PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

Escándalo de las tarjetas

UGT rectifica y suspende dos años al consejero de Caja Madrid al que apoyó tras ser imputado por las ‘tarjetas black’

UGT rectifica y suspende dos años al consejero de Caja Madrid al que apoyó tras ser imputado por las tarjetas black

UGT acaba de sancionar con dos años de pérdida de derechos a su antiguo representante en la comisión de control de la extinta Caja Madrid, imputado en el caso Bankia por gastar 80.000 euros con una de las visas opacas que el equipo de Miguel Blesa destinaba a su cúpula, las llamadas tarjetas black.

La sanción impuesta a Rafael Torres y confirmada este miércoles a infoLibre por el sindicato significa un viraje en su posición inicial. La Federación de Servicios, a la que se adscribe Torres, se aferra no obstante a que unos 1.000 euros del total endosado a la tarjeta tiene la consideración de "gasto personal" y, por tanto, injustificado. Esos gastos ajenos al cargo que Torres ostentaba en Caja Madrid se correspondieron con la compra de varios trajes. 

En octubre de 2014, José Miguel Villa, secretario general de la Federación de Servicios, anunció que la central no tomaría ninguna medida contra Torres y defendió la legalidad de los gastos cargados a su tarjeta. Tanto el imputado como la central sindical aducen que esos gastos tenían, básicamente, índole sindical, y estaban fiscalizados por UGT. Torres pagó con esa tarjeta alojamiento, viajes y comidas no solo suyas sino de otros miembros de la sección sindical ugetista en Caja Madrid. 

En marzo de este año, Villa reiteró esos mismos argumentos. Un mes más tarde, el líder del sindicato, Cándido Méndez, abogó por elevar los niveles de transparencia en la organización, utilizar los recursos de forma "más eficiente" y erradicar "los malos hábitos".

Méndez se expresó en esos términos durante su intervención en la clausura de la Asamblea Consultiva Confederal de UGT. E introdujo la siguiente apostilla: "Hay que beber agua limpia y solo agua limpia".

Frente a lo manifestado por él mismo en octubre y en marzo, José Miguel Villa confirmó este miércoles a infoLibre que la comisión de garantías de la Federación de Servicios ha sancionado “en firme” a Torres. “Sigue como afiliado pero durante dos años pierde sus derechos”, explicó. 

Álvarez: “Sólo avanzaremos si los grupos parlamentarios sienten el aliento de los trabajadores en el cogote”

Álvarez: “Sólo avanzaremos si los grupos parlamentarios sienten el aliento de los trabajadores en el cogote”

A la pregunta de qué elemento llevó a la Federación de Servicios a sancionar a Torres tras haber anunciado que no tomaría medidas contra él, Villa respondió que, en realidad, lo que la federación que él mismo dirige hizo fue "poner los hechos en conocimiento de la comisión de garantías". Y que fue la comisión de garantías la que, "poco antes de las vacaciones del verano", decidió sancionar a Torres.

El antiguo miembro de la comisión de control de Caja Madrid acaba de pedir el sobreseimiento libre de la imputación que pesa sobre él en la causa abierta por la Audiencia Nacional. En su escrito, fechado el 1 de septiembre, Torres argumenta lo mismo que ya expuso cuando declaró en marzo: que los gastos estaban vinculados a su carácter de consejero en la comisión de control como representante de la plantilla y que la Agencia Tributaria ya inspeccionó esos gastos.

El estallido del escándalo forzó en 2014 la dimisión de dos dirigentes que habían manejado tarjetas black de Caja Madrid, el entonces secretario regional de la organización, José Ricardo Martínez, y el jefe de la facción crítica madrileña del sindicato, Miguel Ángel Abejón. En cambio, Rafael Torres contó con un respaldo sin fisuras por parte de su federación.

Más sobre este tema
stats