LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
¿Qué fue del apocalipsis europeo? La UE aguanta unida tres años de catástrofes y asedio extremista

El Banco de España prueba el gran aumento de los beneficios de las empresas en plena escalada de precios

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en un acto este lunes.

El Banco de España ha verificado este miércoles el "ritmo elevado" del crecimiento de los beneficios empresariales en los primeros tres trimestres de 2022. El organismo ha llegado a la conclusión de que la mayoría de las empresas que ha encuestado han experimentado una mejora de su situación financiera coincidiendo con el año de la inflación, en el que los costes han aumentado de manera desorbitada y que han provocado un aumento de precios, de en torno al 8,5% en lo que va de año. El organismo, no obstante, advierte de la pérdida de dinamismo de las compañías en el tercer trimestre del año.

El agente supervisor destaca el aumento de la facturación de las empresas, que ha crecido un 48,7% en comparación con los tres primeros trimestres de 2021, lo que constata la recuperación económica tras el fin de las restricciones, que aún estaban vigentes a principios de dicho año. El Banco de España advierte de que este aumento de la facturación, que es el mayor de la serie histórica, está condicionado por el aumento de los precios de 2022. Como consecuencia, el resultado empresarial aumentó en septiembre hasta el 21,2%, lo que supone también un récord en la serie trimestral. Este resultado no debe entenderse como el beneficio neto de las compañías, dado que hay que descontar una serie de costes, como los impuestos y otras partidas contables.

Estas cifras, que emanan del Centro de Balances del Banco de España, deben tomarse con cautela, dado que es una encuesta representativa a unas 900 empresas. Supone un mero indicador de cómo avanza la economía. El propio organismo señala que la muestra tiene un sesgo hacia las empresas de gran tamaño, por lo que es posible que los datos récord de facturación y beneficios no representen la situación financiera de las pequeñas. Según datos del INE, el 95% de las empresas españolas (3,2 millones de negocios) tienen menos de 10 trabajadores.

Por sectores, el mayor aumento del resultado se produjo en el industrial (32,6%), que es el que incluye a las empresas de refino, impulsadas por el fuerte aumento del precio del petróleo a lo largo de 2022. En este sentido, el Banco de España señala que el coste ha sido trasladado a los precios de venta. En segundo lugar, el organismo destaca el sector del comercio y la hostelería (24,2%), de la energía (16,2%), y de las comunicaciones (2,6%).

Pese a los mejores datos de 2022 respecto a los de 2021, el Banco de España ha detectado una "pérdida de dinamismo" en la actividad de las empresas encuestadas durante el tercer trimestre respecto a la del segundo. Esto es un indicador, a ojos del organismo, de "fuerte desaceleración" del crecimiento económico de estas compañías. En este sentido, este fenómeno sí se habría producido en todas las ramas de actividad, afectando especialmente a la industria y, en menor medida, al comercio y al transporte.

En cuanto a los gastos de personal, el organismo destaca el efecto positivo de la reforma laboral en cuando al traspaso del empleo de contratos temporales a fijos. El empleo fijo aumentó un 6,4% en los tres primeros trimestres de 2022 respecto al mismo período del año anterior, mientras que el temporal descendió un 13,4%. En ese período, los salarios aumentaron un 3,2%. El informe señala que el aumento de los empleos se ha dado especialmente en el comercio y la hostelería (4,6%) y en el de la información y las comunicaciones (2,9%).

El organismo señala que el aumento de los beneficios ordinarios se ha traducido en un aumento de la rentabilidad en el período analizado, que creció al 4,2% (2,7% en el mismo período de 2021) y una rentabilidad media de los recursos propios del 6,3% (frente un 3,5% del año anterior). Aquí el impacto es desigual. Mientras en el subsector industrial del refino el aumento es fuerte, en la mayoría de sectores industriales ha caído la rentabilidad (como en la industria de la alimentación, química, fabricación de productos minerales, metálicos, productos informáticos y electrónicos). El Banco de España apunta que en algunos de estos casos la caída de rentabilidad son sustanciales, debidas al aumento de los costes de producción. En cuanto a la deuda, el organismo señala que está un 15% por encima del nivel del final del año anterior.

¿Quién está pagando el aumento de los costes?

Ante un aumento de los costes, la empresa trata de elevar rápidamente los precios para tratar de defender sus propios márgenes empresariales. El Banco de España plantea una pregunta abierta sobre cómo las empresas han trasladado estos costes a los clientes a través de dos métodos. En primer lugar, a través del cociente entre el resultado económico bruto y la cifra de negocios. "Este indicador se eleva cuando los ingresos procedentes de las ventas crecen en mayor medida que el coste de producción", señala.

Analizando los datos desde 2019, el organismo señala la reducción del índice en 2020 debido a la caída de la actividad económica por la pandemia, un repunte en 2021 propiciado por el contexto de recuperación económica, y un nuevo declive en 2022, por el aumento de los costes energéticos. Esto se ha dado en los sectores energéticos e industriales, mientras que los márgenes sí han aumentado en el sector del comercio y la hostelería. Es decir, según el organismo, este es el sector que ha encontrado mayor facilidad para trasladar al usuario el aumento de los costes.

En segundo lugar, el Banco de España sugiere que también se podría determinar a través de hallar el cociente de dos partidas contables (el resultado económico bruto entre el valor añadido bruto) para tratar de dilucidar el remanente de la empresa. En este caso, el resultado resulta positivo en todos los sectores, excepto el de la información y comunicación, lo que podría deberse a la fuerte competencia en este sector. Nuevamente despunta con fuerza el sector del comercio y la hostelería, lo que constata la conclusión del primer método.

Más sobre este tema
stats