FootballLeaks

Demanda por violación: así regatea Ronaldo a la Justicia

El futbolista Cristiano Ronaldo, en una imagen de archivo.

R. Buschmann | A. Meyhoff | N. Naber | G. Pfeil | A. Windmann | C. Winterbach | M. Wulzinger (Der Spiegel)

Cristiano Ronaldo es omnipresente. Juega con la Juventus en Empoli, en Milán o en Amsterdam, se va de vacaciones a Dubai, viaja a Madrid o a Lisboa para reuniones de negocios. Todo el mundo puede ver la fascinante vida del futbolista profesional. Su cuenta de Instagram está llena de fotos y vídeos privados.

Se le ve jugando al fútbol con niños. Se le ve conduciendo un Rolls-Royce. Suena la música y Cristiano canta una canción mientras su novia, Georgina Rodríguez, suspira en el asiento del copiloto. El hijo de Ronaldo, que al parecer también es un jugador con talento, va sentado atrás. Parecen una familia feliz. Que todo el mundo pueda verlo.

Pero cuando Ronaldo no quiere, nadie puede acercarse a él: el chalé donde vive en Turín se levanta sobre una colina, cerca del río Po, como una fortaleza. Desde su azotea, Ronaldo puede ver los Alpes. El camino que conduce a su propiedad está, por supuesto, bloqueado por una puerta. El abogado Leslie Mark Stovall, de Las Vegas, lleva casi siete meses intentando colarse en ese mundo inmaculado. Y es que Stovall tiene un correo importante para Ronaldo.

El abogado representa a la estadounidense Kathryn Mayorga, de 35 años, que afirma haber sido violada por el futbolista en una habitación de hotel de Las Vegas en junio de 2009. Ronaldo niega las acusaciones. En 2010, los dos llegaron a un acuerdo extrajudicial, pero ahora Mayorga quiere anular ese pacto y que el caso sea juzgado finalmente en los tribunales.

Stovall ha presentado una demanda civil impugnando dicho supuesto acuerdo, que fue admitida a trámite por un tribunal estadounidense en Nevada el pasado mes de septiembre. Desde entonces, se esfuerza por hacer llegar el escrito de la demanda a Ronaldo, tal y como está estipulado. Sin éxito. Y por eso se retrasa el procedimiento.

Es un teatro absurdo. Stovall quería trasladar la demanda a Ronaldo a través de sus abogados en Las Vegas, el método habitual en estos casos, pero los letrados del futbolista le respondieron que no estaban autorizados para recibir el documento.

Uno de los abogados respondió que Ronaldo esperaba que la demanda fuera tramitada de acuerdo con el Derecho internacional. Es decir, que se hiciera a través de un tribunal de Italia, según establecen las directrices del Convenio de La Haya sobre Notificación o Traslado en el Extranjero de Documentos. Stovall contrató al proveedor de servicios estadounidense Legal Process Service (LPS), que a su vez intentó encontrar una empresa italiana que averiguase la dirección exacta de Ronaldo en Turín, necesaria para la notificación por parte del tribunal. Y que, al mismo tiempo, también debería intentar entregar la demanda personalmente a Ronaldo. Una primera compañía contactada por LPS rechazó el encargo, con el argumento de que Ronaldo está protegido por guardias de seguridad privados. Una segunda empresa exigió 1.500 euros por el trabajo, pero tuvo dificultades para encontrar la dirección de Ronaldo. "Los jugadores de la Juventus son como reyes", le comunicó LPS a Stovall. Aunque el barrio en el que vive Ronaldo es conocido, al intentar conocer la dirección exacta a través de la Administración local surgían “muchas dificultades”. Y las inscripciones en el Registro de la Propiedad en esa zona son inexistentes o están censuradas. Los empleados de la empresa de reparto también intentaron contactar con Ronaldo en su club, pero la Juventus sólo se ofreció a reenviar los documentos.

Y así pasaron los meses. Y, con ellos, el tiempo para entregar la demanda a Ronaldo en un plazo de 120 días. Así que, a finales de enero, Stovall presentó la demanda civil de Mayorga ante un tribunal federal en Nevada. Un mes más tarde, el abogado solicitó que la notificación a Ronaldo se pudiera realizar a través de un anuncio en un periódico, por correo postal o por correo electrónico. El tribunal lo rechazó a principios de abril, pero al mismo tiempo ordenó que el plazo de notificación se prorrogara en 180 días.

Poco antes, el proveedor de servicios de Stoval había averiguado al fin la dirección de Ronaldo. Así que ya se ha iniciado el traslado de documentos a través de un tribunal italiano, de conformidad con el Convenio de La Haya. Pero este trámite puede prolongarse aún durante varios meses.

¿Quieren ganar tiempo sus abogados?

Ronaldo sigue viviendo mientras tanto en la glamourosa burbuja futbolística de Turín, como si ahí fuera no le esperara ningún problema. El martes la Juve no logró pasar a la semifinal de la Liga de Campeones, pero su club lidera de forma incontestable la clasificación en la Liga italiana. Le gusta comer fuera con Georgina y, en ocasiones, pedir alguna botella de vino de varios miles de euros.

¿Por qué no aceptaron sus abogados a la primera el escrito de demanda para acortar el procedimiento? Ronaldo declara su inocencia, ¿no debería entonces ser el primer interesado en aclarar rápidamente las acusaciones? ¿Quieren ganar tiempo sus abogados?

No hay duda de que la demanda de Mayorga llegará finalmente a Ronaldo. En Estados Unidos también existe en el Derecho procesal civil un plazo legal para poder presentar una demanda. Cuando los acusados intentar evitar recibir una notificación, lo que buscan en muchas ocasiones es que se desestime la denuncia por no presentarse en el plazo establecido.

Sin embargo, este juego del gato y el ratón no se puede estirar hasta el infinito. Si el demandante puede probar que, a pesar de sus esfuerzos, no ha logrado notificar la demanda según establece la norma, el tribunal ampliará las opciones. Y en ese caso puede incluso aceptar la notificación del escrito por correo electrónico. "Si no consigo entregar la demanda en los próximos seis meses, le explicaré el motivo al tribunal y renovaré mi solicitud para poder enviar los documentos a Ronaldo de otra forma”.

Es como una muela infectada. No puedes mantenerte alejado del dentista para siempre.

El pasado otoño, el caso Mayorga aún se trataba en los medios de comunicación. El propio Ronaldo, que jugó en el Real Madrid hasta el verano de 2018, informó de que había tenido que dar explicaciones a sus compañeros de equipo y a su familia. Pero ahora reina el silencio. Los aficionados de la Juventus están encantados de tener a Ronaldo, esa máquina portuguesa de hacer goles, la superestrella mundial que aporta su talento futbolístico a la Juventus.

La investigación policial

Mientras tanto, las autoridades estadounidenses continúan las investigaciones policiales contra el futbolista. Hace unos meses, representantes del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD por sus siglas en inglés) contactaron con un joven, un compatriota de Ronaldo, que podría desempeñar un papel central en la causa.

Se trata de Rui Pinto, de 30 años, un alertador que se encuentra detrás de la plataforma Football Leaks. En los últimos años, entregó al semanario alemán Der Spiegel más de 70 millones de documentos sobre el corazón de la industria del fútbol, incluyendo entre ellos muchos relacionados con los cargos de violación contra Cristiano Ronaldo.

Después de que Kathryn Mayorga hablara públicamente por primera vez sobre sus acusaciones contra el futbolista, el pasado mes de septiembre en el Spiegel, miembros de la Policía Metropolitana de Las Vegas se pusieron en contacto con Pinto por correo electrónico. Estaban interesados tanto en sus datos como en el origen de los documentos, los llamados metadatos. Pinto, que en ese momento todavía actuaba como una persona anónima bajo el seudónimo de John, cooperó con la Policía. Les envió numerosos documentos.

Pinto fue detenido en Budapest a mediados de enero y desde entonces ha sido extraditado a su Portugal natal. Está detenido en Lisboa en prisión preventiva. La Justicia portuguesa lo acusa, entre otros presuntos delitos, de “extorsión en grado de tentativa y violación del secreto de comunicaciones”. Pinto niega todas las acusaciones.

Autoridades de varios países están tratando de inspeccionar los documentos de Football Leaks en relación con diversos presuntos delitos. Algunas ya han interrogado a Pinto en las últimas semanas. Las autoridades estadounidenses también quieren hablar con él lo antes posible, al parecer quieren incluso visitarlo en la prisión de Lisboa. Es muy posible que el denunciante que puso en marcha el caso Mayorga con sus documentos se convierta finalmente en un testigo importante. Pinto es un aficionado al fútbol y Ronaldo es su jugador favorito. Pero eso, proclama, no le impedirá colaborar con las autoridades en sus investigaciones, si le reclaman esa ayuda.

Kathryn Mayorga, la mujer que demandó a Cristiano Ronaldo, ya no habla públicamente sobre un caso que está agotando sus fuerzas. Y su abogado, Stovall, responde de forma telegráfica a la pregunta de cómo le va a Mayorga: "Me pidió que no comentara nada sobre su estado de salud".

El Gobierno estudia prohibir los permisos penitenciarios y el tercer grado a los violadores hasta que cumplan la mitad de la pena

El Gobierno estudia prohibir los permisos penitenciarios y el tercer grado a los violadores hasta que cumplan la mitad de la pena

Más sobre este tema
stats