PORTADA DE MAÑANA
Ver
Más de 13.500 condenados por violencia de género se sometieron a programas de reeducación en 2023

Egipto

Golpe de estado en Egipto

infoLibre

El jefe Ejército de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha anunciado este miércoles el derrocamiento del hasta ahora presidente, Mohamed Morsi, y la suspensión de la Constitución.

Asimismo, ha indicado que el presidente del Tribunal Constitucional, Adly Mansur, estará al frente de la Presidencia durante el periodo de transición, tras el que se celebrarán elecciones presidenciales y parlamentarias. Durante dicho periodo, el organismo tendrá autoridad para emitir declaraciones constitucionales.

Durante su discurso, Al Sisi ha resaltado que el Ejército comprende las demandas de la población y ha recordado que las Fuerzas Armadas "han intentado fomentar una reconciliación nacional en los últimos meses".

En este sentido, ha destacado que el discurso dado por Mursi en la noche del martes "no satisfizo las demandas de la población". En el mismo, el presidente se negó a dimitir y argumentó que llegó al poder a través de unas elecciones que describió como "libres".El jefe Ejército de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha anunciado este miércoles el derrocamiento del hasta ahora presidente, Mohamed Morsi, y la suspensión de la Constitución.

Mohamed Morsi había subrayado esta tarde su adhesión a la 'hoja de ruta' que propuso hace meses a la oposición, y que fue boicoteada por esta. La proposición contemplaba la creación de un Gobierno de coalición que preparará la celebración de elecciones parlamentarias.

Según Morsi, “contradecir la legitimidad constitucional amenaza la democracia al desviarla de su camino correcto y amenaza la libertad de expresión de la que Egipto disfrutó tras la revolución”. Y ha añadido que la legitimidad es la única garantía que puede asegurar “estabilidad y hacer frente a la violencia, el vandalismo y la ruptura de la legislación”. Por otro lado, ha señalado que todo el mundo debe ser consciente de que la población egipcia se está manifestando, y lo han hecho “cientos de miles de personas de ambos bandos”.

Pero el gesto del Gobierno islamista no ha contentado al Ejército, que ha ocupado el edificio de la televisión estatal, en el distrito de Maspero, y ha desplegado sus vehículos acorazados por otros puntos de El Cairo, incluidos los alrededores de las embajadas y de la Plaza Tahrir, según han informado el corresponsal de la NBC y la agencia Reuters.

Reacción de Morsi

El hasta ahora presidente de Egipto, Mohamed Morsi, ha rechazado en la noche del miércoles su derrocamiento y ha subrayado que la decisión de las Fuerzas Armadas es igualmente rechazada "por todos los hombres libres del país".

Asimismo, ha solicitado a la población civil y a los miembros del Ejército que "se ciñan a la ley y a la Constitución y que no acepten el golpe de Estado", que, a su juicio, "lleva a Egipto hacia atrás".

En este sentido, ha pedido a sus seguidores que "se adhieran a la vía pacífica" y que "eviten derramar la sangre de los compañeros egipcios".

Al menos cuatro personas han fallecido y otras trece han resultado heridas en la noche del miércoles en la localidad de Marsa Matruh (noroeste) en el marco de un enfrentamiento entre seguidores y opositores del hasta ahora presidente. En base a las primeras informaciones, recogidas por el diario egipcio Al Ahram, un grupo de seguidores de Morsi ha atacado la sede de la Gobernación tras el comunicado del jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, en el que ha anunciado la suspensión de la Constitución y ha puesto al frente de la Presidencia al Tribunal Constitucional.

Estos enfrentamientos se unen a los registrados en la localidad de Alejandría, que por el momento se han saldado sin víctimas. "Estamos haciendo frente a la situación (...) Hemos pedido refuerzos en la zona", ha dicho el alto cargo de la Policía local Sherif Abdelhamid. Testigos han indicado que en los enfrentamientos se han utilizado piedras y armas de fuego. Mientras, cientos de miles de personas se encuentran concentradas a última hora del miércoles en la plaza de Tahrir, foco de las manifestaciones contra el hasta hoy presidente, celebrando el anuncio del Ejército.

Llamada de EEUU

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, llamó ayer por teléfono al jefe del Ejército egipcio, general Abdelfatá al Sisi, y ambos también hablaron la semana pasada, ha informado este miércoles el Pentágono, que no ha querido dar más detalles de la conversación.

Preguntado por qué el Pentágono no había revelado antes las llamadas, el portavoz, George Little, se ha limitado a responder: "Creo que podéis entender la sensibilidad de esta situación y ese es en esencia el resultado final". "Tomamos la decisión de reconocer la llamada y ese es en el punto en el que estamos", ha agregado.

Más sobre este tema
stats