La portada de mañana
Ver
La red infinita del lobby de la vivienda: fondos, expolíticos, un alud de 'expertos' y hasta un pie en la universidad

Pugna empresarial en Repsol

Brufau se blinda en Repsol a costa de reducir el tamaño y las alianzas de la compañía

Antonio Brufau, presidente de Repsol, y el presidente del grupo argentino Petersen, Enrique Eskenazi, en Madrid, en diciembre de 2007.

 El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha ganado una batalla. La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), socio tranquilo de la petrolera española durante 23 años y díscolo en los últimos cuatro, ha tirado la toalla. En vísperas de la visita a España del presidente Enrique Peña Nieto, Pemex ha vendido la mayor parte de su participación en Repsol, el 7,8% del capital por 2.091 millones de euros. Brufau blinda su posición y pone fin a la pelea que Pemex inició en 2011 para moverle la silla.

Pero toda victoria tiene un precio. Tras la expropiación de YPF, la salida de Pemex del accionariado,  las ventas de activos en Brasil y el traspaso a Shell del negocio del gas licuado, Repsol tiene más dinero y menos deuda, pero produce menos, tiene menos reservas y ha renunciado a áreas de negocio (Argentina o México) que sí han despertado el interés de los competidores en el negocio. Tras la salida de Pemex, los principales accionistas son Caixabank (11,8%), Sacyr (9,2%) y el fondo de Singapur Temasek (6,2%). infoLibre intentó recabar, sin éxito, la versión de Repsol sobre la salida de Pemex del accionariado y la situación de la empresa.

Brufau, que veló armas en la dirección de La Caixa antes de convertirse en 2004 en el jefe de Repsol, lleva diez años al frente de la compañía. A partir de 2011, el anterior equipo de Pemex, encabezado por Juan José Pérez Coppel, empezó acuestionar su gestión y su salario. Tras tres años de batalla, la petrolera mexicana ha dado el portazo defendiendo los mismos argumentos: la rentabilidad de las accciones de Repsol ha sido baja, la gestión de Repsol discutible y la retribución de Brufau  excesiva. El presidente de Repsol cobró en 2013 en torno a 5,3 millones de euros, pero en 2012 ingresó siete millones entre salario, aportaciones a planes de pensiones y premio de permanencia.

Datos de 10 años

Pemex, pero no sólo Pemex, basa todas las críticas a Brufau en la evolución desde 2004 de los datos de producción (con y sin la filial argentina expropiada YPF), las reservas, la evolución de la acción (14,9% de subida en diez años) y las decisiones adoptadas sobre los activos existentes antes de la llegada de Brufau a la dirección en 2004

En producción, los datos de la década de Brufau en la compañía muestran una caída del 70%: de 1,167 millones de barriles diarios en 2004 a 346.000 barriles/día en 2014. La producción tuvo su cénit en 2004 (1,167 millones de barriles/día). Sin los datos de la filial YPF, expropiada por el Gobierno argentino en 2012, la producción también muestra un perfil a la baja, desde el pico de 452.000 barriles/día en 2006 a 346.000 en 2013.

Los datos de reservas, fundamentales en el negocio de las petroleras, también aputan importantes descensos en la etapa de Brufau. En 2006, en lo que se interpretó como un ejercicio de transparencia, Repsol  comunicó que había revisado las cifras de reservas que heredó de la etapa de Alfonso Cortina al frente de la compañía. Repsol eliminó de sus activos 1.254 millones de barrileseliminó de sus activos equivalentes de petróleo (bep), lo que supuso el 25% de sus reservas probadas (las que con certeza se pueden extraer). Tras aquella decisión. las reservas han ido disminuyendo progresivamente, de los 3.328 millones de barriles de 2005 a los 1.515 contabilizados en 2013, con una fuerte caída tras la expropiación de YPF.

Más pequeña

Repsol es también una compañía más pequeña. No sólo por la expropiación de la filial en Argentina, sino porque desde 2010 ha vendido activos importantes que le han proporcionado recursos para examinar posibles compras. En 2010 vendió el 40% de sus activos en Brasil a la china Sinopec, operación por la que obtuvo más de 5.000 millones; también vendió el 30% de su refinería Refap a la brasileña Petrobras; en 2012 se deshizo de bloques de petróloe en Ecuador y del GLP en Chile en 2013 vendió el negocio de GNL y obtuvo 4.786 millones y este mismo año ha colocado el 10% de Transportadora de Gas de Perú.

Esas operaciones, junto con la indemnización recibida de Argentina por YPF, han supuesto ingresos para la compañía por importe de más de 13.000 millones de euros. Con esa cantidad, Brufau, más firme que hace unos meses, ha anunciado el reparto de un dividendo extraordinario de 1.300 millones de euros (un ero por acción) y ha extendido el mensaje de que está de compras.

Brufau dispone ahora de cierta tranquilidad para abordar nuevos planes. Pemex, según fuentes próximas a la operación, ha cerrado con alivio una operación en la que ha ganado 1.000 millones y que amenazaba con ensombrecer la visita del presidente mexicano Peña Nieto a España la próxima semana. La gran pregunta es si el asunto quedará completamente cerrado o si los ecos de la pelea afectarán a los encargos realizados por Pemex en los astilleros gallegos por valor de 800 millones para construir plataformas de apoyo a las instalaciones de extracción de crudo en el mar (floteles).

Sin represalias

IU pedirá a los municipios que cierren sus cuentas en Caixabank en protesta por los sondeos de Repsol en Canarias

IU pedirá a los municipios que cierren sus cuentas en Caixabank en protesta por los sondeos de Repsol en Canarias

Fuentes de la petrolera mexicana descartan que la salida de Pemex de Repsol vaya a tener , además, alguna consecuencia para las empresas que tienen intereses en México. Sin embargo, otras fuentes financieras sostienen que el portazo mexicano ensombrece las relaciones bilaterale sy los negocios en marcha.

Las principales empresas y bancos españoles en México son BBVA Bancomer y Santander (entre ambas entidades controlan el 40% del sistema bancario mexicano); Gas Natural Fenosa (distribución de gas en Ciudad de México, Monterrey y siete estados más); Codere (25% de los casinos); Prisa (50% de siete concesiones de radio; Zara (208 tiendas, 5.000 empleados) y OHL (tres autopistas y el 40% del aeropuerto de Toluca).

La inversión española representa para México la segunda fuente más importante sólo por detrás de Estados Unidos. Según datos de la Secretaría de Economía, de 1999 al 2012, 4.044 empresas españolas registraron flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) por 43.328 millones de dólares. 

Más sobre este tema
stats