LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Cómo hace negocios la élite: Peninsula emplea a los hijos de Sarkozy, del expresidente de Repsol y de Borja Prado

Investigación

El presidente de Murcia medió en la operación quirúrgica de un familiar de García Egea: “La van a programar para el día 20”

Captura de la pantalla del móvil de López Miras.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, del PP, medió en abril para una operación quirúrgica a la que debía someterse un familiar cercano del número dos del partido, Teodoro García Egea.

Fue durante el pleno que la Asamblea Regional de Murcia celebró el 14 de abril cuando una cámara captó los mensajes que desde el móvil cruzó López Miras con el secretario general del PP. Y lo que demuestran esas imágenes, a las que ha accedido infoLibre, es que fue el presidente del Gobierno murciano, y no un médico o administrativo del servicio regional de salud, quien comunicó a su paisano García Egea cuándo entraría en quirófano la persona en cuestión: “Buenas, la intervención la van a programar el martes 20 por la tarde”, escribió. “Cojonudo”, reaccionó el secretario general del PP en cuanto López Miras le transmitió, literalmente y como en un copia y pega, la información que acababa de facilitarle un alto cargo de la sanidad murciana: el secretario general de la Consejería de Salud, Andrés Torrente. Al o a la paciente [infoLibre ha decidido no desvelar ningún dato sobre su identidad] no se le menciona por su nombre. Pero el día 20 ese familiar de García Egea fue operado.

La secuencia se resume tal como aparece a continuación. A media mañana, el secretario general de Salud de Murcia envió al presidente, Fernando López Miras, el mensaje donde le informaba de que la operación se programaría para seis días después.

De inmediato, López Miras se lo reenvía a Teodoro García Egea. El secretario general del PP le contesta así: “Cojonudo”. Y completa su respuesta con un segundo mensaje: “Pero creo que tienen (sic) que verlo un cardiólogo”.sic

Ahora, es López Miras quien responde al número dos del partido: “OK. Voy a verlo”. García Egea vuelve a contestar: “Gracias líder”. Y el presidente murciano replica: “A mandar”.

"Asegúrate que lo citan"

Es aquí cuando el jefe del Ejecutivo murciano retoma el hilo de la conversación inicial y, una vez que García Egea le ha informado de que un cardiólogo debe ver al paciente antes de la operación, escribe un nuevo mensaje al secretario general de Salud: “OK. Asegúrate que lo citan por favor. Creo antes [sic] tiene que verlo un cardiólogo. Gracias”. Eso se lee en la pantalla. ¿Llegó a enviar la frase donde impartía a Andrés Torrente la instrucción o la orden de asegurarse de que el paciente sería citado? Este periódico lo ignora. Es el único texto donde en las imágenes captadas faltan los datos –el color verde asignado por whatsapp al remitente en cuanto pulsa la tecla de envío– que permiten certificarlo.

Captura de la pantalla del móvil de López Miras. IL

En cambio sí es posible afirmar que, en efecto, la operación se realizó en la fecha señalada en el mensaje, tal como confirmó infoLibre y corroboró el propio paciente en conversación telefónica con este periódico. La intervención se llevó a cabo en el mayor complejo hospitalario de los que conforman el sistema público murciano: el hospital de la Arrixaca. El familiar de García Egea dijo no tener “ni idea” de por qué le operaron en la Arrixaca ni saber nada del diálogo entre el dirigente del PP y el presidente de Murcia. “Hable con quien tenga que hablar pero a mí déjeme al margen”, fue su petición. Por respeto a la intimidad del paciente, infoLibre no publica su identidad ni ningún dato sobre su enfermedad.

Por área residencial, y así lo verificó un experto independiente consultado por infoLibre, al familiar de García Egea le correspondía otro centro, el hospital universitario Morales Meseguer. No obstante, ese mismo experto indicó que también en Murcia es posible cambiar de hospital si el paciente lo solicita de manera formal o si cambia de centro de salud para así ver modificado el hospital de referencia que tiene asignado. En febrero, último mes del que este lunes registraba datos oficiales la web del Servicio Murciano de Salud, la especialidad quirúrgica en que se inscribe la enfermedad de la que operaron al allegado a García Egea requiere un tiempo de espera notablemente superior en el Morales Meseguer que en La Arrixaca. Así lo acredita la tabla oficial consultada por este periódico.

Es el secretario general de la Consejería de Salud de Murcia, Andrés Torrente, el responsable público que cierra el triángulo que sitúa a López Miras en el principal vértice de una historia sobre la que tanto el PP como la Comunidad de Murcia se han negado de forma taxativa a dar explicaciones pese a la insistencia de este periódico.

El PP se niega a dar su versión o desmentir los mensajes

Una portavoz oficial del PP rehusó contestar las preguntas que esta redacción le había hecho llegar por la mañana. No hay por tanto versión oficial sobre por qué abordó el presidente de Murcia con el secretario general de Salud de Murcia y con Teodoro García Egea un asunto privado (la operación de un familiar de este último) que en todos sus extremos depende en exclusiva del servicio público de salud de la Comunidad de Murcia. Tampoco explicó la portavoz si la operación se adelantó respecto a la fecha en que, según la evolución de las listas de espera, debería haberse realizado. Ni ofreció datos de por qué y cómo se había producido la elección de La Arrixaca y no del Morales Meseguer.

El Gobierno de Murcia fue más allá. En su respuesta al correo electrónico donde se formulaban esas mismas preguntas, los responsables de comunicación del presidente regional facilitaron una respuesta que se limita a subrayar su “preocupación” por el hecho de que el periódico disponga de lo que el equipo de López Miras califica de “material gráfico obtenido de forma ilícita del teléfono móvil del presidente”. El texto prosigue así: “La captura de imágenes a distancia y amplificando el alcance de la visión natural es absolutamente ilícita y una intromisión en la intimidad personal. También supone la vulneración del derecho fundamental al secreto de las comunicaciones, además del agravante de incluir datos que afectan a la salud".

De nuevo, nada sobre la intervención del presidente regional, ya fuese para comunicar datos referidos al paciente o con algún tipo de implicación personal. El equipo de López Miras en ningún caso ha desmentido la existencia y veracidad de los mensajes.

De 'Luis, sé fuerte' a Puigdemont

En los últimos años, mensajes enviados o recibidos en sus móviles por distintos dirigentes y cargos públicos, captados por cámaras o cuyo contenido se filtró, han trascendido a la opinión pública al primar el interés informativo. El caso más célebre lo constituye el del diálogo vía SMS que en 2013 mantuvieron Mariano Rajoy y Luis Bárcenas y que elevó tres palabras a la categoría de cita literal histórica: “Luis, sé fuerte”

En 2016, meses después de que alguien le robase el móvil a la asesora de Podemos Dina Bousselham, salió a la luz el más que polémico mensaje de Pablo Iglesias sobre la periodista Mariló Montero: “La azotaría hasta que sangre”.

Dos años más tarde, dos cámaras de Telecinco consiguieron grabar durante un acto en Lovaina (Bélgica) los mensajes del expresident catalán Carles Puigdemont al exconseller Toni Comín. En uno de ellos, Puigdemont escribía así a Comín. "Supongo que tienes claro que esto ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí. Yo ya estoy sacrificado".

Más sobre este tema
stats