Justicia poética

Carmen Canet

Nombrar la herida

Javier Bozalongo

Sonámbulos Ediciones (Granada, 2022)

Con este título humano y reivindicativo, Nombrar la herida, y con la fotografía de cubierta, de Joaquín Puga, ya nos avanzan y nos dan pistas de lo que sucede en su interior.   

Aunque el poemario se estructura en tres partes, es en la segunda, Heridas, la que contiene 22 poemas que son la prioridad y la revelación del volumen. Ya en la primera parte a modo de presentación, el poeta dedica los dos poemas que la integran, a su madre y a su padre, in memoriam. Y la tercera es un Epílogo que abre con dos citas, de Ana Blandiana y de Juan Javier Ortigosa, en donde incluye tres poemas biográficos. Estas dos partes que abren y cierran le dan ese toque humanístico de palabras de carne y hueso que recorre el libro entero. Antes del Índice, bajo el título de: Las protagonistas, aparecen unas breves biografías de las mujeres que aparecen en los poemas, así como tres historias generales de situaciones sobre el sufrimiento, el miedo y la vejación.

Javier Bozalongo nació en Tarragona pero lleva afincado en Ganada varias décadas. Desde el 2001 hasta 2022, ha publicado varios poemarios, un libro de relatos y dos de aforismos, el segundo a cuatro manos. Con premios en su haber, así como antologías de su obra dentro y fura de España y la inclusión en diversas antologías colectivas. Ha sido traducido a varios idiomas.

Los 22 textos bajo el título, como ya hemos adelantado, Heridas, son poemas con nombre propio. Son todos de mujeres que por distintas circunstancias han padecido violencia de género, desigualdad, luchas incansables y casi siempre, la mayoría, pertenecientes a clases desfavorecidas.

Como dice María Alcantarilla en la contracubierta: “La realidad está hecha de pequeñas esquirlas y en Nombrar la herida Javier Bozalongo las hace visibles con una naturalidad y una crudeza admirables. Retorcer el lenguaje para que esa realidad salga a flote no es una tarea sencilla, Bozalongo nos conduce de la mano y nos insta a caminar a través de las vidas de más de una quincena de mujeres cuyos destinos, además de dolorosos, resultan admirables por la humanidad con la que el autor nos las presenta.”

Estos poemas heridos están basados en hechos reales. Bozalongo, a través de una literatura comprometida y social, ha querido dar voz, visibilizar, homenajear a muchas mujeres en nombre de todas las mujeres que sufren este tipo de vejaciones y situaciones indignas.

Como muestra, estos ejemplos: comienza este apartado con el poema: Ana, dedicado a Ana Orantes, la primera víctima de violencia de género que denunció públicamente y que le llevó directa a su muerte. Ella nos dice: “Yo quise únicamente tener una familia,/ ver crecer a mis hijos/ soñando que él volvía a casa del trabajo/ (…). Le siguen poemas con versos desgarradores, como en el titulado África: “Nos entregan muy jóvenes a jóvenes maridos/ que a punta de navaja nos roban el placer,”. En Eivy, la estudiante de 22 años, cuenta: “Durante treinta y siete días/ agonicé en un hospital de Lima/ después de que aquel hombre/ -con la mecha del odio-/ incendiara mi cuerpo.”  El poema Marcela y Elisa, que cuenta la historia de dos mujeres que simplemente se querían y que ahora ha sido llevada al cine por Isabel Coixet. También el poema-homenaje dedicado a Clara Campoamor y a su lucha por la consecución del voto femenino. Y así se incluyen una serie de poemas que son historias reales pero que parecen, por increíbles, de ciencia ficción.

Nombrar la herida es un libro en donde el dolor clama, conmueve y remueve, que sirve para concienciar en valores. Es un poemario didáctico y necesario. Estas historias que han sido conocidas a través de los medios son los precios pagados sólo por el hecho de ser mujer y es muy triste que, a estas alturas,  aún haya personas que no lo quieran ver. Estos relatos están contados en primera persona porque así lo ha querido el autor para dar inmediatez y cercanía.

Es admirable que a través del lenguaje literario se dé forma a esta cruda realidad, se pueda en esta sociedad sin sentido e injusta dar cabida a la dignidad perdida. En este libro la ficción se convierte en realidad, sus biografías narradas literariamente expresan diversas situaciones en donde lo inhumano, denigrante y la humillación son el denominador común.

Javier Bozalongo, a través del lenguaje poético, ha sabido nombrar y abrazar con ética y estética estos relatos que dan voz a tantas y tantas mujeres.

 _____________________

Carmen Canet es crítica literaria y aforista. Su último libro es 'Cipselas' (Editorial Polibea, 2022).

Lo fugaz de 'Las ciudades': poemas que se sienten como propios

Más sobre este tema
stats