PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Gobierno busca fórmulas para garantizar que la enmienda de ERC no afecte a la lucha contra la corrupción

Congreso de los Diputados

Vox estrena el curso parlamentario con insultos y ataques a la prensa

La tercera fuerza política del país insulta a sus adversarios políticos y acosa a la prensa. Eso es lo que ha sucedido en el pleno del Congreso celebrado este martes, en el que Vox ha sido el protagonista pero no por sus iniciativas parlamentarias ni sus elocuentes discursos. Todo lo contrario."Bruja". Esa ha sido la palabra que ha gritado Javier Sánchez García, diputado de Vox, a Laura Berja, portavoz socialista en materia de Igualdad. Se debatía en la Cámara la penalización del acoso a las mujeres que abortan. Tras proferir ese comentario el vicepresidente de la Cámara, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha demandado al parlamentario ultraderechista que retirara su insulto hasta en tres ocasiones.

En un primer momento Sánchez García se ha negado a retirar la palabra y, una vez expulsado, ha intercambiado unas breves palabras con el portavoz de su grupo, Iván Espinosa de los Monteros, y ha decidido quedarse en el hemiciclo. El vicepresidente ha decidido suspender el Pleno durante cinco minutos. Una vez reanudada la sesión, Gómez de Celis ha vuelto a reclamar al parlamentario de Vox que retirara el insulto y éste ha accedido.

Tras este incidente, algunos diputados del partido ultra han salido del hemiciclo, fuera del cual se encontraban los periodistas, que les han pedido explicaciones por la actitud de su compañero de filas. "Quería saber si a usted le parece bien que se llame bruja a una diputada", le ha inquirido la periodista de La Sexta, Cristina Pérez. Olona, que en un primer momento ha optado por obviar la pregunta y dirigirse de nuevo dentro de la tribuna, ha vuelto sobre sus pasos y se ha encarado con Pérez. 

"¿Has hecho la misma pregunta cuando a mí me han agredido en este Congreso, llamándome fascista a esta distancia y con riesgo de agresión?", le ha respondido, visiblemente enfadada, mientras las cámaras del Congreso -y también una asesora de la formación- grababan ese momento. "Habremos preguntado", respondió la periodista. "Es una pregunta que quiero hacerte. Te estoy preguntando de manera directa: ¿sí o no?", ha vuelto a insistir la dirigente de Vox, en un tono agresivo. "Quiero una contestación: sí o no. Sí o no", de nuevo. "La periodista soy yo", afirmó Pérez. "¿No quieres contestarme? Gracias. Tu silencio es muy elocuente", ha murmurado la diputado ultra, mientras se alejaba de los micrófonos.

 

Unas horas antes, Olona tildaba de "inadmisible ataque a la prensa" una respuesta del portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, en rueda de prensa. En ese contexto, el periodista que planteó la pregunta se saltó el turno de palabra, por lo que Echenique decidió no contestarle ante lo que intepretaba como "una falta de respeto" al resto de compañeros "que son periodista de verdad". "Que seamos un medio que no somos palmeros no nos convierte en menos periodistas", respondió el aludido, que acudía en representación de la web Estado de alarma.

Los recientes ataques de Vox a la prensa

No es la primera vez que sucede un episodio de este calado. En la habitual rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Espinosa de los Monteros, situó en la diana de sus ataques a medios como Público, elDiario.esEl País, a los que acusó de "vulgarizar" tanto tiempo "el término extrema derecha, fascismo o ultraderecha que han conseguido que lo que era algo absolutamente insignificante, a base de que se utilicen esos términos y algunos acepten que se nos pongan esas etiquetas a los de Vox".

Dos semanas antes el parlamentario ultra se encaró con dos periodistas en rueda de prensa. Después de realizar un alegato racista, en el que vinculó inmigración con delincuencia, la periodista María Llapart planteó estas preguntas al portavoz de Vox. "Perdone, esos extranjeros a los que usted se refiere trabajan en nuestras casas, en algunas casas, nos atienden en los supermercados, limpian los centros de salud y los hospitales. ¿Usted cree que, si le están escuchando, se pueden sentir dolidos? ¿Pueden pensar que cuando salgan a la calle todo el mundo les va a ver como unos delincuentes?".

Espinosa acusó inmediatamente a Llapart de "hacerse la indignada" e ir "en contra de las matemáticas". "Usted gesticula mucho y se indigna muchísimo con las matemáticas. Estoy convencido de que esos extranjeros, inmigrantes, que trabajan, que contribuyen, que son parte de nuestra sociedad, son los primeros interesados en que los otros, los que delinquen, los que agreden, los que violan, sean identificados y expulsados cuanto antes", fue su respuesta. 

En esa misma rueda de prensa, que tuvo lugar el pasado 9 de septiembre, la periodista de la Cadena Ser, Carolina Gómez, preguntó si "tratar de proponer el pin parental, evitar que se enseñe diversidad en las escuelas u oponerse a que cuelguen la bandera LGTBI son políticas que pueden contribuir a que la sociedad sea más tolerante". "¿Eso es una pregunta o una afirmación?", contestó Espinosa. "Es una pregunta", replicó Gómez. "En la pregunta va una afirmación intolerable, que es la posición política que sostiene Vox, y que va a mantener y que no se va a dejar amedrentar por ningún tipo de afirmación o acusación como la que usted acaba de hacer, eso no lleva a la violencia", contestó el diputado. A renglón seguido, añadió: "Llevamos muchos años con opiniones como la que usted acaba de verter en la que el que disienta de lo que ustedes piensan es un homófobo, es un racista, es un xenófobo, es un machista y eso es lo que se ha acabado, porque para eso ha llegado Vox".

Vox señala al director de 'El Jueves'

El pasado mes de julio Vox señaló en sus redes sociales al presidente del grupo RBARicardo Rodrigo, editor de El Jueves, y animó a que los ciudadanos le "exigieran responsabilidades" cuando le vieran salir de su despacho en la Avenida Diagonal de Barcelona. El partido de Santiago Abascal respondía con este mensaje a la última creación de la revista humorística, una colección de cromos titulada La Pandilla Voxura, un homenaje a la mítica serie de cromos de La Pandilla Basura, en este caso protagonizada por los líderes del partido de extrema derecha.

La formación acusó a Ricardo Rodrigo de "difundir odio contra millones de españoles". "Es posible que muchos de ellos le empiecen a exigir responsabilidades cuando le vean salir de su despacho de la Diagonal de Barcelona", escribieron desde la cuenta oficial del partido. 

A todo ello se suma el veto de la tercera fuerza política a a medios de comunicación y periodistas, a los que no permite acceder a sus sedes. Entre ellos está infoLibre.

Montero sobre el insulto de un parlamentario de Vox: "Tratan de humillar y cuestionar a las diputadas"

Montero sobre el insulto de un parlamentario de Vox: "Tratan de humillar y cuestionar a las diputadas"

Más sobre este tema
stats