feria del libro

Teodoro Sacristán: “La Feria del Libro es siempre una isla y este año lo ha sido mucho más”

Vista de la feria del libro, clausurada el domingo.

EVA ORÚE

Se le nota cansado, y eso que la Feria del Libro de Madrid cerró sus puertas el pasado domingo. Pero es mucho tute, “lo que se ve y lo que no se ve”, y en cuanto te relajas “se te viene todo el cansancio encima”. Este año, Teodoro Sacristán (Madrid, 1950), director del evento, tiene razones tanto para la satisfacción como para la preocupación: para lo primero, porque las ventas han aumentado algo más del 9%; para lo segundo, porque como el dinosaurio de Monterroso, cuando los expositores despertaron del sueño del Retiro la crisis del sector seguía ahí.

Incluso sin saber cómo iba a terminar la Feria, me preocupaba que 17 días antes las librerías estaban como estaban y mucho me suponía que el primer lunes después de la Feria seguirían igual. La Feria es siempre una isla, y este año lo ha sido mucho más porque quizá, es un análisis muy subjetivo, los lectores han concentrado las compras del año. Varios editores y algunos libreros me dijeron que le venían con listas de libros editados antes de enero, supongo que han concentrado compras en el Día del Libro, La noche de los libros en Madrid, y luego en la Feria, donde la afluencia de público ha sido increíble.

El sector se ha conjurado para que así fuera. Todos, autores incluidos.

Es la percepción que he tenido, una apuesta decidida por la Feria y por el modelo. Parecía que el año pasado había que ponerlo todo patas arriba…

Sí, aún no había terminado la Feria y ya se hablaba de la necesidad de renovación. Pero, básicamente todo ha seguido igual.

Yo creo que hubo un sector muy concreto que dijo: “Bueno, esto parece que no funciona…” Lo que pasaba es que no se vendía, y no hay duda de que, en el momento en que se vende, el modelo funciona. Este año se ha vendido, los expositores estaban a su trabajo y sin grandes problemas.

También se habló de la necesidad de mirar de frente a las nuevas tecnologías.

Lo que se pedía, hablar de e-book, hablar de libros electrónicos… Mira, la Feria ha tardado porque, como modelo grande que existe, no podíamos poner una caseta para o del e-book. Bueno, pues ha llegado Samsung que es lo que mejor que nos han propuesto con contenidos y ha ido muchísimo público. Ahí hemos visto cosas de edición, contenidos educativos universitarios, también actividades para el público infantil y juvenil. Yo creo que ése es el modelo que debemos continuar.

Estaba Samsung pero no Amazon…

Pero es que Amazon lo que hace es vender por internet, Samsung no era eso, lo que hace es contenidos, que es lo que nosotros queríamos ver. De todas formas hay ahí una historia con Amazon, la denuncia que han presentado los libreros y no sé si también los editores, lo que ha pasado en Francia… no olvidemos que Amazon sigue cotizando en Luxemburgo.

Entonces, el libro de esta Feria seguirá siendo en papel.

Te hablo a corto plazo: de momento, en papel. Pero con este modelo de Samsung, o también podemos estar abiertos a más empresas. Hay que saber que, en la solicitud que los expositores hacen cada año, hay una casilla en la que marcan si van a vender libros por descargas. No me consta que este año haya habido ninguno. Hace tres o cuatro años hubo dos o tres expositores que sí hicieron descargas, pero no dejaban de ser PDF o similar. Teóricamente sí se venden, pero yo no he visto expositores que estuvieran ahí vendiendo.

Asuntos recurrentes que este año han vuelto a comentarse, sobre todo en las redes sociales. ¿Por qué la Feria no abre al mediodía?

Hace un par de años hice un texto para contestar a esta pregunta insistente. Si te paseas por la feria una semana seguida, mañana y tarde, ves siempre el mismo busto en la caseta. ¡Es que esos señores no se van a su casa al mediodía! Tienen que ir a reposiciones, que se hacen de 3 a 4 en el Retiro, o tiene que hacer cosas en la editorial. El porcentaje de miniempresas es muy grande, pero es que ni editores ni distribuidores ni grandes grupos están dispuestos a abrir al medio día, ninguno ha querido nunca. Y cuando ha apretado el calor al mediodía, madre mía, hay que echarle valor para estar ahí a las 5 de la tarde.

¿Por qué no abre por la noche?

Se propuso este año nuevamente pero dijeron que esperásemos, los expositores estaban muy por la labor. Vinieron con la idea puesta en cómo había sido el año, con bastante prevención, no querían arriesgar, que no significara más horas de apertura o tener que pagar algún contrato más por más horas. No se querían arriesgar.

¿Seguiréis en El Retiro?

Sí, sí, yo no he oído nunca lo contrario. Ya se hizo un ensayo en el año 79, en la Casa de Campo y fue como de risa, un auténtico desastre para todo el sector. Hombre, una actividad que dure 17 días, en Madrid, con este empaque, con tanto público, no la hay.

Está pendiente el cambio en la organización, que pasará a ser una Fundación.

Esa es una historia que está ahí pendiente, ceo que finalmente los libreros van a cerrar el tema este año, son ellos los que tienen que hacerlo, y luego ya editores y distribuidores que han llevado a cabo las conversaciones, están de acuerdo. Está presentado el nombre, para comprobar si está registrado, desde hace más de un año en el registro de fundaciones y ahora falta presentar los estatutos, aprobarlos por parte del Gremio… Creo que a la vuelta del verano estará hecho. Espero, pero de eso tengo pocas noticias porque no participo.

Con Fundación o sin ella, ¿cambiará el director?

De momento voy a seguir… Eso digo yo, aunque mi contrato está sujeto a lo que diga el Gremio de Libreros.

La soledad sonora

La soledad sonora

Más sobre este tema
stats