LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Los Gobiernos, el Congreso, la élite de los partidos y hasta el Ejército sirven de cantera al negocio del lobby

Expertas lamentan que la nueva directiva europea de violencia machista no hable de vientres de alquiler

La ministra de Igualdad, Irene Montero.

La Fundación CERMI Mujeres (FCM) ha celebrado que se hable de violencia institucional en la Estrategia Estatal para combatir las violencias machistas 2022-2025 y se ha felicitado por el "gran avance" que supone la nueva Directiva europea sobre la lucha contra la violencia contra las mujeres y violencia doméstica, aunque lamenta que no aborde viejas formas de violencia, como la prostitución, o nuevas formas, como la gestación subrogada, según informa Europa Press.

Así se ha puesto de manifiesto durante la celebración del Aula de Derechos Humanos y en el XXI Conversatorio organizado por la Fundación Cermi Mujeres. El aula de derechos humanos de la Fundación CERMI Mujeres es una iniciativa que tiene como objeto empoderar de forma efectiva a las mujeres con discapacidad en sus derechos y libertades fundamentales, promoviendo su pleno desarrollo, adelanto y potenciación y contribuyendo a reducir los obstáculos a los que se enfrentan cada día como parte de la discriminación múltiple que sufren.

La asesora del Ministerio de Igualdad, Bárbara Tardón Recio quien ha hecho una breve introducción en la que ha explicado el difícil proceso que hay detrás a la hora de tomar la decisión de elaborar una política rectora como esta que, por primera vez tiene un marco específico.

"Ha sido costoso aprobar esta estrategia. Hemos tenido que negociar las 267 medidas con tres administraciones públicas" ha confesado Tardón recalcando que ha sido complejo la puesta en común de esta estrategia estatal, ya que "la división política va mucho más allá de este ministerio".

En la jornada, Tardón, ha celebrado también que "por fin se hable de violencia institucional, y un listado de medidas para acompañar a las víctimas a lo largo de todo su proceso de recuperación y principalmente para prevenir y combatir ese continuo de violencias que de manera estructural e históricamente se ha ejercido sobre las mujeres".

En cuanto a la directiva europea, las ponentes del Conversatorio organizada por Cermi Mujeres, han destacado que supone "un paso más allá" en la lucha contra la violencia, contemplando la tipificación de delitos de violencia prácticas como la mutilación genital femenina o el ciberacoso. Además, aborda también temas como el respeto de la privacidad y el apoyo a las mujeres víctimas de abusos.

Las ponentes han coincidido en que uno de los aspectos positivos que presenta esta directiva es "que existe esta directiva, que haya una directiva es ya un avance" porque gracias a ella se ofrece mayor protección a las mujeres contra la violencia en toda la unión europea y porque armoniza cómo se define algunos delitos. Otros aspectos positivos que ofrece la nueva directiva es un mayor apoyo a las víctimas con discapacidad facilitando un número de teléfono accesible.

La Fiscalía cerró el caso contra la gran agencia de vientres de alquiler ucraniana por no tener sede en España

La Fiscalía cerró el caso contra la gran agencia de vientres de alquiler ucraniana por no tener sede en España

En cuanto a las debilidades que presenta la nueva directiva, las ponentes han denunciado que la propuesta no incluye todas las formas de violencia contra las mujeres, por ejemplo, la esterilización forzosa, el aborto forzado, etc. "Sabemos que al menos en 13 países todavía se permite y se realiza esterilizaciones forzosas y sobre todo a mujeres que se encuentran bajo regímenes de tutela", ha indicado Marine Uldr, miembro del grupo de expertos en la Lucha contra la Violencia contra la Mujer y la Violencia Doméstica (Grevio).

En ese sentido, la secretaria general del Lobby Europeo de Mujeres en España, Teresa Nevado, ha señalado que la nueva directiva no recoge antiguas o viejas formas de violencia, como la prostitución, o nuevas formas, como la gestación subrogada.

También se ha puesto de relieve que la nueva directiva no obliga a recopilar datos sobre las víctimas con discapacidad, y tal y como denuncian las expertas "sin datos no se sabe el número y no se puede comprobar si las políticas de prevención funcionan". Asimismo, durante el debate Nevado ha alertado de algunos términos que hacen alusión al sexo y al género que no están bien definidos y pueden llevar a confusión.

Más sobre este tema
stats