Bolivia

Evo Morales volverá a Bolivia el 11 de noviembre

El expresidente de Bolivia, Evo Morales

infoLibre

El expresidente boliviano Evo Morales ha anunciado que volverá a Bolivia el 11 de noviembre, coincidiendo con el primer aniversario de su salida del país tras el golpre de Estado, si bien ha aclarado que no tiene intención de formar parte del futuro Gobierno y que se limitará a promover los movimientos sociales y "cuidar los principios ideológicos" del partido, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Morales abandonó Bolivia el 11 de noviembre de 2019. Para el exmandatario, la amplia victoria de su delfín político, Luis Arce, "es la mejor prueba de que no hubo fraude el año pasado", sino un "golpe de Estado".

Así lo ha asegurado en una entrevista con la edición en español de la BBC, en la que ha atribuido la victoria de Arce a una mezcla del reconocimiento a la labor de los sucesivas administraciones del MAS y al hecho de que la gestión del Gobierno de Jeanine Áñez, actual presidenta interina, "es mala". "Evidentemente hay que reconocer que tantos años de gestión, tanta guerra sucia y mentirosa nos desgastó. Pero el pueblo no se equivocó, hay que continuar con el proceso de cambio", ha dicho Morales, que ahora admite que "tal vez" se equivocó al buscar una nueva reelección tras haber renunciado públicamente a seguir en el poder.

Morales, no obstante, ha insistido en que ahora no prevé volver a ocupar un cargo público –"no lo tengo en mis planes"– y prevé llevar una vida más discreta. "A Lucho Arce yo le dije que no voy a ser parte (del Gobierno), que no me tomen en cuenta. No me corresponde", ha argumentado. El exmandatario sí está dispuesto a "compartir experiencias" y a "cuidar a Lucho", pero ha aclarado que ni va a sugerir ningún ministro a Arce, en quien tiene "mucha confianza". En este sentido, ha dicho que no tener "preocupación" de un posible giro de su antiguo ministro.

Juicio de responsabilidad a Áñez

La Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia ha aprobado este jueves el informe de la comisión especial que investigó los casos de Sacaba y Senkata, por lo que autoriza iniciar un juicio de responsabilidades contra la presidenta saliente, Jeanine Ánez, así como seis procesos penales más contra ella, once de sus ministros y siete oficiales de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Los cargos contra Áñez incluyen resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes, genocidio, asesinato, asesinato en grado de tentativa, lesiones graves, lesión seguida de muerte, asociación delictuosa, privación de libertad, desaparición forzada de personas, por los hechos ocurridos Sacaba, Cochabamba, y Senkata, El Alto, según informa el diario local El Deber.

La comisión especial del Parlamento de Bolivia recomendaba en su informe final iniciar dos juicios de responsabilidades contra Áñez y miembros de su gabinete por las masacres de manifestantes durante los primeros días de su gestión en 2019.

Dicho informe detallaba que por el caso de los sucesos en Sacaba, en El Alto, donde murieron al menos 36 personas, "se ha determinado juicio de responsabilidades contra Jaenine Áñez por los delitos de genocidio, asesinato, tentativa de asesinato, lesiones graves, lesiones seguidas de muerte y asociación delictiva".

Mientras que, por otra parte, la segunda causa está relacionada con la firma del decreto 4078 el 14 de noviembre de 2019, un día después de que Áñez jurara el cargo, cuando los conflictos y protestas se sucedían a lo largo de todo el país.

En concreto, el artículo 3 de esta medida eximía de responsabilidad a los militares, por lo que se acusa a Áñez de delitos de resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes. Por esta causa, además, se enjuiciará a todos los ministros que firmaron el decreto, once en total.

Con la aprobación del informe, la Asamblea ha dado luz verde a iniciar un juicio ordinario contra los ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa, Luis Fernando López, por los delitos de genocidio y asesinato, entre otros, así como contra el excomandante de la Policía Yuri Calderón y el excomandante del Ejercito Williams Kaliman por los mismos delitos.

Los casos han sido derivados a la Fiscalía General del Estado (FGE), La Procuraduría General del Estado (PGE) y la Contraloría, que seguirán con las investigaciones y abrirán los procesos finalmente.

El rey, acompañado de Iglesias, se reúne con Arce antes de su toma de posesión como presidente de Bolivia

El rey, acompañado de Iglesias, se reúne con Arce antes de su toma de posesión como presidente de Bolivia

Más sobre este tema
stats