Otra cara de la crisis

La debilidad del euro y el dinero barato disparan la compra de 'gangas' empresariales en España

El dinero barato y la debilidad del euro han disparado la compra de 'gangas' empresariales en España

Como en los relatos bíblicos, las vacas (empresariales) flacas y gordas se dan el relevo. En 2014, tras siete años de apatía, volvieron las compras y ventas de empresas, el reparto récord de dividendos, las colocaciones de acciones en Bolsa (OPV) y los premios en forma de subida de las accionesLa clave de la animación es la abundancia de dinero barato, el debilitamiento del euro frente al dólar -que ha atraído la inversión estadounidense y latinoamericana- y la proliferación de gangas tras la crisis.

La compra de Ono por Vodafone (7.200 millones de euros); la de Jazztel por Orange (3.700 millones); la compra por el fondo Blackstone de la cartera hipotecaria de Catalunya Banc (3.300 millones); la compra de la entidad por el BBVA (1.200 millones sin considerar créditos fiscales) o la adquisición de Barclays por CaixaBank (800 millones) son las operaciones corporativas más destacadas entre las registradas en España el pasado año. En la Bolsa, la animación -notable por parte de la inversión de no residentes- se ha traducido en récords.

Según el informe de Bolsas y Mercados, hasta noviembre las operaciones ejecutadas sobre valores de renta variable alcanzaron los 65 millones, un 46% por encima de las anotadas hasta la misma fecha de 2013. Las cifras suponen el mayor incremento de las Bolsas europeas. La inyección de dinero por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a las entidades de capital riesgo también ha animado la inversión alternativa, más allá de la financiación bancaria.

Salidas a Bolsa

Todo ello ha contribuido a que España se haya situado en 2014 entre los diez países con más operaciones de salida a Bolsa de empresas de todo el mundo. Según un informe de la consultora EY, España acogió salidas a Bolsa durante el año por valor de 7.200 millones de dólares (6.000 millones de euros), con lo que se sitúa en la octava posición a nivel mundial, superando incluso al estadounidense Nasdaq.

Los analistas aseguran que el atractivo para comprar acciones está en un cambio de condiciones que anticipan muchos beneficios y lo aprovechan las empresas que han sobrevivido. Lo cierto es que las grandes empresas han proporcionado a sus accionistas dividendos récord.

En 2014, las compañías destinaron a la retribución de sus accionistas  43.500 millones de euros,un  89,3% más que en el mismo periodo del 2013. Si se excluye el dividendo extraordinario de Endesa, el aumento es del 26%, aunque sigue siendo un récord histórico.

Los pronósticos

Las cifras del pasado año confirman los pronósticos de los analistas. Las encuestas adelantaron la tendencia que se ha dejado notar: las empresas han acumulado reservas de tesorería muy importantes y las grandes multinacionales, sobre todo las de EE UU, que han estado ganando más con sus ventas en el extranjero, han encabezado la tendencia.

De América llegaron inversores que han ampliado lo que era una lista reducida de empresarios latinoamericanos que apostaban por España, con el multimillonario Carlos Slim, aliado de La Caixa y accionista principal de FCC, a la cabeza. El pasado año, el financiero venezolano Juan Carlos Escotet (Banesco) reforzó posiciones en España con la compra de Novagalicia. Se sumó al grupo de inversores con posibles que han visto en un país castigado por la crisis un lugar lleno de oportunidades.

Junto a Escotet aparecieron otros dos inversores destacados: el colombiano Jaime Gilinsky (GNB Sudameris) y el mexicano David Martínez (Fintech, grupo Cablevisión) han invertido 425 millones para hacerse con el 10% de Banco Sabadell.

Endesa y FCC

Entre todas las operaciones registradas en el año, algunas complejas y largas (Deoleo, Codere, E.ON), destacan dos. Son las del grupo italiano Enel en Endesa y la que ha llevado al mexicano Slim a desplazar a Esther Koplowitz como accionista principal del grupo de infraestructuras y servicios FCC.

La entrada de Slim en FCC resume cómo ha afectado  a la gran empresa la mezcla de crisis, excesivo endeudamiento y gestión mejorable. En el caso de FCC, Slim ha conseguido más del 25% de las acciones del grupo tras llegar a un acuerdo con Koplowitz para invertir 650 millones que salvarán la delicada situación financiera de la empresaria (debe 1.100 millones a BBVA y Bankia) y permitirá a FCC ampliar capital.

Endesa también es un buen resumen sobre la situación del tejido empresarial tras las privatizaciones que impulsó el PP y la crisis que ha devastado muchas sociedades. En el caso de la eléctrica Endesa, el propietario de la compañía, el grupo italiano Enel, ha decidido vaciar la caja y asumir lo más interesante del negocio (los activos latinoamericanos de la elécrtrica) para abrir una nueva etapa.

Potencial de crecimiento

Enel, al fin, se ha quedado con la parte del negocio con más potencial de crecimiento de Endesa —América Latina, 16.240 MW, el 41% de la compañía—, ha ingresado el 92% de los dividendos repartidos (más de 14.000 millones) y deja a Endesa como un pequeño jugador limitado al mercado ibérico, con un corto potencial de negocio. Todo ante la pasividad del Gobierno, que no logró evitar la operación.

La crisis que ha golpeado a la economía en general y al tejido empresarial ha sido también el campoa abonado para la especulación más salvaje y la acción de los fondos de inversión. Desde 2009, los fondos especulativos internacionales han cerrado 116 operaciones de adquisición en España por importe de 24.317 millones de euros, según los datos de operaciones recabados por infoLibre con datos de la CNMV y publicados por la prensa nacional e internacional con operaciones cerradas (ver documento).

Esther Koplowitz cierra el acuerdo que convierte a Carlos Slim en socio de referencia de FCC

Esther Koplowitz cierra el acuerdo que convierte a Carlos Slim en socio de referencia de FCC

Más sobre este tema
stats