LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

MUERE UNA LEYENDA DEL ROCK

Nueva York en las venas

El músico Lou Reed, durante un concierto.

FRANCISCO CHACÓN

Confusión en su vida, confusión en su muerte. Lou Reed transita ya entre el cielo y el infierno, en un purgatorio reservado a quienes han vivido en el lado salvaje, a quienes han sublimado la realidad para sumergirse después en las tinieblas del subsuelo, a quienes han viajado de ida y vuelta con la palabra y la música como armas de francotirador irredento.

Rock literario en su máxima expresión. De Baudelaire y Verlaine a Edgar Allan Poe (al que rindió tributo con The Raven). Nueva York en las venas. John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker junto a él para escupir al mundo The Velvet Underground, el grupo norteamericano más influyente de la historia de la música. Andy Warhol como anfitrión en la Factory. California soñaba con la utopía hippie, pero Manhattan imponía la ley del más fuerte.

Pionero del rock experimental, de la fusión con el free jazz más narcótico. Spoken word y slam poetry. Eso será eternamente Lou Reed, uno de los tres vértices de la (anti)santísima trinidad del rock, al lado de Iggy Pop y David Bowie, quien le produjo su segundo álbum en solitario, nada más y nada menos que Transformer. La biblia del glam-rock y uno de los mejores discos de todos los tiempos gracias a himnos como Vicious, Perfect day, Walk on the wild side, Satellite of love ViciousPerfect dayWalk on the wild sideSatellite of loveo I'm so free.I'm so free

Precisamente, se cumplen ahora 40 años de otra de sus obras maestras, Berlin, que interpretó al completo en un único concierto en España: julio de 2008 en el Teatro Cervantes de Málaga. Una noche histórica de la que fuimos testigos, con el terciopelo negro sangrando en el patio de butacas y las guitarras aullando mientras su voz decadente se deslizaba cual Kurt Weill contemporáneo.

Muere el cantante Lou Reed a los 71 años

Muere el cantante Lou Reed a los 71 años

Metal machine music, una grabación durísima, antecedió a otra de sus joyas, Coney Island baby, con Charley's girl y Crazy feeling erizándonos la piel. De ahí a Street hassle, Nueva York hervía con el punk y la 'new wave', con Ramones, Talking Heads o Blondie, y él no se desviaba de su camino a contracorriente, como demostró al borde los años 80 con 'The bells' y un agitado saxo.

The blue mask, Legendary hearts, Mistrial..Legendary heartsMistrial. pasos contundentes hacia un reencuentro antológico con John Cale en Songs for Drella, en homenaje a Warhol. Y, en los últimos tiempos, la enfermedad en el interior de su hígado (de hecho, sufrió un trasplante antes del verano). Sorprende entonces al universo con un álbum de poesía heavy en colaboración con Metallica.heavy

El underground no será igual sin él, nueve años después de su escueta rueda de prensa en el Festival de Benicàssim, en la que pudimos escucharle apoyar a The Strokes como nueva esperanza neoyorquina. Aquella misma noche de 2004 desató una tormenta eléctrica que todavía resuena en nuestros oídos.

Más sobre este tema
stats