Belén Barreiro: "Los españoles valoran muy bien a Yolanda Díaz, pero no saben a quién representa"

Belén Barreiro (1968, Madrid) es socióloga. Antes de comenzar la entrevista, avisa: "Yo solo hablo cuando tengo los datos en la mano". Durante toda la conversación, la que fuera directora del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) cumple a rajatabla su anuncio. Ese respeto profundo a las encuestas, a las fuentes, a los análisis y, en definitiva, a la investigación es el que la ha llevado a ser una de las profesionales más valoradas en su campo en España. En la actualidad, dirige la empresa demoscópica 40dB, que fundó en 2012 con el nombre de MyWords.

Estos días, esos datos con los que trabaja Barreiro arrojan luz sobre la figura de Yolanda Díaz, la pugna entre Ayuso y Casado, la relación entre Sánchez y ERC, la monarquía, los efectos de la pandemia en el voto y hasta sobre la actitud de los ciudadanos españoles con respecto a las grandes fortunas. Sobre todo ello le pregunta infoLibre.

El proyecto de Yolanda Díaz

"Creo que es todavía una gran incógnita porque hay bastante confusión sobre a quién representa o a quién podría representar. Lo hemos detectado en nuestros estudios: la gente tiene claro que es una candidata de izquierdas y no le ve defectos. Tiene muy buena valoración, pero hay una parte del electorado que la asocia con el PSOE, otra con Podemos y otra que no sabe muy bien con quién. Es una incógnita cómo se va a presentar a la ciudadanía, de qué va a ser candidata. Y luego está la incógnita de cómo recibirán los ciudadanos esa plataforma que lidere porque para el electorado esa va a ser una información nueva. De momento, lo que hay es una gran valoración a su persona y una gran confusión en torno a qué fuerza política representa".

Perfil de votante del proyecto de Yolanda Díaz

"El perfil de votante que puede arrastrar Yolanda Díaz dependerá de cómo se presente y de cómo la opinión publicada decida presentarla. Si una parte de la opinión publicada se dedica a repetir que, en realidad, representa al Partido Comunista de España, la aceptación ciudadana será menor que si se la liga a lo que ella pretende o parece que pretende: una estrategia más transversal. En principio, podría atraer a votantes muy distintos porque su valoración es enormemente transversal, pero la ciudadanía todavía no sabe dónde hay que situarla. Yolanda Díaz tiene una buena valoración en el centro, en la izquierda más moderada, en la izquierda menos moderada, entre los jóvenes, entre las personas de mediana edad, en distintas clases sociales... Tiene una muy buena valoración en capas de la sociedad muy distintas".

Efectos de la pandemia en el voto

"Varios de nuestros estudios señalan que estamos en un momento en el que los ciudadanos sienten, sobre todo, una gran incertidumbre, mucho miedo al futuro. Pero no solo miedo a que se repita una nueva pandemia o a que la pandemia actual se prolongue, sino también miedo a todo lo que tiene relación o es consecuencia de la crisis climática. ¿Qué efectos tiene eso en el comportamiento político? En términos generales, todavía no se ve ninguno concreto ni tendría por qué llegar a verse, pero creo que sí se puede hacer una lectura. Los ciudadanos, ante tiempos de incertidumbre buscan certezas. No me extrañaría que viésemos una tendencia a buscar o premiar candidatos que les den seguridad".

Nuevos 'felices años veinte'

"Medimos la idea de si los ciudadanos vivirían, en la salida de la pandemia, como si fuesen unos nuevos 'felices años veinte'. Lo que vimos es que hubo un momento en que sí. Fue justo en el periodo previo al verano. Sin embargo, a lo largo del otoño y el invierno los indicadores se han normalizado y, en ese sentido, el estado de ánimo ha vuelto a como era antes de la pandemia".

Valoración del Gobierno

"La pandemia, dependiendo de los territorios y de los países, puede tener un efecto de refuerzo a los gobiernos. En el caso de España, desde luego nuestros datos no nos dicen que haya un desgaste del Gobierno. Es más, hay datos de otros estudios que muestran que sí que hay una opinión bastante favorable de la gestión que ha hecho el Gobierno de Sánchez de la propia pandemia. Si hay encuestas que dicen que Sánchez pierde muchos escaños... A mí, como socióloga, me es imposible hacer una valoración de esas encuestas que se publican con estimaciones ya hechas, con cocina, pero sin ir acompañadas de datos brutos. En resumen, el Gobierno de Sánchez no es que salga reforzado, pero tampoco vemos un desgaste en él y lo que sí vemos, en cambio, es que se valora mucho mejor su gestión de la pandemia que su actuación en otras áreas".

Pugna Ayuso-Casado

"Es una lucha sobre todo de liderazgos. Aunque el PP siempre tiene esas tensiones sobre qué quiere ser —a ratos, parece que quiere ser un partido más de centro derecha y, a ratos, parece que quiere ser un partido más de derecha próxima a Vox—, creo que la batalla entre Casado y Ayuso no es una batalla ideológica sino un pulso entre liderazgos. No considero que tengan una manera distinta de ver España o de ver qué es lo que hay que hacer como país. Ayuso se ha hecho muy popular en la Comunidad de Madrid y es lógico y comprensible que pueda aspirar a más. Especialmente teniendo en cuenta que Casado tiene una valoración bastante mediocre y ella está mejor valorada. No hay que perder de vista que Ayuso es una candidata de la Comunidad de Madrid. Por eso habría que hacer el ejercicio de extrapolar las valoraciones que pueda tener Ayuso al conjunto de España y tener en cuenta que fuera de Madrid genera mucho rechazo".

Relación ERC-PSOE y Netflix en catalán

"En todo lo que tenga que ver con la cuestión catalana, el PSOE tiene un electorado dividido. Hay una parte del PSOE que es más centralista y, por tanto, menos simpatizante de Esquerra y hay otra que es más proclive a soluciones federales o a ser comprensivos con las pulsiones independentistas y que, por tanto, tiene más simpatía por ERC. Esas dos almas siempre han estado ahí. Quizás hay más federalistas que no federalistas, pero estos últimos son un tercio amplio. Es una tensión que existe. Por el lado de Esquerra, desde el punto de vista electoral, es comprensible lo que han hecho con el caso del Netflix en catalán. Ellos llevan a cabo su estrategia".

Polémica con Marta Ortega

"No puedo evitar pensar que una parte de todas esas reacciones que ha generado la noticia de que Marta Ortega herede la empresa de su padre tiene que ver con algo que nosotros también hemos investigado mucho, que es que España es de los países con más envidia y más sentido crítico. Somos más criticones y más envidiosos de lo que lo son otras culturas. Son datos que emanan de un estudio muy bonito que hicimos hace un par de años, donde comparábamos España con las culturas anglosajonas. Obviamente, los españoles tenemos muchísimas virtudes —por ejemplo, somos muy solidarios—, pero tenían razón los grandes escritores cuando nos avisaban de que España era un país de envidiosos. Eso se confirma en los datos.

Para obtener esas conclusiones, hicimos dos cosas. Por un lado, medimos las búsquedas en Google de palabras relacionadas con la crítica y la envidia y encontramos unas diferencias abismales entre la cantidad que se buscaba en España frente a Estados Unidos y en Gran Bretaña. Luego hicimos un estudio muy detallado acerca de los sentimientos de la gente en la vida cotidiana: “¿qué has sentido cuando ascienden a un compañero en el trabajo?”, por ejemplo. Íbamos un poco a lo personal. Eso no quita que, obviamente, las injusticias sociales están ahí y sería deseable un mundo en el que los ricos fuesen menos ricos y no hubiese pobres. Es decir, si de mí dependiese, lo ideal es que el Gobierno, el Parlamento y los políticos en su papel de legisladores contengan esta desigualdad creciente y gravísima que vemos en España y en muchas otras democracias y que se agrava con la pandemia. Nosotros en eso hemos trabajado mucho. La fotografía de la sociedad es horrorosa. Hay que hacer mucho para que no lo sea tanto. Pero, por otro lado, creo que hay que alabar el éxito empresarial. Claro que todo el mundo tiene que pagar sus impuestos y apechugar, pero yo no considero que las empresas sean malas por definición. Hay muchísimas empresas que están muy comprometidas con la sociedad". 

Salud de la monarquía en España

"La salud de la monarquía es regular. Yo siempre digo que hay instituciones que en los 80 estaban muy mal valoradas —como puede ser el Ejército y la Guardia Civil— y que a día de hoy tienen muy buena valoración y otras muy bien valoradas entonces —como la monarquía—, que a día de hoy tienen la tienen muy mala. De hecho, la monarquía está por debajo del aprobado. A diferencia de lo que ocurría en los 80, cuando había bastante consenso en la valoración positiva —de hecho la valoraban incluso mejor los votantes del PSOE que los votantes del PP—, ahora la monarquía solo está bien valorada por la derecha, por las generaciones mayores y por algunos territorios como la Comunidad de Madrid. En cambio, está mal valorada por todas las franjas jóvenes, que la suspenden muy claramente; por las izquierdas —no solo los votantes de Podemos, también los votantes del PSOE— y por otros territorios como el País Vasco y Cataluña. Eso es un problema para la monarquía. No solo cae en su valoración con respecto a unas décadas atrás sino que ya no es una institución que despierte consenso. Si yo estuviese asesorando a la Casa Real, lo vería con gran preocupación".

El PP lleva a los tribunales a infoLibre

"Creo que llevar a periodistas y a políticos a los tribunales, como está ocurriendo en el caso de infoLibre, es una vieja estrategia del PP, que siempre ha tenido tendencia a judicializar sus estrategias políticas. Hay una razón de fondo. España es un país de centro izquierda y, por tanto, ellos buscan sus recursos no tanto en la ciudadanía —donde tienen complicidades, pero no tan extendidas como las puedan tener los partidos de izquierdas—, como en otros ámbitos; uno de ellos, el judicial.

En mi opinión, esas viejas estrategias del PP son muy dañinas cuando se hacen contra los políticos porque entorpecen sin razón, bloquean reformas que son deseables y que la propia ciudadanía apoya y quiere. Y cuando se hacen en contra de los periodistas, considero que son palabras mayores porque también conllevan un punto de amenaza. Es decir, es difícil ejercer la libertad de prensa si se piensa que hay riesgo de acabar en los tribunales, algo que implica, entre otras cosas, asumir un coste económico. Creo que lanzan el mensaje de: somos capaces de llevaros a los tribunales... Es algo que, si se está trabajando en un medio de comunicación, debe de ser desagradable y contraproducente para el objetivo del propio medio, que es informar con independencia". 

Ángel Munárriz: “Que Andalucía fuese la puerta de entrada de la extrema derecha llama a la reflexión”

Ángel Munárriz: “Que Andalucía fuese la puerta de entrada de la extrema derecha llama a la reflexión”

Más sobre este tema
stats