LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

ELECCIONES GENERALES

Fomento entra en campaña: en un mes multiplica por 24 la licitación de carreteras en cuatro años

La ministra de Fomento anunció el pasado 22 de septiembre que el Gobierno va a licitar 970 millones de euros en obras de carreteras antes de que termine este año. Dicho y hecho. Desde el pasado 10 de septiembre y a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), ya ha sacado a concurso obras de construcción y conservación de carreteras por importe de 458,36 millones de euros. La proximidad de las elecciones generales ha abierto un grifo que permaneció cerrado a cal y canto durante toda la legislatura: desde 2012 y hasta el pasado mes de septiembre, Seittsa sólo licitó 18,75 millones de euros en obras y todas ellas, cuatro, eran ferroviarias. Ni el BOE ni la plataforma de contratación del Estado registran en cuatro años ni un solo concurso de carreteras convocado por esta sociedad pública. Desde el 10 de septiembre, en cambio, han publicado nada menos que 173: tres de construcción de nuevas vías y 170 de conservación y reparación.

Según consta en su último informe de gobierno corporativo, Seittsa no abrió ningún proceso de licitación nuevo ni en 2012 ni en 2013. Y en 2014 sólo sacó a concurso cuatro obras, pero todas son infraestructuras ferroviarias. No suman más de 15,92 millones de euros. La parte del león de este tipo de proyectos la ejecuta Adif: 2.177 millones de euros en 2014 y 869,13 millones en 2015, tal y como recoge Seopan, la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de infraestructuras, en su informe sobre licitación pública de agosto.

Por lo que se refiere a las carreteras, la inversión pública de todas las administraciones en 2014 alcanzó los 7,4 millones de euros, según el estudio de Seopan, que tiene en cuenta únicamente los contratos con importes superiores a los seis millones. En 2013 no se licitó ni un euro para construir o reparar carreteras. Y en 2012 salieron a concurso sólo 430 millones en obras. Unas cifras que palidecen frente a los 8.412,3 millones de 2007 o los 6.218,4 millones de 2010. La austeridad impuesta a las cuentas del Estado para reducir el déficit público mató la licitación pública.

Claro que Seitssa no es la única entidad adjudicadora de obras en carreteras de Fomento. La Dirección General de Carreteras licitó 582,48 millones de euros hasta el pasado agosto, de acuerdo con las cuentas de Seopan; en cualquier caso, un 25,3% menos que el año anterior.

Sólo tres proyectos para nuevas carreteras

Los únicos tres proyectos de Seittsa para construir carreteras nuevas suman 168,35 millones. La obra de mayor presupuesto es la circunvalación sur de Albacete, 10 kilómetros de la Autovía A-32, que costarán 95,53 millones. La construcción del tramo Las Gabias-Alhendín de la variante exterior de Granada, en la A-44 supondrá un gasto de 59,23 millones de euros. Y la conexión de la A-3 con la V-30 en Valencia está presupuestado en 13,59 millones más. El resto de las licitaciones, 290 millones de euros, se destinarán a obras de mucha menor entidad: desde construcción de glorietas hasta rehabilitación del firme, repintado de marcas viales o mejora de los sistemas de contención para motoristas.

En el mismo Consejo de Ministros que aprobó los Presupuestos del Estado para 2016, el pasado 31 de julio, el Gobierno también dio luz verde a dos convenios con Seittsa: 358 millones de euros para carreteras y 417,9 millones para infraestructuras ferroviarias. De ambos compromisos saldrá el dinero para el frenesí de obras del final de la legislatura. Además de las partidas que libera Hacienda, Seittsa recibe financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la UE.

El frustrado 'banco malo' de las autopistas en quiebra

Seittsa fue creada en 2005, cuando Magdalena Álvarez era ministra de Fomento. La preside el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño González, puesto que el Estado posee el 100% de su capital. Se trata de un “ente instrumental” del ministerio cuyos dos únicos clientes son Fomento –las direcciones generales de Carreteras y de Ferrocarriles– y Adif.

Al tiempo que sesteaba sin concursos, Seittsa estaba destinada a convertirse en el banco malo de las autopistas de peaje en quiebra. Son una decena, gestionadas por Sacyr, Abertis, Ferrovial, OHL y ACS, entre otras grandes constructoras, cuya deuda con la banca suma 4.600 millones de euros. Sin embargo, la sentencia de un juzgado de lo Mercantil de Madrid tumbó el plan de rescate de Ana Pastor el pasado mes de febrero. El juez rechazó la propuesta de Fomento, que incluía quitas de entre el 50% y el 100% de la deuda. Ese porcentaje consideró la sentencia que alcanzaban en la práctica los recortes de deuda planteados por el ministerio en su propuesta de convenio. Y la Ley Concursal prohíbe quitas del 100%. Desde entonces, el único movimiento de Fomento ha sido recurrir la sentencia en la Audiencia Provincial de Madrid, que aún no se ha pronunciado.

Más sobre este tema
stats