MEDIOS DE COMUNICACIÓN PÚBLICOS

La agencia Efe lleva dos años sin el órgano que defiende a sus redactores frente a las presiones profesionales

El presidente de la agencia EFE, José Antonio Vera.

La agencia Efe lleva dos años sin Consejo de Redacción, el órgano que ampara a sus periodistas ante posibles presiones externas o de la propia dirección. El primero se constituyó en 2005 y el último quedó disuelto en 2014. Desde entonces, la renovación del consejo permanece bloqueada por un asunto en apariencia menor: la disputa entre los responsables de la agencia y los representantes de los periodistas por la inclusión en el censo de votantes de los 12 trabajadores de EfeagroEfeagro, el servicio de información agroalimentaria de Efe.

La plantilla de la agencia pública –pertenece a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI)– la componen unos 800 empleados, que deben elegir a los cinco miembros del consejo cada dos años. Cuando tocó votar para renovar el órgano en 2014, la agencia excluyó a los trabajadores de Efeagro del censo. Adujo que no es una filial de la agencia desde que, en abril de ese año, EFE dejó de poseer el 51% de sus acciones. Entonces el BBVA, que tenía el 49% restante, vendió su participación a una sociedad, Factoría Vertical 28, que también se hizo con un 1% de las acciones en manos de la agencia. Ahora es una “sociedad participada”, una sociedad anónima mercantil “distinta”, e “independiente” con órganos de dirección, consejo de administración, redacción, representación social y equipo de gestión distintos a los de Efe”. Su plantilla no pertenece a Efe, argumenta la dirección, por lo que no se le puede aplicar su Estatuto de RedacciónEstatuto de Redacción. Y ceder su censo para elegir el Consejo de Redacción de la agencia “invadiría las competencias de una empresa ajena”.

La disputa se ha enconado con el tiempo. En el segundo intento de celebrar elecciones al consejo, tres redactores de Efeagro solicitaron participar. Dos días después, en septiembre de 2015, ocho de los trabajadores de Efeagro, incluida su directora, Susana Cuevas, enviaron una carta a la mesa electoral para que excluyera sus nombres del censo para elegir el consejo. “No hemos autorizado, ni solicitado, ni permitido tácitamente y aún menos expresamente su inclusión”, aseguraban. Según fuentes de la plantilla consultadas por infoLibre, la directora llamó uno por uno a su despacho a los redactores de Efeagro para que firmaran en la presencia de un abogado.

Además, el comité intercentros denunció ante la Inspección de Trabajo la negativa de la dirección de Efe a ceder el censo de Efeagro, e incluso el Consejo de Redacción pidió amparo a la Asociación de la Prensa de Madrid Asociación de la Prensa de Madrid(APM). Mientras, la agencia impugnaba las decisiones de la Mesa Electoral y se ha negado a reconocer como tal al Consejo de Redacción que quedó en funciones tras el primer intento de celebrar elecciones en 2014.

La Inspección se declaró incompetente para actuar en un caso que atañe al Estatuto de Redacción y no al convenio colectivo, pero la APM pidió a la agencia que mantuviera al Consejo de Redacción en funciones hasta que se nombre uno nuevo e invitó a ambas partes a recurrir a un arbitraje para resolver el conflicto.

Nuevos negocios e independencia profesional

Sin embargo, nada se ha movido desde entonces. El pasado mes de febrero, el Gobierno respondió por escrito a una pregunta de la diputada de Unidos Podemos Noelia Vera Cruz sobre el asunto. Se limita a recordar los dos intentos de votación, en 2014 y 2015, y a explicar que la parálisis del proceso se debe a “discrepancias sobre el censo electoral”, sin mencionar a Efeagro. “La agencia Efe desea las elecciones para la renovación del Consejo de Redacción, tal y como recoge el Estatuto de Redacción”, concluye el Ejecutivo.

Para los miembros de ese consejo, el comportamiento de la dirección es un intento de excluir a Efeagro del ámbito de aplicación del Estatuto de Redacción, pese a que las informaciones que elaboran sus redactores son difundidas a través de las secciones de nacional y economía como cualquier otra. Y “todas las informaciones transmitidas por los canales de Efe deben atenerse al contenido” del Estatuto, según establece el propio documento.

De hecho, temen que la apertura de la agencia a “nuevos negocios” y la elaboración de “productos bajo demanda” termine “interfiriendo en la independencia e imparcialidad de los periodistas”, en concreto en los de Efeagro, según consta en la memoria del consejo. En sus cuentas de 2015, la sociedad afirma que ha “potenciado” la producción bajo demanda y está “explorando nuevas líneas de negocio, que suponen una nueva fuente de ingresos provenientes de la publicidad y patrocinios”.

Además, alegan que la plantilla de Efeagro participó en la elección de los cinco consejos de redacción anteriores, incluso una de sus redactoras se presentó como candidata. La empresa, en cambio, considera que “ningún antecedente” sobre la participación de Efeagro puede “convertirse en derecho adquirido”. “Si algo se hizo incorrectamente, no tiene por qué perpetuarse”, advertía la dirección en una de sus escritos de impugnación a la mesa electoral.

En torno a 'La Razón'

El caso es que los representantes sindicales de UGT y CCOO en el comité de la agencia desconfían de la política seguida por la dirección respecto a Efeagro desde que el BBVA vendió su participación. Y así lo han manifestado en sus comunicados a la plantilla en estos dos últimos años. CCOO asegura que la actividad de Efeagro la “guía” el director del gabinete de Presidencia de Efe, José Antonio Pérez Fernández, que fue adjunto al director de La Razón hasta 2005. Desde 2012 el presidente de la agencia es José Antonio Vera, director del periódico del grupo Planeta desde 2000 hasta 2005. Pérez Fernández figura como apoderado de Efeagro y fue consejero hasta abril de 2015. También es administrador único de una filial de ésta, Efeagro Producciones Verticales.

Además, Factoría Vertical 28, la sociedad limitada que compró el 50% de Efeagro en abril de 2014, es propiedad de César Lumbreras, columnista de La Razón y director del programa Agropopular de la Cope desde hace casi 30 años, de Luis Muñoz Deive, ex consejero delegado de Cuarzo Producciones –la productora del programa de Ana Rosa Quintana–, y del empresario cárnico catalán Isidro Santacreu Segura. También la redactora jefe de Efeagro, Lilián Aguirre Fernández, trabajó en La Razón, era la jefa de su sección de Televisión.

Un portavoz de EFE explicó a infoLibre que el BBVA había ofrecido en su día a la propia agencia su participación en Efeagro, que en 2012 perdió 170.342 euros y 95.040 euros en 2013. La SEPI rechazó la propuesta, recibida en plena ofensiva de recortes del sector público. César Lumbreras asegura a este periódico que el BBVA le planteó quedarse con sus acciones de Efeagro “allá por 2009”, pero entonces no le interesó. Hasta que cinco años después, en febrero de 2014, creó Factoría Vertical con los dos socios citados, “exclusivamente para comprar” la filial de Efe. De hecho, la sociedad no tiene cifra de negocio ni en 2014 ni en 2015, según la información que ha remitido al Registro Mercantil. Tampoco tiene plantilla. Terminó el primer año con unas pérdidas de 650 euros y de 552 euros el segundo.

Por el contrario, Efeagro ha tenido 47.493 euros de beneficios en 2014, y de 26.785 euros en 2015. El primer ejercicio ya creó una nueva filial al 100%, Efeagro Producción Vertical, que a su vez ha constituida otra, Noticias y Gestión Turística. La primera es una agencia de noticias y de publicidad; la segunda, una agencia de noticias especialmente dirigida al mercado iberoamericano. Efeagro Producciones Verticales posee tres empleados e informa de unos beneficios de 22,44 euros en 2014, tras haber facturado 116.570 euros. Noticias y Gestión Turística carece de personal, puesto que su actividad se limita a “intermediar entre los posibles clientes y las empresas o profesionales que las realicen”, tal y como consta en su memoria. En 2015 ganó 88,42 euros, resultado de facturar sólo 900 euros. infoLibre preguntó a César Lumbreras por la actividad de ambas filiales, pero el periodista aseguró desconocer a qué se dedican. También ignora cualquier aspecto de la administración de Efeagro. “No me gusta la gestión”, respondió, “cada año recibo un informe y eso es todo”.

Comparten administración, personal y gestión comercial

Pese a que la dirección de la agencia sólo reconoce como filial a Efe News, una sociedad creada en Estados Unidos con sede en Miami, en el pliego de condiciones técnicas del concurso por el que Efe  licitó el contrato de seguro para la empresa, ésta reconoce como “asegurados adicionales” a los de la matriz a las “sociedades filiales” siguientes: Efeagro, Efeagro Producción Vertical, Noticias y Gestión Turística, y Fundación del Español Urgente-Fundéu –participada en un % por el BBVA–. EFE también posee un 49,9% de European Pressphoto Agency (EPA), una agencia de fotografía en la que participan 11 agencias de noticias europeas.

Efeagro tiene suscrito un contrato de servicios con la agencia Efe por el que ésta pone a su disposición sus canales de difusión, así como “su estructura gerencial en el área administrativa, jurídica y de gestión de personal, además de su estructura comercial y de mercadotecnia”. También firmó con Efe un acuerdo comercial que permite a Efeagro incluir sus servicios informativos en las ofertas comerciales de la agencia a sus clientes. Aunque una filial es aquella sociedad dependiente de otra dueña de una acción más del 50% de su capital, también se considera en esta categoría a la empresa que carece de autonomía de gestión pese a no ser controlada de forma mayoritaria por la matriz.

El periodista Fernando Garea, propuesto por el Gobierno para presidir la agencia Efe

El periodista Fernando Garea, propuesto por el Gobierno para presidir la agencia Efe

Más sobre este tema
stats