Comisión Europea

Juncker defiende que Barroso puede reunirse con comisarios y dice que no es un "gánster"

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

infoLibre

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha defendido este miércoles el derecho de su predecesor, José Manuel Barroso, a reunirse con comisarios europeos en nombre de Goldman Sachs, al tiempo que ha defendido que el portugués cuenta con "méritos en Europa" y "no es un gánster", informa Europa Press.

"Todavía es mi amigo porque tiene méritos en Europa, no es un gánster. Nunca dijimos que José Manuel no podía tener reuniones con comisarios o que los comisarios no tenían permitido reunirse con un expresidente de la Comisión", ha expresado el luxemburgués en una rueda de prensa.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha sido preguntado por el hecho de que Barroso se reuniera en octubre del año pasado con el vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Inversión, Jyrki Katainen, según confirmó el finlandés en una carta enviada a la organización Corporate Europe Observatory (CEO).

Juncker ha señalado este miércoles que este encuentro respetó "totalmente" las normas que el Ejecutivo comunitario ha adoptado. "Le incluimos en la lista de lobistas, el encuentro entre Katanien y Barroso se hizo público, está en total conformidad con las normas", ha explicado.

"Si no se hubiera hecho público podría entender la pregunta. No critiquen a la Comisión por haber hecho pública una reunión, porque esto es la petición que nos imponemos a nosotros mismos", ha pedido.

La incorporación de Barroso a Goldman Sachs en verano de 2016 levantó mucha polémica e incluso provocó la apertura de una investigación interna por parte de la Comisión Europea. Sin embargo, Bruselas concluyó que Barroso no vulneró las reglas éticas de la UE al aceptar el puesto de director no ejecutivo y asesor del banco de inversiones.

El fulgurante ascenso del ex jefe de campaña de Juncker vuelve a poner al Europarlamento en el disparadero

El fulgurante ascenso del ex jefe de campaña de Juncker vuelve a poner al Europarlamento en el disparadero

Más sobre este tema
stats