Estos son mis principios

Llamazares: Marcuse en las luchas obreras asturianas

El diputado de IU en Asturias, Gaspar Llamazares.

"Nunca se sabe muy bien por qué estás en política; mi familia es muy amplia y discutidora, y mi padre era un médico liberal antifranquista. Supongo que eso influye". Así responde Gaspar Llamazares, diputado de Izquierda Unida en la Junta General asturiana y coportavoz de Izquierda Abierta, a las preguntas de Estos son mis principios, la sección en la que infoLibre entrevista a políticos para descubrir la inspiración que motivó su entrada en la política.

El parlamentario insiste en "el entorno inmediato" como elemento decisivo:"En mi zona calaron mucho las luchas obreras siderúrgicas, de los trabajadores de Ensidesa". Llamazares (Logroño, 1957) también recuerda que sus principios se forjaron en el ámbito académico, pero no sólo en los libros, sino, especialmente, con sus profesores. "En el colegio tuve la suerte de tener a Don Manuel, un profesor represaliado en la República. Le faltaba un brazo y siempre tenía su propia frase: 'Yo no soy un caballero tullido, soy un jodido manco'. Aprendí mucho de él", recuerda el diputado. 

Desde joven, el político asturiano fue un "lector voraz" que no "descartaba" prácticamente ningún tema, desde novelas de aventuras hasta ensayos marxistas y otros críticos con la doctrina; pero fue sin duda Herbert Marcuse y su novela El hombre unidimensional (Ariel), una obra que pone de manifiesto la existencia de una lógica de la dominación que convierte a las sociedades industriales en totalitarias,  lo que tuvo una "influencia importante" para el diputado.

"Marcuse, Camus con La Peste(Edhasa)...; el existencialismo y el estructuralismo y las teorías de la izquierda francesa me marcaron políticamente. En la segunda etapa de la universidad también entré en contacto con Gramsci [teórico comunista] y la izquierda italiana". Llamazares también recuerda Bocetos, una "revista universitaria donde colaboraba y donde exponíamos la idea de que en las enfermedades y patologías no sólo había causas biológicas, sino también sociales". 

En este sentido, el coportavoz de Izquierda Abierta destaca sus "estudios sobre Faustino Cordón, farmacéutico español que destacó por sus estudios en biología evolutiva, un hombre tan importante como Ramón y Cajal, pero olvidado", algo que, concluye, "es una auténtica lástima".

Carolina Bescansa se reencuentra con Max Weber

Carolina Bescansa se reencuentra con Max Weber

Más sobre este tema
stats