatoria a EEUU para averiguar quién se esconde realmente tras las dos sociedades pantalla involucradas en esa operación.

Hasta ahora, las solicitudes de ayuda cursadas por la juez perseguían el rastreo de las cuentas de Coast Investors LLC, la compañía opaca del Estado de Delaware utilizada en 2008 por el tesfaferro profesional Rudy Valner para formalizar la compra del inmueble. Ahora, lo que el SUP solicita es reclamar a EEUU los documentos necesarios que desvelen quiénes son los beneficiarios últimos de una segunda sociedad: Walfort Overseas Investments Ltd, que posee el 99% de las acciones de Coast Investors LLC. Hasta ahora, el SUP había centrado sus pasos procesales en dos compañías panameñas de nombre casi idéntico a la de Delaware: Walford Overseas SA y Waldorf Overseas Investments Inc.

Tanto Coast Investors LLC como Walfort Overseas Investments Ltd están domiciliadas en la misma dirección y dadas de alta con el mismo agente registrado, figura de representación obligada en la mayoría de los paraísos fiscales y en algunos Estados de EEUU –como Delaware– con fiscalidad laxa y escasos mecanismos para identificar a los beneficiarios últimos de una sociedad.

El escrito remitido por el SUP a través de su abogado explica así el porqué de su petición: “La instrucción se viene centrando en la investigación de Walford Overseas Investments, cuya sede es Panamá, como consecuencia de los datos recogidos en la Declaración de inversión extranjera de bienes inmuebles presentada por el bufete de abogados Suárez de la Dehesa [en nombre de Rudy Valner], así como informes de la UDEF, cuando lo cierto y verdad es que la entidad que posee el 99% de Coast Investors LLC es Walfort Overseas Investments Ltd, con sede en Delaware”.

El sindicato policial considera que la jueza debe reclamar al Departamento de Estado de Delaware información sobre las cuentas de Walfort Overseas Invetments Ltd. Pero, también, datos precisos para verificar si continúa activa o si, por el contrario, “es nula a tenor de la normativa aplicable de Delaware y si carece de entidad jurídica para ser titular de cuenta corriente alguna”.

Imputación de Lourdes Cavero

Desde que en 2012 arrancó la investigación judicial –ahora en suspenso a la espera de que la Audiencia de Málaga se pronuncie sobre el auto por el que la juez imputó a la esposa de Ignacio González, Lourdes Cavero y decidió inhibirse en favor de la Audiencia Nacional–, el foco del SUP apuntaba casi en exclusiva a Panamá.

Los errores –fortuitos o deliberados– que se repiten en los papeles aportados por los abogados españoles de Rudy Valner –en ellos, la sociedad propietaria de Coast Investors aparece como Walfort pero también como Walford, inexistente en Delaware– alimentaron en el SUP y en la Fiscalía Anticorrupción la idea de que el hilo iniciado por Coast Investors LLC en Delaware conducía a Panamá. Pero ningún documento oficial lo indica o lo sugiere.

En ese país centroamericano, que sigue funcionando como paraíso fiscal pese a su reciente legislación antiblanqueo, hay dos sociedades registradas con nombres casi idénticos al de la sociedad propietaria de Coast Investors LLC: Waldorf Overseas Investments Inc y Walford Overseas SA.

La Walford Overseas SA, constituida en mayo de 2008, se disolvió en mayo de 2013. Y la segunda, Waldorf Overseas Investments Inc, permanece sin agente registrado desde febrero de ese mismo año, ya en plena polémica sobre el ático de Estepona.

El agente que la representaba, el bufete Mossack Fonseca, conocido por ejercer o haber ejercico como agente residente en Panamá de algunas sociedades de la trama Gürtel, entre ellas Golden Chain, renunció a representar a Waldorf Overseas Investments Inc. Lo hizo porque así lo prevé la ley antiblanqueo, popularmente denominada en el Istmo como “ley de conoce a tu cliente” en determinadas circunstancias.

Operación "opaca"

Esa ley preceptúa que el agente registrado debe saber en todo momento quién es su representado y con qué propósito ha fundado una compañía en Panamá. Los portavoces del bufete Mossack Fonseca con que contactó infoLibre eludieron explicar en qué incumplimiento concreto incurrió Waldorf ni si la compañía guarda cualquier relación con Rudy Valner.

Ningún documento de los incorporados a la causa permite establecer un nexo entre la Walfort Overseas Investments Ltd de Delaware vinculada a Rudy Valner y la Walford Overseas Investments Inc de Panamá o su casi homónima Waldorf Overseas SA. La información que manejó el SUP en su denuncia sostiene, no obstante, que tal nexo existe. Y que la compañía hermana de las de Delaware es justamente la que representaba Mossack Fonseca.

La accidentada investigación sobre el ático comenzó a instancias del SUP, convencido de que Coast Investors Llc solo es una empresa tapadera. Tras varios reveses, la jueza Mariana Peregrina Blanco, titular del juzgado de instrucción 5 de Estepona, abrió diligencias en el otoño de 2012.

La Fiscalía Anticorrupción entendió que la denuncia debía ser investigada por cuanto la primera compra del ático, efectuada por Coast Investors Llc en mayo de 2008, apenas dos meses después de su constitución como sociedad, arrojaba elementos para la sospecha: se trató de una operación “opaca”, mantiene la Fiscalía.

20.000 euros más que lo que pagó Coast Investors

Ni Coast Investors opera en España de manera continuada ni el índice centralizado de propiedades señala ningún inmueble a su nombre en territorio nacional ni nadie ha explicado hasta la fecha cómo una sociedad administrada por un profesional de la fiducia –Rudy Valner– que vive en Los Ángeles llegó a saber que un ático de la urbanización Alhambra Golf de Estepona estaba disponible.

Coast Investors alquiló el ático a la pareja González-Cavero en el mismo año en que lo compró, 2008. En diciembre de 2012, al día siguiente de que Anticorrupción reclamase toda la información tributaria relativa a Coast Investors, el presidente de Madrid y su esposa escrituraron el piso a su nombre. Pagaron 770.000 euros, solo 20.000 más de lo que había pagado Coast Investors cuatro años antes.

Hasta la fecha, no se conoce el resultado de las comisiones rogatorias enviadas por la juez al banco Lloyds de Londres, donde Coast Investors posee una cuenta. La segunda rogatoria, reclamada por la Fiscalía y sobre la que tampoco se sabe nada, tiene por destino EEUU y tiene por objeto determinar los movimientos de otra cuenta abierta a nombre de esa sociedad. Quienes siguen el caso de cerca ignoran si lo que sucede es que ni Reino Unido ni EEUU han respondido o si, por alguna razón, las solicitudes de ayuda se han atascado por el camino.

Más sobre este tema
stats