INGENIERÍA FISCAL

Bankia, Globalia y el dueño de Abanca usan 'holdings' para no pagar impuestos por sus inversiones en el extranjero

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, durante su comparecencia a los medios para ofrecer los resultados de la entidad, este 28 de febrero de 2015.

Las Empresas de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) fueron creadas para atraer inversiones de grandes compañías, interesadas en reducir al mínimo la factura fiscal de sus negocios en cualquier parte del mundo. Multinacionales como Pepsi, Walmart o Pemex aprovechan estas sociedades instrumentales para sus operaciones de ingenierías financiera. También las utilizan empresas españolas en sus negocios exteriores. De hecho, por culpa de las ETVE, Brasil considera a España casi un  paraíso fiscal, un “régimen fiscal privilegiado”, junto a países como Luxemburgo, Uruguay, Dinamarca, Holanda, Estados Unidos y Malta. En 2014, la inversión de compañías nacionales a través de este tipo de sociedades instrumentales sumó 2.560 millones de euros, el 9,8% de la inversión bruta española en el extranjero.

Las ETVE se crearon en 1992 a imagen y semejanza de los holdings constituidas en Holanda o Luxemburgo, por ejemplo. Debían tener un mínimo de inversión de seis millones de euros –tras la reforma fiscal del año pasado ese límite ha subido a 20 millones– o poseer el 5% del accionariado de otra empresa. No pagan impuestos ni por el capital que entra o sale de España a través de ellas, ni por los dividendos, beneficios y plusvalías generados por las empresas extranjeras en las que participan. Tampoco por el reparto de beneficios entre sus socios. Sólo tendrían que tributar si realizaran alguna inversión por su actividad en España pero, en ese caso, si declaran pérdidas, pueden deducir los gastos.

Además, pueden consolidar sus resultados con el resto del grupo al que pertenecen, compensando esas pérdidas con los beneficios de otras filiales y generando créditos fiscales, hasta un máximo de 18 años. Finalmente, estas empresas tienen la obligación de comunicar al Ministerio de Hacienda su constitución, pero no existe ningún registro público de ETVE.

Según el sindicato de técnicos de Hacienda Gestha, en 2012 había registradas 159 ETVE. Entre las españolas, el grupo turístico Globalia. Su presidente, Juan José Hidalgo, es administrador de JJH Capital Inversiones Exteriores ETVE SL, constituida en 2007, y que declara un capital social de 57,4 millones de euros.

Para comprar en México

También las cajas de ahorro crearon sus propias ETVE. Caja Madrid constituyó en 1999 CM Invest 1702 Corporación Internacional ETVE, que ahora es una filial de Bankia. El entonces presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, la utilizó para adquirir Hipotecaria Su Casita en julio de 2008. Esta inmobiliaria mexicana tenía 100.000 clientes y una cuota del 10% del mercado hipotecario del país azteca. La caja pagó 100 millones de euros por el 40% de las acciones. Como Su Casita se especializó en créditos hipotecarios para personas de bajos ingresos, le afectó de pleno la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos. Entró en liquidación en febrero de 2012.

CM Invest 1702 Corporación Internacional ETVE llegó a tener un capital social de 85,3 millones de euros en 2006. Por los órganos de administración de la ETVE pasaron en esos años algunos de los principales directivos de Caja Madrid. Antonio Zafra Jiménez, director Corporativo de Cumplimiento Normativo de Bankia, figura como uno de sus apoderados. En su día también lo fueron Rafael Sánchez Lozano, quien luego llegó a presidente de Iberia, y algunos directivos implicados en el caso de las tarjetas black: Mariano Pérez Claver, ex presidente de NH Hoteles; Luis Enrique Gabarda, expresidente de Inversis; Domingo Navalmoral, ex subdirector general de Caja Madrid; Federico Navarro Cuesta, exdirector de Recursos Humanos, o Rafael Porras López, exdirector general de Participadas de Bankia.

Un portavoz de Bankia asegura que la ETVE, que carece de plantilla, sigue activa, pero será liquidada próximamente.

Caja de Ahorros de Navarra –integrada en Banca Cívica y ésta, a su vez, absorbida después por Caixabank– constituyó CCAN 2007 Inversiones Internacionales ETVE con un capital de cinco millones de euros. Fue liquidada, por la entidad financiera catalana, en 2013, explicó a este periódico un portavoz de Caixabank.

Finalmente, el financiero venezolano Juan Carlos Escotet creó en 2007, antes de adquirir el Banco Etchevarría en 2013 y Novagalicia en 2014, Banesco Holding Latinoamerica SA, que gestiona los negocios de esa entidad en Panamá, República Dominicana y Colombia, según detalla un portavoz de Abanca, la nueva denominación de Novagalicia. Declara un capital social de 62,5 millones de euros.

Cada vez mayor desinversión

Según el Ministerio de Economía, en 2014 las empresas españolas invirtieron en el exterior a través de ETVE un 61,2% menos que un año antes. Al igual que la inversión ETVE de las compañías extranjeras, la española lleva años cayendo. En 2012 alcanzó los 4.076 millones de euros y el 28% de la inversión total, el triple que dos años después.

Además, el volumen de desinversiones de las empresas españolas en este tipo de sociedades fue de 2.483 millones de euros, casi tanto como la cuantía de lo que invirtieron. Y aumentó un 54% respecto a 2013. En 2012, la desinversión fue mucho mayor: 15.447 millones de euros, casi seis veces más de lo que  invirtieron las empresas españolas ese año.

Abanca ha repartido 692 millones en dividendos tras un rescate que costó 8.500 millones al contribuyente

Abanca ha repartido 692 millones en dividendos tras un rescate que costó 8.500 millones al contribuyente

Más sobre este tema
stats