infoLibre defiende en los tribunales el interés público ante la denuncia de García Egea y López Miras

Captura de la pantalla del móvil de López Miras.

infoLibre

El director de infoLibre, Daniel Basteiro, y la periodista de investigación Alicia Gutiérrez, tuvieron este jueves una cita en un juzgado de instrucción. Ambos comparecieron para hacer frente a una denuncia presentada por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. El supuesto delito denunciado por los dos destacados políticos del PP es revelación de secretos y podría comportar una pena de prisión de hasta cinco años.

Los dos informadores declararon en calidad de investigados, Basteiro como representante del periódico y responsable editorial y Alicia como autora de la noticia. Tras serles leídos sus derechos, los dos periodistas respondieron a todas las preguntas, sin excepción, para defender el interés público de las informaciones del periódico, que en las horas previas a la declaración ha recibido una intensa ola de solidaridad por parte de muchos periodistas y ciudadanos.

Los hechos se remontan al 7 de junio de 2021, cuando infoLibre publicó una información exclusiva con el siguiente titular: El presidente de Murcia medió en la operación quirúrgica de un familiar de García Egea: “La van a programar para el día 20”. En el texto se reproducían dos imágenes en las que se podía ver al presidente regional hacer gestiones por whatsapp con el secretario general de Salud, Andrés Torrente, y transmitir datos sobre la operación de un o una paciente al número dos del PP a nivel nacional. Ese paciente era un familiar del propio García Egea. El número dos del PP nacional exclamaba un agradecido "cojonudo" al recibir la información de carácter privado y personal que al resto de los ciudadanos les es facilitada no por el presidente regional sino por sus centros de salud u hospitalarios de referencia.

La información incluía muchos detalles contrastados. Por ejemplo, que la operación se llevó a cabo en la fecha que López Miras comunicó a García Egea. También que, a pesar de que en Murcia no hay libre elección de centro, el o la paciente fue atendido en un hospital distinto al que le correspondía por domicilio en el que, además, había menos lista de espera para intervenciones como la suya, según corroboraron los datos públicos de la Región. Contactados hasta en seis ocasiones, López Miras, García Egea y portavoces autorizados del PP se negaron a ofrecer una versión para incorporar al artículo.

Nunca desmintieron la información pero, una vez publicada, la tacharon sin matices como "totalmente falsa", en palabras del vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. Eso sí, Montesinos no entró a comentar ningún detalle pese a las preguntas insistentes del director de este medio. Casi al mismo tiempo, el responsable de Justicia y exmagistrado Enrique López defendía que "una cosa es pedir información y otra es intermediar", admitiendo el papel de López Miras. Finalmente, en cuestión de horas, García Egea y López Miras presentaron una denuncia por "revelación de secretos". Fue la confirmación de que la noticia era cierta, puesto que no existe el tipo penal de revelación de fantasías o rumores. De haber sido incorrecta, el PP tenía varias opciones para exigir su rectificación. Ninguna fue utilizada por los dirigentes populares.

En el mismo mes, infoLibre desveló que el hospital había operado al familiar de García Egea antes que a pacientes con la misma prioridad y que ya estaban en lista de espera. También que el pariente fue atendido por el cardiólogo horas después del mensaje del número dos del PP a López Miras en el que se evocó esa consulta.

Los elementos que justifican el artículo

En su declaración de este jueves, Basteiro y Gutiérrez argumentaron el interés público del artículo, que resulta evidente por los actores implicados, dos dirigentes políticos de máxima relevancia, incluyendo a la máxima autoridad del Estado en la Región de Murcia, como es su presidente, y el número dos del principal partido de la oposición en el conjunto de España.

Más elementos añaden interés público a la noticia exclusiva: el manejo de recursos públicos, la gestión de la sanidad mientras se seguía gestionando la peor pandemia en un siglo o los precedentes dentro de la misma comunidad, donde el consejero de Sanidad tuvo que dimitir tras colar a cientos de personas, entre ellas a sí mismo, en la vacunación del covid, incumpliendo los protocolos vigentes para todo el Estado.

Por si fuera poco, los hechos pueden tener indicios de trascendencia penal y fueron denunciados con posterioridad ante la Justicia. Esta misma semana, dos cirujanos del mismo hospital en el que operaron al familiar de López Miras denunciaron ante la Fiscalía Anticorrupción que hubo saltos en las listas de espera de la región que pudieron acarrear el fallecimiento de 30 personas con más prioridad.

Los denunciantes se centran en su denuncia en reprochar la revelación de comunicaciones supuestamente personales, a pesar de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional acerca de la prevalencia del interés público en casos similares, y se se esfuerzan en tratar de identificar a la persona que pudo captar la imagen. infoLibre, como siempre, explicó este jueves que su política es la del rigor y el secreto profesional a la hora de no revelar sus fuentes cuando estas soliciten el anonimato por considerar que contribuir a revelar hechos ciertos y de importancia pueda ponerlos en peligro.

Los denunciantes también alegan que la información de infoLibre permite identificar al familiar de García Egea. Sin embargo, en el texto no se informa del sexo del paciente, enfermedad, edad, grado de parentesco u otros detalles que permitirían tal cosa. Como explicaron los periodistas, infoLibre tiene por norma no aportar más datos que los estrictamente imprescindibles para que se comprenda la historia (máxime si hay datos médicos involucrados). Eso es algo que el PP conocía desde antes de que se publicase el texto. La importancia de la investigación orbita en torno al manejo de servicios públicos y la ejemplaridad de los cargos políticos.

A su salida, Basteiro y Gutiérrez comunicaron a sus compañeros que estaban tranquilos, convencidos de que es esencial defender el trabajo de los periodistas, una labor que nunca debe ser ajena al rigor, pero sí al miedo. En todo este tiempo, ni los denunciantes ni el PP han desmentido ninguno de los numerosos detalles contrastados. No lo hicieron en declaraciones a la prensa ni ejerciendo el derecho a rectificación. Ahora, la instrucción seguirá salvo que el juez decrete el archivo a la vista de las declaraciones de este jueves.

Al tiempo que los dos periodistas regresaban a sus tareas profesionales, esforzándose por no desatenderlas ni alterar su día a día pese al tiempo requerido para la preparación de su defensa, en las redes sociales surgió una ola de indignación por lo que muchos ciudadanos consideran un intento de intimidación a infoLibre, sufragado con recursos públicos y con el objetivo de mermar los de la cabecera. En los últimos días, muchos ciudadanos han respondido a la llamada del periódico, apoyándolo con mensajes por diversas vías y comprometiéndose con una suscripción para no solo contribuir a financiar la defensa sino también un periodismo sin miedo.

El PP nos lleva ante el juez para intimidarnos

Más sobre este tema
stats