LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
"Es duro decir a una madre que su bebé ha muerto": la emergencia migratoria dura ya 30 años en Canarias

REINO UNIDO

La Operación Puente de Londres, así es el protocolo por el fallecimiento de Isabel II

Coronación de Isabel II en junio de 1953.

infoLibre

"El puente de Londres ha caído". Con estas palabras se ha activado el estricto protocolo fijado por el Gobierno de Reino Unido por el fallecimiento de la reina, Isabel II, una Operación Puente de Londres que arranca en el mismo instante del fallecimiento y concluirá diez días después con el funeral de Estado, según informa Europa Press. El fallecimiento de la reina convierte automáticamente a su primogénito y heredero, el príncipe Carlos, en rey.

El secretario privado de la reina ha informado en primer lugar a la primera ministra, Liz Truss, así como a otras altas autoridades. A continuación, el texto prevé la notificación oficial por parte de la Casa Real al conjunto de la población, según los detalles publicados el año pasado por el portal Politico.

La noticia corre entre las distintas instituciones y el Gobierno prevé que todas las banderas ondeen a media asta en un plazo de unos diez minutos. La página web de la Casa Real se teñirá de luto, así como las redes sociales, tal como consta en un documento plenamente actualizado a los tiempos actuales. La primera ministra será la primera del Gobierno en hablar y en cuestión de horas se reuniría con el nuevo monarca, que se dirigirá a la nación ya como rey de pleno derecho, aunque no se haya producido la entronización formal.

El funeral de Estado no se prevé hasta el décimo día tras la muerte, en la abadía de Westminster, y el protocolo establece que el féretro volverá en el 'día 2' al Palacio de Buckingham, símbolo de la monarquía para Reino Unido y toda la Commonwealth.

Adiós a Isabel II tras siete décadas de reinado: Carlos III accede al trono

Muere Isabel II a los 96 años y tras más de siete décadas de reinado

El plan del Gobierno establece con este fin diferentes hipótesis, en función del fallecimiento de la monarca. Así, el protocolo indica que si el fallecimiento es en la residencia de Balmoral (Escocia) se conoce como Operación Unicornio y plantea como medio preferente de transporte para el féretro el tren.

En el quinto día tras la muerte, habrá una procesión desde Buckingham hasta Westminster, donde se celebrará a su vez una misa. Se abrirá durante tres días y de forma prácticamente ininterrumpida -23 horas al día- una capilla ardiente en el Palacio de Westminster, para lo que los ciudadanos puedan dar su último adiós a Isabel II.

Tras el funeral, el cuerpo será enterrado en una tumba de la cripta real de la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Allí reposan los restos de su difunto marido, el príncipe Felipe, que falleció en abril de 2021.

Más sobre este tema
stats