LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Cultura con calor

Almudena Grandes: entre la rumba y los clásicos literarios de Asimov y Stoker

Almudena Grandes: “La posguerra fue más cruel que la guerra en muchos casos”

La escritora Almudena Grandes no duda en elegir la sagaFundación, de Isaac AsimovFundación,, a la hora de escoger una lectura que le recuerde a sus veranos de la infancia. "No exactamente de mi infancia, pero sí de mi adolescencia. Devoré sus siete tomos de un tirón en el verano de mis 16, quizas 17, años", apostilla la escritora.

Uno de los libros que piensa leer este verano es Una verdad delicada, de John Le CarréUna verdad delicada. "Sigue siendo él mismo a los 83 años y sin rastro aparente de la Guerra Fría. Toda una proeza", comenta Grandes.

Los pacientes del doctor García

Los pacientes del doctor García

Una película que la escritora no se cansa de ver es Drácula, el clásico de Bram Stoker que llevó al cine Francis Ford Coppola. "El sueño dorado de cualquier escritor adaptado al cine. Otra proeza", señala la autora de Las tres bodas de Manolita.

En el ámbito musical, Grandes aclara que ella nunca baila delante de extraños porque le da "mucha vergüenza". "Sin embargo, con las cumbias y con las rumbas se me van los pies sin querer. Pero eso solo me pasa con grandes clásicos del ritmo, no sé, Rubén Blades, por ejemplo", especifica la escritora.

Si tuviera que escoger un disco para escuchar mientras viaja, Grandes asegura que escogería cualquiera de Enrique Morente. "Yo, desde que me falta, escucho mucho a Enrique Morente. Cualquiera de sus discos, Omega, por citar uno en concretoOmega, me parece imprescindible", sentencia la autora.

Más sobre este tema
stats