Colombia

Una sesión sobre las víctimas del conflicto con las FARC desata una bronca en el Congreso de Colombia

Discusión en el Parlamento colombiano.

infoLibre

Los congresistas colombianos se enzarzaron este domingo en un nuevo enfrentamiento dialéctico que acabó con la salida de los representantes del partido político del expresidente Álvaro Uribe, el Centro Democrático, durante la sesión especial celebrada para escuchar a las víctimas del conflicto armado.

La sesión conjunta de la Cámara de Representantes y el Senado arrancó ya a medio gas debido a la escasa afluencia. Solo 81 legisladores, de los 268 que suman las dos sedes legislativas, acudieron a la cita con las 50 víctimas que tomaron la palabra, de acuerdo con cálculos de Caracol Radio.

Sin embargo, los escaños vacíos no sirvieron para rebajar la tensión política. El detonante fue la intervención de Gloria Gaitán, hija del líder liberal asesinado Jorge Eliécer Gaitán, que acusó a Uribe de sepultarla con un sinfín de procesos legales tras destituirla como directora del Instituto Colombiano de la Participación Jorge Eliécer Gaitán, Colparticipar.

Uribe reclamó al presidente de la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, que le diera la réplica, pero éste se negó hasta escuchar a las 43 víctimas que tenían previsto intervenir. "El presidente Uribe es víctima, las FARC le mataron a su papá", recordó la congresista María Fernanda Cabal. "¡Quiero escuchar a una víctima, que es Uribe! ¿Por qué no lo puedo escuchar?", cuestionó.

En señal de protesta, el grupo parlamentario de Centro Democrático, encabezado por el exmandatario, abandonó el Congreso para instalarse a sus puertas y desde allí lanzar su mensaje. "No puede ser que esto se parezca a Venezuela", lamentó Uribe. "Yo oigo allá adentro a todos los que me critican, me insultan, y el único derecho que pido es el derecho a que me dejen contestar, el derecho a la defensa", exigió.

El jefe del Centro Democrático acusó a su sucesor en el cargo, Juan Manuel Santos, de "ilusionar a todas las víctimas" con compensaciones cuando "no hay con qué pagarles". "En cambio, los de las FARC tienen todo el favorecimiento", criticó. "Es una paradoja que en este país estén más favorecidos los asesinos que las víctimas", denunció.

Uribe es uno de los principales críticos del proceso de paz entre el Gobierno y las FARC. El exdirigente logró que las partes renegociaran el acuerdo alcanzado en La Habana tras cuatro años de conversaciones pero no consiguió los cambios que esperaba en los dos temas principales: justicia transicional y participación política.

La guerrilla colombiana de las FARC se convierte en partido político: "Queremos ser gobierno"

La guerrilla colombiana de las FARC se convierte en partido político: "Queremos ser gobierno"

Más sobre este tema
stats