'Operación Lezo'

Unidos Podemos presiona al PSOE con una moción de censura para derribar a Rajoy por la corrupción

Unidos Podemos presiona al PSOE con una moción de censura para derribar a Rajoy

Unidos Podemos pasa al ataque. Ante la avalancha de imputaciones y detenciones de personas vinculadas al PP en la última semana en el marco del caso Lezo, la coalición anunció este jueves que va a iniciar una ronda de contactos con el resto de fuerzas políticas para comprobar los apoyos con los que contaría una moción de censura contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Para esta iniciativa, Unidos Podemos necesita un acuerdo con el PSOE si se tiene en cuenta que, para que salga adelante es necesaria mayoría absoluta -176 diputados- y que, además, la moción es constructiva, es decir, necesita presentar un candidato alternativo. No obstante, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que aún no está decidido quién encabezará esta moción -"no es una cuestión de nombres, sino de presentar una alternativa", sostuvo- y anunció que su grupo presentará la moción incluso si no contase con los apoyos suficientes para salir adelante, dado que a su juicio es un "imperativo moral" derribar el Gobierno de Rajoy.

"España está viviendo un estado de excepción democrático", con el "saqueo" de las administraciones públicas y con un "comportamiento parásito de las instituciones" por parte del PP. "Sacar al PP de las instituciones es una necesidad", sostuvo este jueves en la rueda de prensa en la que presentó la propuesta Iglesias, que estuvo acompañado por dirigentes de su coalición como el líder de IU, Alberto Garzón; la portavoz en el Congreso, Irene Montero; el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech; o Antón Gómez-Reino, diputado de En Marea.

En su comparecencia, Iglesias detalló que se ha puesto en contacto con el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y con su portavoz, Mario Jiménez, así como con el PNV y con Ciudadanos, de quien no ha "recibido respuesta". Domènech, por su parte, ha hablado con ERC y el PDeCat. Según explicaron los dirigentes, Unidos Podemos se reunirá en los próximos días con asociaciones y colectivos de la "sociedad civil" -entre los que Iglesias mencionó a CCOO, Jueces para la Democracia o Attac- para reunir apoyos.

Todos los dirigentes coincidieron en señalar la excepcionalidad de la situación que les obliga, afirmaron, a presentar la moción. "Pensamos que es una situación de excepción de Estado, y estamos ante la obligación de sacar al PP del Gobierno para defender la democracia y los servicios públicos", denunció Garzón, que aseguró que "este no es un problema de partido, es un problema de país". Domènech, por su parte, alertó de la "gangrena" a la que los conservadores están conduciendo a las instituciones, mientras Gómez-Reino hizo hincapié en que ante la "metástasis" de la corrupción, lo necesario es ir al "foco" de la enfermedad.

La tercera moción de censura de la democracia

El reglamento del Congreso de los Diputados contempla que la Cámara "puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción de una moción de censura". Esta "deberá ser propuesta, al menos, por la décima parte de los diputados en escrito motivado dirigido a la Mesa del Congreso y habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno que haya aceptado la candidatura", añade.

La acción supone redoblar la presión contra Rajoy, que ha visto cómo el último escándalo de corrupción del PP ya se ha llevado por delante a la portavoz conservadora en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, y tiene al que fue su delfín y también presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en prisión. Hasta ahora, la oposición únicamente había planteado la posibilidad de que Rajoy compareciese a dar explicaciones en el Congreso, pero la moción de censura supone un importante salto cualitativo en la exigencia de que el líder del Gobierno y el PP asuma responsabilidades políticas.

Durante la reciente etapa democrática se han presentado dos mociones de censura y ambas han sido rechazadas: En 1980, el PSOE presentó una contra Adolfo Suárez pero el candidato, Felipe González, no recibió el aval de la Cámara, y en 1987, Alianza Popular, con Antonio Hernández Mancha como aspirante, hizo lo propio contra González, pero tampoco salió adelante.

Jueces para la Democracia rechaza verse con Podemos para preparar la moción de censura

Jueces para la Democracia rechaza verse con Podemos para preparar la moción de censura contra Rajoy

Más sobre este tema
stats