Los abusos de la banca

La investigación por manipular el cambio de divisas llega a siete países y a 15 grandes bancos

Los expertos del BCE empeora las perspectivas de crecimiento y paro de la eurozona

El mercado spot (al contado) de divisas mueve cada día 3,5 billones de euros. spot Funciona a un ritmo vertiginoso y con reglas que sólo conocen un selecto grupo de operadores de las grandes entidades. En ese contexto, la tentación de forzar la máquina para obtener más beneficios es grande. Tan grande que la investigación sobre la presunta manipulación del sistema de fijación de tipos de cambio (WM/Reuters) afecta ya a 15 grandes grupos bancarios. La investigación la llevan a cabo organismos supervisores de siete países, según informó el diario Financial Times.

Las maniobras con divisas no son las únicas que han puesto en cuestión el comportamiento de los grandes bancos. Los índices Euríbor, Líbor, así como el índice Platts (hidrocarburos) están bajo sospecha por haber sido supuestamente utilizados por los bancos para ganar más dinero en menos tiempo.

En el caso de las divisas, la punta de lanza de la investigación corre a cargo de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) de Reino Unido, aunque participan también los supervisores de Suiza, EEUU y Hong Kong. En total, serían siete organismos supervisores los implicados en las pesquisas.

Bancos grandes

Las entidades investigadas, según el diario económico británico, son algunas de las más grandes del mundo: Barclays, Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JPMorgan, Morgan Stanley, Royal Bank of Scotland, Standard Chartered y UBS.

La acción investigadora se centra en las operaciones de cambio euro-dólar, las más líquidas. En sí misma, esa acción cuestiona la tesis que más han utilizado los bancos para negar la sospechas de manipulación: que el mercado internacional de divisas resulta imposible de manipular debido a su inmenso tamaño. 

Lo del tamaño es cierto (3,5 billones de euros diarios es mucho dinero), pero las posibilidades de manipular existen. En el mercado de divisas,  los tipos de cambio se siguen minuto a minuto y se cierran cada hora o cada media hora. Es algo que propicia la picaresca de los más hábiles.

Los operadores conocen, con antelación las órdenes de clientes importantes y las órdenes de las entidades para las que trabajan. La tentación de "cuadrar" posiciones para maximizar beneficios y/o evitar pérdidas a la entidad que les paga es alta.

Un minuto cada media hora

La mecánica de las operaciones facilita las cosas. La tasa de cambio de las principales monedas se fija con los precios que se cruzan durante un minuto cada media hora. Si los operadores concentran las órdenes en esos 60 segundos cruciales pueden mover a su gusto la tasa de cambio.

"El mercado de divisas es como el salvaje Oeste".James McGeehan fundador de  FX Transparency LLC y que trabajó 12 años en el mercado de divisas, develó el caso a Bloomberg con una frase: "El mercado de divisas es como el salvaje Oeste".  Cuestión de quién desenfunda primero.

Unas pocas cifras dan idea de la dimensión que puede haber alcanzado el presunto fraude. Cualquier pequeña variación en los tipos se traduce en beneficios o pérdidas significativas. Un ejemplo: una variación del 0,02%, con una operación de 1.000 millones de euros puede traducirse, en un beneficio de 200.000 francos suizos.

La manipulación de índices en los mercados empieza a pasar factura a la banca

La manipulación de índices en los mercados empieza a pasar factura a la banca

Más sobre este tema
stats