La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

Crisis en el PSOE

Vázquez intenta aplazar las primarias del PSOE gallego para después del verano

Pachi Vázquez, en la reunión del Comité Nacional del PSdeG del pasado 2 de marzo.

No se puede afirmar que haya cuajado el acuerdo entre Alfredo Pérez Rubalcaba y el líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez. Ni mucho menos. Pero sí que el diálogo es intenso y que se vislumbra una posible salida: que finalmente las primarias para elegir al nuevo líder del PSdeG se celebren no el 1 de junio, como se preveía, sino en septiembre. Vázquez, de hecho, según confirmó anoche infoLibre, está pulsando la opinión de los cuadros provinciales y de los potenciales candidatos para persuadirles de que esa alternativa evitaría el choque total con Ferraz. Pero no bastaría con convencerles. Tiene que aprobarlo así el máximo órgano de decisión del PSdeG, el Comité Nacional, que integran 400 dirigentes, convocado para mañana viernes a las 19 horas. 

La reapertura del conflicto estalló el pasado lunes en la reunión de la ejecutiva federal, a la que pertenece Vázquez. Rubalcaba trasladó dos ideas claras: que no toleraría que el PSdeG hiciese de su capa un sayo y convocase un referéndum para designar al nuevo barón territorial, saltándose los estatutos del PSOE, y que si realmente quería propiciar un cambio de las reglas de juego, llevase su propuesta al Comité Federal. Una sugerencia esta no exenta de problemas, porque los socialistas gallegos habían programado las primarias consultivas para el 1 de junio y el posterior congreso de ratificación, para el 6 de julio. Y el Comité Federal, el mayor escalón de poder del PSOE de toda España, está fijado para el 20 de julio. Ferraz respondía, ante las dudas de calendario, que no era "ningún drama" posponer todo el proceso. 

Ese mensaje lo llevaron el martes a un céntrico hotel de Santiago Óscar López, secretario federal de Organización, y Gaspar Zarrías, secretario de Política Municipal, según pudo confirmar infoLibre. En la otra parte de la mesa, Vázquez y su jefe del aparato, Pablo García, y los secretarios provinciales (el lucense José Ramón Gómez Besteiro mandó a su número dos). En la cita, los hombres de Rubalcaba insistieron en que Madrid no toleraría una violación de los estatutos por parte del PSdeG. López, según recalcó un alto dirigente de la cúpula gallega, no citó expresamente la posibilidad de la gestora, aunque la amenaza estaba, y está, viva. 

"Los Comités Nacionales los carga el diablo"

Pero más importante casi que la reunión del martes fueron los dos gestos de ayer de Vázquez. Uno: entabló numerosos contactos a lo largo del día con los secretarios provinciales, con diversos cuadros orgánicos y con los potenciales candidatos –entre ellos, Besteiro, presidente de la Diputación de Lugo, o Iván Puentes, portavoz de Novo Socialismo y exalcalde de Fene (A Coruña)–. A todos les trasladó, según fuentes próximas al secretario general, que el aplazamiento del proceso electoral "puede ser una salida". Con ella, Vázquez podría presentar su propuesta al Comité Federal. "Y está convencido de que lo gana, de que obtendría el aval de sus compañeros de toda España", aseguraban las citadas fuentes. Es muy probable que pudiera arrimar a su posición al Partido Socialista de Madrid –Tomás Gómez ha prestado un apoyo entusiasta desde el principio– y a los socialistas valencianos, que también comparten que al líder debe elegirlo la militancia, y no los delegados. Así lo han recogido al menos en un documento interno

En el entorno de Vázquez creen que demorar la consulta a mediados de septiembre "permitiría al PSdeG emerger como la avanzadilla", como el impulsor de una mayor democracia interna en el conjunto del PSOE. Y además supondría impedir la guerra con Ferraz, porque "a nadie conviene un choque por sólo tres meses de diferencia, y con el verano de por medio". "A él menos que a nadie le gusta la idea de posponer todo, pero la tensión con Madrid le genera una incomodidad terrible", apuntaban fuentes oficiales.

De cualquier modo, la decisión última deben tomarla, este viernes, dos órganos de dirección del PSdeG: la ejecutiva regional, convocada para las cinco, y sobre todo, el Comité Nacional, a las siete. "Y los Comités los carga el diablo, no se sabe qué puede pasar", afirmaba un portavoz. De hecho, otro alto cargo de la dirección confesaba que la "sensación" que tenía era que "la gente no estaba por la labor de aplazar" las primarias. En el grupo de opositores, se sitúa a Besteiro y al secretario provincial de A Coruña, el exministro de Justicia Francisco Caamaño. Es previsible que Pontevedra, y la poderosa agrupación de Vigo, optarán por rehuir el conflicto con Ferraz, con quien el hilo es más directo. 

Segundo gesto de Vázquez ayer: enviar a los 400 integrantes del Comité Nacional el borrador de reglamento de las primarias y del congreso extraordinario. Una prueba de "firmeza, de deteminación total", interpretaban en la cúpula gallega, para remarcar a Ferraz que la propuesta de referéndum a las bases es firme y se mantiene. 

Garantizar que la consulta sea vinculante

El reglamento remitido a los cuadros, al que ha tenido acceso este diario, no contiene fechas, ni de las primarias ni del congreso, síntoma de que la negociación camina por esa vía. El texto contiene varios elementos de cierre que pretenden garantizar que el candidato elegido por la militancia sea impepinablemente el secretario general que designen formalmente los delegados en el cónclave. 

Así, en el punto 9. c se exige a todos los aspirantes a la Secretaría General que se sometan a las primarias. Es decir, no podrán ir sólo al congreso. Además, aquellos que pierdan en el referéndum deberán "comprometerse" a tirar la toalla, a no presentarse otra vez como candidatos en el congreso. A su vez, los delegados harán "constar por escrito" su "compromiso de apoyar" en el cónclave extraordinario al candidato "que reciba más votos en la consulta interna" (10. b). En suma, se pretende que no haya sorpresas, que en la práctica el escrutinio de las primarias sea vinculante. Que el primer resultado sea "redondo".

Vázquez también incorpora al borrador su propuesta de que los militantes tendrán sobre la mesa de sus agrupaciones locales dos papeletas de color distinto. En una figurarán los nombres de los aspirantes al liderazgo del PSdeG. Y en la otra, de manera separada, la lista de los delegados al congreso. Ferraz quería que hubiera una sola papeleta, de tal forma que el candidato a la Secretaría General llevara adosados los compromisarios que le respaldaran. 

"Si es un aliciente, bienvenido sea"

La luz verde de Rubalcaba a las primarias para elegir líder ayuda a “tranquilizar” el PSOE

La luz verde de Rubalcaba a las primarias para elegir líder ayuda a “tranquilizar” el PSOE

Las negociaciones en el seno del PSdeG y con Ferraz seguirán hasta última hora, hasta poco antes del Comité Nacional. Si no prospera el acuerdo y el Comité Nacional decide seguir adelante con el proceso, la cúpula gallega maneja dos escenarios: que Madrid disuelva la dirección y monte una gestora o que la ejecutiva federal, o la misma Secretaría de Organización que comanda López, emita una resolución prohibiendo la celebración de las primarias. "Tienen difícil vetarlas, porque es tanto como oponerse a que haya mayor democracia. Pachi de hecho fue el último en apoyar este proceso, no votó a favor en el congreso federal de Sevilla. Pero la militancia nos lo pide. Y si esto es un aliciente, un revulsivo, bienvenido sea. Ferraz sabe que con Galicia se les abre una brecha, que a continuación vendrán más federaciones que reclamen una consulta interna", comentaba un alto colaborador del líder. 

¿Y si hay prohibición de Rubalcaba? La misma fuente anticipaba que no habría ya freno: "Seguiríamos adelante si así lo decide el viernes el Comité Nacional. No podemos salirnos de lo que decida el máximo órgano, el órgano soberano". La partida, desde luego, no ha concluido.

Más sobre este tema
stats