Unidas Podemos relativiza el refuerzo de la presencia de EEUU en Rota y decidirá su voto tras la cumbre

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante la visita a la fragata 'Reina Sofía' en la base naval de Rota

"Una apuesta clara por el flanco sur". Así resumían fuentes gubernamentales el principal compromiso adquirido entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de Estados Unidos, Joe Biden, para aumentar la presencia militar del país norteamericano en la base naval de Rota, que prevé acoger dos barcos destructores más. Un acuerdo que es fruto de meses de trabajo entre ambas administraciones y que debe ser aprobado por el Consejo de Ministros y también por el Congreso.

Moncloa no quiso aventurar el martes las posibles dificultades a las que podría enfrentarse para sacar adelante un asunto especialmente sensible para sus principales aliados, empezando por su propio socio de coalición, muy crítico y reacio siempre a todo lo que implique un mayor despliegue militar. Los principales dirigentes del espacio han optado por el silencio, conscientes del impacto que puedan tener sus declaraciones durante la celebración de la cumbre de la OTAN.

Según trasladan a infoLibre fuentes la dirección morada, el grupo decidirá el sentido del voto tras la cumbre. Actualmente se debaten entre la abstención y el no, si bien hay voces que no ven "tan grave" el pacto alcanzado. "Solo son dos barcos más, tampoco va a suponer una gran diferencia", explican. El espacio confederal ratifica así su estrategia de discrepar pero sin confrontar desde dentro del Ejecutivo. Al menos hasta que pase esta decisiva semana, tras los esfuerzos realizados desde Moncloa para ejercer de " perfecto anfitrión".

El único cargo del espacio morado que se ha pronunciado públicamente ha sido el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, aunque fuentes de la dirección circunscriben sus opiniones al ámbito de los comunes (una de las formaciones que integran Unidas Podemos). “A nosotros no nos gusta ese pacto, significa más militares, más destructores norteamericanos y una mayor dependencia o sumisión de España a EEUU cuando a veces los intereses no son los mismos”, ha asegurado desde los pasillos de la Cámara Baja.

Asens también ha recordado que su grupo se ha manifestado en contra del aumento en gasto de Defensa al que sí se ha comprometido Sánchez, en la línea exigida por la OTAN, hasta alcanzar el 2% del Producto Interior Bruto (PIB). Una oposición que también ha visibilizado la cuenta oficial de Podemos en Twitter, que ha compartido una imagen con un tanque y otra de un hospital bajo el lema: "Es muy sencillo de entender. Lo que se gasta en esto (en referencia al tanque) no se gasta en esto (el hospital)".

El Gobierno se fija como horizonte 2028 para aumentar el gasto

En una cumbre de la OTAN celebrada en el año 2014 en Gales los miembros europeos pactaron "tender hacia el objetivo" de invertir el 2% del PIB en defensa durante los siguientes 10 años. Entonces, solo Estados Unidos, el Reino Unido y Grecia alcanzaban ese nivel de gasto. Se trata de una de las reivindicaciones tradicionales de los gobiernos norteamericanos, el miembro que más fondos destina a este ámbito (3,75%).

Ateniendo al contexto europeo, España ha sido uno de los países que menos recursos ha destinado a Defensa, el penúltimo por delante de Luxemburgo. Sin embargo, en los últimos cinco años el presupuesto ha aumentado un 20%, llegando a los 12.293 millones de euros en 2021—una cifra en la que incluye no solo el presupuesto del Ministerio, sino también las operaciones en el exterior o las pensiones del personal militar— lo que equivale a un 1,17% del PIB.

En Moncloa se fijan como horizonte el año 2028 para aumentar el gasto del PIB hasta el 2% y así lo ha confirmado Sánchez este jueves en una entrevista en TVE. Eso equivaldría a gastar unos 24.000 millones de euros anualmente —en prestaciones por desempleo se desembolsan 22.500 millones— siempre que el PIB se mantenga estable en el nivel de 2021. En Unidas Podemos creen que Sánchez tendría "muy difícil" pactar los Presupuestos del próximo año si se produce un incremento en el gasto en Defensa. No solo para convencer a su formación, sino también para lograr el de otros partidos como Esquerra Republicana o EH Bildu. "Eso le haría virar hacia el PP. Y ese sería el fin del bloque de la investidura tal y como lo conocemos", valoran en el espacio confederal.

Una de las tesis que manejan es que el PSOE trate de incluir este aumento del gasto mediante otras vías como, por ejemplo, a través de créditos extraordinarios destinados al ministerio de Defensa. Sin embargo, este gasto debería ser incluido en un decreto ley, primero aprobado por el Consejo de Ministros y luego ratificado por el Congreso. El pasado año el presupuesto que más creció fue el destinado a la modernización de las Fuerzas Armadas (2.848 millones de euros), que sufrió un incremento de más del 21%, del cual se destinó casi una quinta parte (503 millones) a programas especiales de armamento.

El aumento del gasto en Defensa divide a los españoles

Según un barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado en marzo de este año, casi la mitad de los españoles (el 47,3%) es partidaria de que España aumente el gasto en defensa para "estar preparada para futuras amenazas" mientras que otro 46,6% apuesta por no subirlo o incluso prefiere disminuirlo. Esto contrasta con los datos de otro sondeo de ese mismo organismo publicado en verano de 2021, que revelaba que sólo el 21% de la población consideraba infradotado el presupuesto.

Este sondeo desvela que el aumento del gasto en Defensa cuenta con un apoyo mayoritario entre los votantes de la derecha: PP (76,4%), de Vox (81,7%) y de Ciudadanos (73,2%). Por la parte del PSOE hay división de opiniones pues un 43% apoya el aumento y un 41,1% prefiere dejarlo como está. Por su parte, un 9% apuesta por reducirlo, por lo que el total de votantes socialistas que prefieren mantenerlo o disminuirlo es mayor que el de aquellos que prefieren que se aumente.

En cuanto a los votantes de Unidas Podemos, solo el 16% se muestra a favor de un aumento del gasto militar frente a una mayoría del 53,5% que lo rechaza, con un 27,2% que aboga por disminuirlo. "La mayoría de los españoles de 18 o más años piensa que los recursos dedicados a esta partida de gasto son adecuados (36%) o excesivos (30%)", señala el informe Focus on Spanish Societyeditado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Sánchez y Biden refuerzan la alianza bilateral para coordinar “la migración irregular” en el norte de África

Sánchez y Biden refuerzan la alianza bilateral para coordinar “la migración irregular” en el norte de África

Más sobre este tema
stats