LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

El Banco de España baja el crecimiento para 2024 al 1,6% y recorta la inflación al 3,3%

Sede del Banco de España el día que ha publicado su informe anual, a 13 de mayo de 2021, en Madrid (España).

El Banco de España ha bajado dos décimas su previsión de crecimiento económico para 2024, al 1,6%, debido a las peores perspectivas de consumo y demanda exterior, y ha recortado un punto la inflación media, al 3,3%, por la prórroga de la rebaja del IVA a los alimentos y la subvención al transporte público, según recoge EFE.

La menor inflación contribuirá al avance de las rentas reales, aunque se prevé un peor desempeño del consumo de los hogares por las mayores dificultades para acceder al crédito, según el informe trimestral de la entidad que recoge la actualización de las proyecciones macroeconómicas para el periodo 2023-2026.

El director general de Economía y Estadística, Ángel Gavilán, ha explicado este martes, durante la presentación del informe, que el dinamismo del consumo "no se va a poder mantener a un ritmo tan acusado", pero seguirá siendo "motor" de crecimiento de la economía española.

Este es uno de los motivos de que la economía presente un grado de resiliencia tan "destacado" si se compara con el área del euro, todo ello en un contexto de un mercado laboral "relativamente dinámico".

Por el contrario, la aportación de la demanda exterior (exportaciones e importaciones) será negativa en 2024 por la recuperación de las importaciones y la ralentización de las exportaciones de servicios turísticos, de forma que restará 0,4 puntos porcentuales al crecimiento frente a la contribución positiva de 2 puntos de la demanda interna (consumo e inversión).

Sobre las medidas desplegadas para hacer frente a la crisis energética, el Banco de España ha detallado que si se prorrogan las relativas a los precios de la energía, la inflación en 2024 bajaría un punto adicional, hasta el 2,3%, y el PIB se incrementaría dos décimas, hasta el 1,8%, con un coste total de 3.000 millones de euros.

La entidad advierte de que la escalada de los conflictos bélicos en Gaza y en Ucrania constituye el principal riesgo a la baja sobre las nuevas proyecciones, junto con una desaceleración de la economía china más pronunciada de lo esperado y un mayor impacto del endurecimiento de la política monetaria.

Mejora una décima el crecimiento previsto para 2023

El crecimiento del PIB en el presente ejercicio mejora una décima debido al efecto positivo de la revisión al alza que hizo el Instituto Nacional de Estadística (INE), hasta el 2,4%, lo que supone una significativa ralentización respecto a la tasa de 2022 (5,8%).

La entidad prevé que la inflación media se reduzca este año al 3,4%, dos décimas menos de lo estimado en septiembre, en tanto que la inflación subyacente (sin energía ni alimentos frescos) será del 4,1%.

Los indicadores disponibles para el cuarto trimestre sugieren que el PIB habría avanzado un 0,3% trimestral, igual que en el tercero, en tanto que de cara a los próximos trimestres el crecimiento de la actividad tenderá a estabilizarse en tasas "ligeramente superiores", según el informe.

Respecto a los años siguientes, el ritmo de avance del PIB alcanzará el 1,9% en 2025 y en el 1,7% en 2026, una evolución que la entidad ve coherente con el impulso procedente de los fondos europeos y la recuperación de la economía europea, junto con la moderación de la inflación general, para la que el Banco de España prevé tasas promedio del 2% en 2025 y del 1,9% en 2026.

Sobre los fondos europeos, Gavilán ha explicado que en 2023 la llegada de dinero está siendo menor de los previsto, aunque ha insistido en que simplemente se retrasa hasta 2024 y 2025, años en los que según el Banco de España el ritmo de convocatorias "alcanzará su máximo potencial" aunque con cierto riesgo de que no se ejecute el 100%.

Sobre este asunto, ha opinado que esperan que se solicite el 50% de los 80.000 millones de euros previstos en préstamos, una cantidad que incrementará la deuda española en los años 2025 y 2026 y que reportará beneficios ya en 2027.

La inflación cayó al 2,4% en la eurozona y al 3,1% en la UE por la caída de los precios de la energía

La inflación cayó al 2,4% en la eurozona y al 3,1% en la UE por la caída de los precios de la energía

Por otra parte y respecto a la tasa de paro, caerá al 12,1% en 2023 y mostrará una leve senda descendente hasta situarse en el 11,3% en 2026.

El déficit público cerrará en el 3,8% del PIB en 2023, se reducirá al 3,4% en 2024 (por encima del 3 % comprometido por el Gobierno con Bruselas) y repuntará al 3,6% en 2025 y 2026.

El director general de Economía del Banco de España ha explicado sobre este asunto, especialmente respecto al déficit previsto para 2024, que ellos no consideran que los del Gobierno sean objetivos "irreales", simplemente que "no ven las medidas" para llegar a esas cifras.

Más sobre este tema
stats