PORTADA DE MAÑANA
Ver
El PP ataca las estadísticas oficiales del paro por una metodología que no cambia desde 1985

Estos son mis principios

Miquel Iceta, de la justicia social católica al 'Manifiesto comunista'

Miquel Iceta: "Me temo que la aritmética no hace posible un Gobierno de izquierdas y hay que buscar acuerdos más amplios"

"Uno de los temas que, de alguna manera, ayudaron a configurar mis principios desde la infancia es la noción de justicia social ligada al tema religioso". Miquel Iceta, primer secretario del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), inaugura con esta confesión la sección Estos son mis principios, en la que infoLibre pregunta a destacados políticos qué lecturas, obras de arte o personajes marcaron sus primeros pasos ideológicos.

Iceta es un ejemplo de cómo la conciencia política y los principios pueden ser el resultado de un amalgama de ideologías y visiones del mundo contrapuestas, de una síntesis que surge de enfrentar la tesis a la antítesis.

Para el diputado catalán, lo primero es la socialización: "El tema de la justicia social y el catolicismo es una cuestión prepolítica, anterior a la política, es una cuestión de formación moral y social, y esto proviene de mi entorno familiar y de la escuela".

En el segundo estadio de configuración ideológica, Iceta coloca la política académica, aquello que viene tras la "prepolítica" y la socialización; y es aquí donde el diputado socialista resalta la diferencia ideológica como factor necesario para construir principios políticos: "Hay tres libros y autores que, debido a sus diferencias, ayudaron a conformar mi conciencia política: el personalismo de Mounier, el Manifiesto comunista y la obra de Norberto Bobbio ¿Qué socialismo?". Bobbio fue un jurista, filósofo y politólogo italiano, cuya contradicción ideológica a lo largo de su vida es otro ejemplo de construcción de principios a través de teorías más que enfrentadas. Miembro de una familia filofascista, llegó a militar en el Partido Nacional Fascista, para acabar ingresando en la resistencia antifascista italiana y ser considerado uno de los mayores teóricos del denominado socialismo liberal. 

El Manifiesto personalista de Mounier es un ejemplo claro del intento del filósofo cristiano francés por configurar un catolicismo comprometido con lo social, más atento a las injusticias, pero como una antítesis del Manifiesto comunista de Marx y Engels. Es por esto por lo que, según Iceta, entró en contacto con el marxismo: "En bachillerato fue donde entré en contacto con Mounier a raíz de un trabajo. Leí el Manifiesto comunista precisamente porque Mounier critica mucho el marxismo, por lo que empecé a preguntarme por qué".

Fue entonces, afirma el diputado socialista, cuando descubrió Qué socialismo, "un libro de Bobbio que es la teorización de un socialismo democrático que se corresponde con los valores del PSOE". Tierno Galván, histórico socialista y alcalde de Madrid entre 1979 y 1986; Gramsci, secretario general del Partido Comunista de Italia (PCI) durante los años 20 del siglo pasado; o las películas Reds–Warren Beaty, 1981– y Novecento–Bertolucci, 1976–también forman parte de "las lecturas y visionados obligatorios" de Miquel Iceta.

Alexandra Fernández: urbanismo para luchar contra la desigualdad

Alexandra Fernández: urbanismo para luchar contra la desigualdad

Más sobre este tema
stats