Inmigración

Las vallas de Ceuta y Melilla: juristas explican al ministro dónde empieza España

Las vallas de Ceuta y Melilla: juristas explican al ministro dónde empieza España

Ibon Uría

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha insistido este martes: hasta que no se pasan todas las vallas situadas en la frontera entre Ceuta y Melilla y Marruecos no se está en España. El ministro ha agregado que "una cosa es entrar y otra intentar entrar en España" y ha subrayado que mientras no atraviesan todas las barreras, a los inmigrantes no les es aplicable la legislación española.

No es la primera ocasión en la que Fernández Díaz opina sobre el punto en el que empieza el territorio español. En febrero, tras la muerte de 15 inmigrantes que intentaban llegar a nado a España, aseguró que en esa frontera "la geografía cede ante un concepto jurídico" y que aquellas personas no entraron en suelo nacional porque no lograron rebasar "la línea de vigilancia establecida". "No entraron porque no rebasaron el control policial", zanjó el ministro.

También en febrero, y en referencia a esos mismos hechos, Fernández Díaz aseguró que las muertes se habían producido "en Ceuta". "Perdón, formalmente en Marruecos”, rectificó inmediatamente después. Entonces, ¿dónde empieza España? ¿En la primera valla? ¿Superadas todas las barreras situadas en la frontera? ¿Cuando se rebasa un cordón policial? Juristas y expertos consultados por infoLibre coinciden en señalar la cuestión es clara.

"Ni al peor abogado se le ocurriría"

"Si la versión del ministro no fuera tan grave y trágica, sería incluso jocosa", asegura Francisco Solans, abogado y portavoz de la subcomisión de extranjería del Consejo General de la Abogacía Española. Solans explica que entre Marruecos y España hay tratados que establecen los lindes de la frontera incluso con parámetros topográficos, y que ese límite físico se corresponde con la primera valla que atraviesan los inmigrantes para cruzar a España.

"Afirmar que el territorio entre vallas no es España –agrega el experto– es una ilegalidad manifiesta, un atentado contra la ley y la soberanía nacional". Solans advierte de que no es cuestión baladí, pues la frontera marca igualmente el punto a partir del que ha de aplicarse la jurisdicción española. "Cuando se salta la primera valla se está en España, sometido a la autoridad española y, a su vez, esta autoridad está sujeta a las leyes de España", remarca.

Solans no duda al afirmar que todo indica que el Ministerio "busca un subterfugio legal para vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva, el derecho a ser identificado y el derecho a pedir asilo" de los inmigrantes. Derechos, incide, "que nadie puede discutir a partir de esa raya, de la primera valla". El jurista afirma que el "estupor" reina entre los abogados, que sostienen que "jurídicamente no hay debate". "Y decir lo contrario es una burrada que no al peor abogado se le ocurriría", zanja.

Un relato "absurdo" que causa "perplejidad"

"No entiendo que el ministro diga que no se está en España tras saltar la primera valla", apunta Javier de Lucas, catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia. De Lucas hace referencia a un hecho evidente: es la Guardia Civil –y no la policía marroquí– la que patrulla en el espacio entre ambas vallas. "Y eso significa que es territorio español", concluye.

De Lucas dice igualmente que "España no podría construir vallas en territorio marroquí" salvo que existiera un acuerdo específico con ese fin, acuerdo que no existe. El experto califica el asunto de "evidente": "La primera valla desde el lado marroquí es la frontera, y no es una cuestión ideológica: no puede ser de otra manera". De Lucas sentencia el tema señalando que la versión de Interior es "absurda" y que la teoría del ministro causa "perplejidad".

Precedentes ya resueltos

No es la primera ocasión en la que surge esta discusión. Virginia Álvarez, responsable de Política Interior de Amnistía Internacional, recuerda cómo en 2005 "el Gobierno del PSOE argumentó algo similar: que la zona entre vallas no era de nadie". Álvarez menciona que el Defensor del Pueblo ya dejó clara su postura sobre esta cuestión en el Congreso de los Diputados.en palabras de la entonces adjunta primera de la institución, Cava de Llano y Carrió.

"Se nos planteó –dijo hace nueve años Llano y Carrió– si el perímetro fronterizo debía ser considerado territorio español y, en consecuencia, qué normativa resultaba aplicable. A la luz de los diversos convenios entre España y Marruecos firmados durante el siglo XIX que fijan los límites jurisdiccionales de la ciudad autónoma de Melilla, puede afirmarse que el perímetro está construido (...) en territorio español, que su titularidad plena pertenece a España y que su custodia (...) sólo se realiza por las fuerza españolas".

Álvarez va incluso más allá: no sólo estima que es evidente que la frontera entre España y Marruecos está en la primera valla, sino que asegura que la simple custodia por parte de la Guardia Civil de esa franja basta para que la legislación de aplicación sea la española. Así, niega la existencia de cualquier tipo de debate o duda en torno a la cuestión.

El rey Juan Carlos admitió la posibilidad de ceder Melilla a Marruecos en 1979, según un cable de la Embajada de EEUU

El rey Juan Carlos admitió la posibilidad de ceder Melilla a Marruecos en 1979, según un cable de la Embajada de EEUU

Más sobre este tema
stats